Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Arranca la IX legislatura s La financiación autonómica JUEVES 8 s 5 s 2008 ABC El Gobierno replica a Montilla que el acuerdo de financiación será estatal Había dicho que Cataluña sólo acepta una negociación bilateral s Si se tocan intereses extremeños, Vara advierte que se verá las caras con la Generalitat GABRIEL SANZ MADRID. El Gobierno tiene claro que la reforma de la financiación autonómica será de ámbito estatal nunca bilateral con una comunidad, y caracterizada por la complejidad derivada de la cantidad de intereses cruzados en juego. Así se manifestaron anoche a ABC fuentes del Ejecutivo tras escuchar al presidente de la Generalitat, Josep Montilla, decir en el Parlamento de Cataluña que no aceptará dilaciones, subterfugios ni aplazamientos de una reforma que será bilateral entre el Estado y la Generalitat. Las fuentes consultadas enmarcan esas palabras en un discurso de consumo interno para Cataluña. El Ejecutivo y la dirección Federal del PSOE son conscientes de que están entre la espada y la pared. O hacen caso a Montilla y abren con ello tres guerras una interna en el PSOE, otra con el PP, y una tercera entre autonomías, o siguen lo que dice la ley orgánica reguladora (LOFCA) cualquier modificación debe ser debatida y aprobada por el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y abren un conflicto con el PSC. Al Gobierno se le echa el tiempo encima, porque el Estatuto de autonomía de Cataluña, en vigor a pesar de haber sido recurrido ante el Tribunal Constitucional, establece esa bilateralidad y estipula que la negociación debe cerrarse en agosto para que el nuevo sistema esté operativo en los Presupuestos Generales del Estado 2009. A finales de mes, los consejeros de Economía de las comunidades se verán las caras en una reunión del CPFF para fijar el límite de gasto de las autonomías en 2009, según establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria. El Gobierno está decidido a que se cumpla el calendario, como dijo anteayer el vicepresidente Pedro Solbes. Por eso, ayer las instancias oficiales acogieron con frialdad un artículo de prensa que publicó el ex presidente Felipe González pidiendo retrasar la reforma porque la nueva financiación producirá incrementos de gasto en sectores que lo necesitan de los servicios esenciales transferidos, pero que están desvinculados de los efectos de la desaceleración de la economía y del empleo que necesitamos recuperar Las fuentes consultadas por este periódico señalaron que el presidente del Gobierno se llama José Luis Rodríguez Zapatero en un claro signo de distanciamiento de esa tesis. Quien sí las aprovechó fue el presidente del PP, Mariano Rajoy, deseoso de cambiar el foco informativo sobre la situación en su partido. Rajoy dijo compartir la tesis de González y advirtió de que será responsabilidad de Zapatero abrir un debate sobre gasto en este momento de crisis y menores ingresos del Estado. Además- -recordó- -el modelo vigente se aprobó por unanimidad en 2001 con mecanismos correctores para subsanar el aumento de la población y otras particularidades. Rajoy se refería así a lo que, según fuentes cercanas a la negociación, viene produciéndose en estos tanteos preliminares de la negociación: que cada autonomía quiere que el nuevo sistema se rija por parámetros que le favorece. Por ejemplo, Canarias quiere un coeficiente corrector por insularidad, CastillaLa Mancha y Castilla y León piden que cuente la despoblación, y comunidades como Andalucía, Comunidad Valencia- CATALUÑA Montilla rechaza una negociación que no sea Estado- Cataluña y que el resto de las autonomías la asuman GALICIA Rajoy: tres condiciones Touriño pide el 90 de la recaudación de IRPF, IVA e impuestos especiales para las autonomías EXTREMADURA Si ellos tocan nuestros intereses, nos van a encontrar dice Vara PP Rajoy responsabiliza a Zapatero de lo que pueda ocurrir por cambiar un sistema que funciona bien na, Madrid y Cataluña abogan porque cuente el aumento de población. El presidente del PP fijó tres exigencias de su partido, que van en contra de la bilateralidad exigida por Montilla: que el acuerdo sea unánime en el CPFF, que no se suban impuestos a la gente para dar más recursos a las autonomías y que no se deje al Estado sin recursos porque no podrá garantizar la cohesión Montilla advirtió de que la Generalitat no aceptará otro escenario que el de una negociación bilateral con el Gobierno bajo los parámetros y el calendario marcados por el Estatuto catalán para cerrar el nuevo modelo de financiación autonómica, que ha puesto en pie de guerra al PSOE. El presidente catalán aseguró al líder de CiU que no aceptará dilaciones ni subterfugios en la negociación de la financiación y reclamó a Mas que aproveche esta oportunidad de servir a Cataluña garantizando la unidad catalana en esta materia, después de que Mas y Zapatero pactaran en la pasada legislatura el redactado final del Estatut catalán de espaldas al entonces presidente, Pasqual Maragall, informa Iva Anguera. A la catarata de reacciones producidas ayer hay que unir el anuncio del Gobierno gallego, que va a reclamar que el 90 por ciento de la recaudación de IRPF, IVA e impuestos especiales sea para las autonomías, y, sobre todo, el plante del presidente extremeño, Guillermo Fenández Vara. Este dijo durante la visita a un colegio que si se tocan los intereses extremeños con un cambio en el modelo de financiación, se verá las caras con el Ejecutivo catalán. Si ellos tocan nuestros intereses nos van a encontrar y si ellos quieren, como quieren ahora, cambiar el modelo, nos vamos a ver las caras Carod proclamaría la independencia de forma unilateral I. A. El presidente de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod- Rovira, cree que llegado el momento, y si el Gobierno no autoriza la celebración de un referéndum de autodeterminación, el Parlamento catalán debería proclamar unilateralmente la independencia de Cataluña. Carod- Rovira ha puesto esta tesis por escrito en el libro 2014 que ayer presentó en Barcelona como la hoja de ruta para la consecución de un Estado catalán. En plena batalla por el liderazgo en ERC, Carod volvió a enfundarse en su perfil más independentista con el objetivo de recuperar el favor y el fervor de las bases republicanas. JOB VERMEULEN