Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 CALVO- SOTELO, LA OTAN, EL GOLPE EXTERIOR UNA RAYA EN EL AGUA CANDIDATO E tre febrero y junio; los interiores en junio y julio. El senado NTRE decenas de artículos mortuorios, laudatoamericano aprobó por los dos tercios requeridos el ingrerios, recordatorios, pocos abordan dos procesos, so español aquel mismo verano. Permanecer en lo esenevidentes, en la presidencia de 20 meses de Leopolcial, seguir el hilo conductor, mantener la línea: en el caso do Calvo- Sotelo. El nuevo jefe del Gobierno acababa de suespañol, antigua de cinco siglos, Fernando V de Aragón. ceder a Adolfo Suárez. La situación recibida era difusa. El doble éxito, Otan- convenio USA, se vinculó al ingreEn plena guerra fría, España necesitaba integrarse en las so en la Comunidad Europea. Desde años atrás todo avandemocracias occidentales. Había, no sólo en la izquierda, zaba con desesperante lentitud. Francia, también en fin de extrañas esperanzas. Ejemplo, la ilusión, el sueño, de que règne, sólo quería negociar sobre la negociación. España encabezara a los no alineados: todo el munDe pronto se cerraron seis de los 17 capítulos pendo es bueno, nosotros somos mejores. dientes. Al cabo de los años, la coherencia y la tenaCalvo- Sotelo se fijó tres objetivos: ingreso en cidad saltan a la vista. Lo dice George Clooney en la Comunidad Europea; convenio con Estados Syriana, todo está conectado: Otan, EEUU y CoUnidos; ingreso en la Alianza Atlántica. Empecemunidad Europea fueron las tres patas de la insermos por éste: el nuevo gobierno anunció que abrición de España en las democracias occidentales. ría consultas para saber si contaba con suficienHelsinki establecía la nueva codificación en el orte apoyo parlamentario. Fue la última vez (noden de la guerra fría. viembre 1981) en que UCD votó en bloque: ganó DARÍO La otra gran decisión de Calvo- Sotelo sería repor 186 votos a 146. El responsable de cada paso VALCÁRCEL currir, en 1982, la sentencia del 23- F. El teniente co- -político u organizativo- -fue un ministro de ronel Tejero no era un payaso, sino un criminal, depenAsuntos Exteriores de gran saber, duro de pelar, José Pediente de la minoría más reaccionaria de las fuerzas armadro Pérez- Llorca. das (la encabezaba el general Alfonso Armada) Esa minoVisto a 27 años de distancia, aquel gobierno, tan corto ría fue desautorizada y expulsada por el Rey y por el prode flujo sanguíneo, tuvo un acierto estratégico: el convepio ejército. Calvo- Sotelo rechazó la sentencia, que aducía nio bilateral con Estados Unidos no permitía nuevas próla obediencia debida, en el caso del capitán Muñecas y rrogas. El ingreso en la Alianza, combinado con el pacto otros oficiales amotinados. La obediencia debida no España, resolvería decenas de problemas políticos de apreciarse, leemos en las Ordenanzas de Juan Carlos I, y técnicos que de otro modo el gobierno de Madrid, aliado cuando se incurre en un acto contra la Constitución. La remodesto, hubiera debido negociar con el primer poder pugnante cobardía de entrar a tiros en un parlamento, mundial: objetivos comunes, órganos comunes, fueron cocon las armas confiadas a unos militares por la nación, demo una tabla de salvación para los intereses españoles. bía ser castigada. La política exterior, indisociable de la política, no surEl lunes, al abrir la puerta de los Leones para dar paso ge de la nada- -escribe uno de sus protagonistas- -ni se deal féretro de Leopoldo Calvo- Sotelo, a hombros militares, sarrolla en el vacío. Un ministro de AA EE ha de, como se escoltado por la Guardia Civil, el gobierno mandaba un dice hoy, priorizar. La Alianza resolvió graves problemas mensaje. Recordamos a tres hombres de pie en medio de bilaterales al multilateralizar la relación. El tratado otánilos disparos, Adolfo Suárez, el general Gutiérrez Mellado co, común a los 15 miembros, establecía desde 1949 cómo y Santiago Carrillo. Ellos, más visibles, y todos los diputadecidir sobre bases, tropas, sistemas de armas, buques, dos del hemiciclo, salvaron el honor de la nación. Fueron aviación, tribunales... Tres cabezas muy unidas, Calvo- Sohoras no fáciles, dicho sea en honor de la verdad: otro espatelo, Pérez- Llorca y un gran embajador en Washington, Joñol, casi aislado, solo, habló por televisión desde las afuesé Lladó, lograron que la doble prioridad española, Otan y ras de Madrid, a medianoche. CE, prevalecieran. Los tanteos exteriores se hicieron en- CHIKILICUATRE I Rodolfo Chikilicuatre fuese de número dos en una lista electoral, bien para diputadoo concejal obienparaladirección interna de un partido, la mayoría de las bases, simpatizantes y militantes lo votarían sin pestañear siquiera, y los más sectarios hastadefenderíansucandidatura entertulias y foros como una fórmula innovadora para refrescar la política. Así funciona nuestro sistema representativo, bajo el principio delrebañodoctrinal queno conoceotras certezas que las que dicta el pastor, apoyado por un fiero perro llamado aparato que encauza a ladridos, IGNACIO y si es menester a mordisCAMACHO cos, a los que se apartan de la grey. Esto es así en el Gobierno y en la oposición, en las mayorías y en las minorías, y los más cínicos hasta ven en ello el modo más eficaz de sostener la cohesión delos mecanismos institucionales. Gustavo de Arístegui, que es un diplomático ilustrado que habla cinco idiomas- -incluido el árabe- bebe champán Taitinger- -no de cualquier añada- -y se viste en Saville Road, ha visto tanto mundo que quizás haya olvidado, para su bien, el tribal mecanismo de nuestra aldea partitocrática. Por eso ha declarado con total ingenuidad que Rajoy debería mostrar ya su equipo a la militancia porque si llevase de número a Chikilicuatre no le votaría nadie Wrong, wrong, respuesta incorrecta, error. Con el Chikilicuatre o con los nietos de Gaby, Fofó y Miliki, cualquier líder respaldadoporlaherméticaguardiapretoriana de un partido puede diseñar como le parezca una lista cerrada, en la seguridad de que los suyos la votarán sin asomo de titubeo. E incluso una abierta, si nos atenemos a lo que sucedeen las candidaturas al Senado. Ala inversa, huérfanos del apoyo del aparato ya pueden presentarse juntos los últimos veinte Premios Nobel sin otro panorama que el ostracismo más desolado. Por desgracia esta ley de obediencia pastoril no opera sólo en el interior de los partidos, sino en el cuerpo ciudadano, acostumbrado a seguir a ciegas los liderazgos corporativos según un impulso más visceral que ideológico, másbiológico queintelectual. De ahí que la reforma electoral que el Gobierno ha encargado al Consejo de Estado sólo puede acabar en un método distinto de atribuir los escaños, sin cuestionar el asunto medular de la selección de los aspirantes, que es lo que garantiza la verdadera calidad democrática. La paradoja del sistema consiste en que las organizaciones responsables decanalizar la representatividad no solamente no son representativas en su propio funcionamiento, sino que ni siquiera están sometidas por sus integrantes a una reclamación exigente de excelencia. Esto nos lleva a la pesimista conclusión de que cada uno tieneelliderazgo quesemerece, corolario al que llegó hace mucho tiempo un tal Winston Churchill, que también se cortaba los trajes en sastres caros y era quisquilloso con el coñac. Derrotado en las urnas después de ganar a los nazis la guerra, Sir Winston aprendió en carne propia que conviene no retar en su terreno a los chikilicuatres de este mundo, porque hay demasiada gente que a menudo no aprecia la diferencia. Y más si son, ya se sabe, del mismo partido. S