Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 OPINIÓN JUEVES 8 s 5 s 2008 ABC AD LIBITUM RAJOY Y EL DONCEL A última vez que fui a Sigüenza visité, como mandan los cánones, a Martín Vázquez de Arce, el Doncel. Murió a los 25 años en una de las escaramuzas previas a la toma de Granada y descansa para siempre en la hermosa catedral seguntina. Su sepulcro es una joya que, aunque ya olvidada, inspiró gloriosas páginas de nuestro Romanticismo y le sirvió de símbolo, nunca entendí la razón de que así fuese, a algunos apóstoles de la Falange y sus aledaños. Federico García Sánchez, por ejemplo, pasó su vida predicándole por el mundo. El joven caballero, yacente, descansa el cuerpo sobre su brazo M. MARTÍN derecho y, en un incómoFERRAND do escorzo, protegido por su armadura, sostiene un libro en las manos. Lleva varios siglos sin pasar página. El alabastro de El Doncel de Sigüenza, que lleva sobre el pecho la cruz de Santiago, es toda una alegoría- -hermosísima, por cierto- -de Mariano Rajoy. El líder del PP tampoco colea, aunque esté vivo, y lleva toda su vida política, más corta en los hechos que en los días, viéndolas venir. Sin pasar página. Según informaban ayer en estas páginas Cristina de la Hoz y Mariano Calleja, dos avezados oteadores de la actividad y la inactividad políticas, Rajoy medita ahora la conveniencia de adelantar a la celebración del XVI Congreso el nombre del nuevo número dos del partido, el relevo de Ángel Acebes. Encontrar el nombre adecuado para encargarle la difícil secretaría general de un partido tan complejo y debilitado como el PP, no es tarea sencilla; pero Rajoy, según nos da a entender con sus dichos jeroglíficos, no duda sobre el quién, sino sobre cuándo darlo a conocer. Es más serio, y sobre todo menos dañino, lo que hacían nuestros santos padres, tal que divagar sobre el número de ángeles que caben en la cabeza de un alfiler. Con la que está cayendo, en una España en crisis y, peor, en plena descomposición funcional- ¡270.000 sentencias penales sin ejecutar! la actitud del líder del PP es tan frívola como irresponsable. Alguien tendrá que picar espuelas a un Gobierno que no se entera de lo que pasa, que si se entera no reacciona y que si reacciona lo hace inadecuada y extemporáneamente. Un Gobierno que se esconde tras la pasividad de la oposición. Para mejor entender El Doncel como una acertada alegoría de Rajoy conviene señalar, además de su total inmovilidad, que a los pies del caballero ensimismado aparece un niño, o un enanito, desproporcionadamente mínimo. Un paje entristecido por siglos de quietud. Nos toca discernir si el muñequito, que le rasca los pies al personaje con la mano izquierda mientras repasa su mejilla con la derecha, es un símbolo del pasado, tal que Acebes; del presente, como Soraya Sáenz de Santamaría o del futuro, como ese número dos cuya identidad, de verdad, solo les interesa a quienes desearían serlo. L -Primero me derrotan, y doscientos años después me culpan a mí de su retraso histórico por no haberlos vencido yo a ellos. INCLUSO LOS MUDOS DEL PP HABLAN L reencuentro con la reflexión no es considerado imprescindible ni en la platea ni en palcos del PP Confundir la catarsis con la algarabía es propio de estos casos. Desde 1996, el paro no había aumentado en abril y el aceite, como la harina o la leche, alcanzan máximas subidas. Entonces sale Zapatero haciendo el chiste de desesperanzar anuncia el PSOE la ampliación de supuestos para el aborto y Miguel Sebastián está urdiendo ya la economía para el siglo XXII. Aquí no pasa nada. Mientras tanto, lo que parece de verdad importante es que Zaplana y Acebes almuercen juntos. A toda costa se trata de saber quién será secretario general del PP y quién su portavoz- -dos contrafuertes de defensa y ofensiva para Rajoy- -aunque, cuando se sepan los nombres, lo más previsible es que los inquietos del PP antropológicamente in, satisfechos, exijan ya saber con total exactitud quién será el candidato del centro- derecha en 2012. De aquí a la proliferación de facciones van unos pasos. Es feria de indiscretos. Por ejemplo: tiene lógica que Rajoy haya considerado que en esta legislatura lo que él haga en el Congreso de los Diputados es crucial para proyectar tanto su liVALENTÍ derato como para marcar territorio de diPUIG fusión pública frente a Zapatero. Con tal fin, ha nombrado un equipo que será desigual, desde luego perfectible, pero que corresponde genéricamente al objetivo. Se espera que sus miembros operen de forma muy articulada con el tempo parlamentario de Rajoy: esa es una muestra de estrategia general que se le niega a Rajoy. Tampoco hay por qué suponer que sea un equipo inamovible, blindado ante cualquier retoque o recomposición. Lo mismo está por producirse en la calle Génova. Luego vendrá el Congreso de junio. ¿Tiene Rajoy la autoridad y el fuste para llegar a 2012? ¿Qué ha sabido demostrar en la legislatura anterior? Aquella no fue una traslación rutinaria. Fue propuesto como candidato por Aznar y aceptado de modo unánime. Es representativo de la comedia humana, especialmente en LISTAS ABIERTAS E su acepción política, que los mismos que entonces le vitorearon ahora le ninguneen o le abandonen. El trecho entre el trauma del 11- M y la sentencia del tribunal ad hoc fue para el PP de una dolorosa incapacidad de asimilación. Luego resultó que había en Zapatero mucha más astucia estratégica, cuando el centro- derecha la había considerado nula. Así fueron las cosas, de unas elecciones generales a las recientes, y el PP perdió, con diez millones trescientos mil votos. Ahora, en primer lugar, una incógnita primordial consiste en veracidad de los consensos o pactos que llegue a proponer Zapatero. Para esa eventualidad es positivo que Rajoy haya desplazado sus avanzadillas a la Carrera de San Jerónimo. En segundo lugar, de aquí a 2012 no faltan convocatorias electorales además de las europeas: gallegas, vascas, quizás adelanto de las catalanas. En estos tres territorios el resultado de las legislativas no ha sido bueno para el PP Por tanto, ahí tiene Rajoy el requerimiento vital de un despliegue de energía estratégica y de imaginación política. No será cómodo notar en el cogote el aliento acelerado de quienes desde su propio partido solo esperan a que se dé un batacazo. Es el aliento de una irresponsabilidad, azuzada por oleadas de adrenalina mediática. Es el regalo de inicio de legislatura que esa derecha de pijos por cursos intensivos hace a Zapatero en el momento en que lo prioritario es lograr que dé la cara ante la crisis económica. El nuevo rico se hace pijo y el pijo se hace nuevo rico para saberse más listos que ese señor que es registrador de la propiedad. El arribismo conspira por las esquinas como en un episodio nacional revisado por Jardiel. Que este sea un gobierno con o sin oposición no tan sólo depende de la voluntad de Rajoy. No se pide músculo titánico a los políticos de hoy, pero se les puede reclamar que sean responsables, que no se limiten a la indiscreción o la deslealtad, que tengan presentes los más de diez millones de votos que se les confiaron hace sólo unas semanas, aunque con tanta inconsecuencia y volatilidad se diría que el PP ha envejecido un siglo. Hay signos de infantilismo caprichoso en la senectud prematura. vpuig abc. es