Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 7 de Mayo de 2008 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.744. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Un violín con guardaespaldas La violinista Akiko Suwanai actúa este sábado en Boadilla del Monte (Madrid) Una virtuosa que, además, toca un Stradivarius que vale 1,2 millones de euros y viaja en caja blindada permanentemente vigilado G. MUÑOZ kiko Suwanai es una de las más prestigiosas violinistas del panorama musical internacional. Ha recorrido los principales teatros y auditorios del planeta desde que, en 1990, fuera la ganadora más joven del International Tchaikovsky Competition una especie de Oscar en la música clasica. La virtuosa japonesa llega este sábado, día 10 de mayo, al Auditorio de Boadilla del Monte, como máxima estrella de la VI edición del potente festival de música clásica que organiza el municipio madrileño. Por allí han pasado ya artistas de talla mundial, como la trompetista Allison Balsom, los pianistas Josep María Colom o Iván Martín, el violagambista Jordi Savall o la directora de orquesta Stefania Rinaldi. Akiko Suwanai no es, por tanto, una excepción en la alta calidad del festival, pero sí su compañero de trabajo Porque la japonesa tocará este sábado con un violín Stradivarius, construido por el mítico luthier italiano en el año 1714. El instrumento, llamado Delfín -todos los Strad tienen nombre propio- ha pertenecido, entre otros, al británico George Hart o al lituano Jascha Heifetz, dos nombres que forman parte de la historia de la música clásica de finales del siglo XIX y mediados del XX. Pues bien, la mezcla de fabricante, propietarios y calidad colocan a Delfín entre los tres instrumentos más caros que existen hoy en activo en el mundo. El violín es propiedad de la Fundación Nipona de la Música del Gobierno de Japón, que se lo ha cedido a Akiko Suwanai por su impresionante trayectoria artística a nivel internacional. De salir a la venta, en subasta, como ocurre siempre con estos instrumentos y co- DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany ROMANCE DEL LA LA LA iene la Historia, señores, una intrínseca maldad que consiste en ir sacando a relucir la verdad, así que pasen los años y el suceso suene ya a canal en blanco y negro, a otro mundo y a otra edad, para ponernos a todos- -unos menos y otros más- -a revivir el pasado y a cantar el La la la. Ahora dicen, y sospecho que la sospecha actual se viene ya sospechando desde hace una eternidad, que la canción con que España ganó el Eurofestival, la que hablaba del mañana, la que no cantó Serrat porque aún no estaba de moda el hecho diferencial, y Massiel interpretó vestida de Mary Quant, no ganó porque gustara ni mereciera ganar, sino porque le compramos a algún jurado venal los anhelados twelve points (en efecto, los douze points para que Franco pudiera tener siquiera el aval, ya que no de la económica, de la Europa musical. Que eso es bastante probable, yo no lo voy a negar. Que la canción de Cliff Richard tenía mayor calidad, y que aquel Congratulations se mereció el bis final, ni parece discutible ni es ninguna novedad. Pero pienso, por lo mismo, que a estas horas, qué más da. Aunque el tongo fuera cierto, yo les puedo asegurar que no conozco una sola edición del Festival que no parezca trucada, que no te invite a dudar si en verdad son las canciones lo que vota el personal, o más bien afinidades de carácter nacional. Por eso, que el Chiki- chiki sea impresentable o genial no acaba de parecerme una cuestión esencial. A lo mejor, Zapatero, para hacernos perrear y sacarle a España el pecho que no le saca en la Otán, nos asegura unos votos que nos pongan a bailar, a todos, el crusaíto y a la Sexta, el breikindance T A Akiko Suwanai con Delfín un Stradivarius fabricado en 1714 mo de hecho lo compró el Gobierno japonés, el precio de Delfín oscilaría fácilmente entre 1,2 y 1,5 millones de euros. Evidentemente, una joya musical de semejantes características no sale a la calle como cualquier cosa. Para empezar, siempre viaja en un asiento reservado en aviones o trenes, como un pasajero más; está custodiado durante las 24 horas del día cuando sale de Japón, como en este caso (en el que llega a Boadilla del Monte desde París) y duerme en un estuche especial, ignífugo y blin- ABC dado, especialmente diseñado para mantener una humedad constante. Sólo la caja para transportarlo cuesta en torno a los 12.000 euros. Todo ello aparte de seguros y de las medidas especiales de conservación que requiere Delfín de las que se encarga personalmente Suwanai. Dicen los que han escuchado a la pareja Akiko- Delfín que su música es única. Desde luego, única es esta oportunidad de disfrutar de semejante combinación de arte, belleza e historia.