Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 s 5 s 2008 INTERNACIONAL 41 La UE llevará a Italia a juicio por la crisis de las basuras en Nápoles REUTERS BRUSELAS. La Comisión Europea (CE) llevará a Italia ante el máximo tribunal comunitario por la crisis que provocó la acumulación de basuras en las calles de Nápoles durante varios meses. Según la CE la causa principal para un juicio es la manera por la que la Administración gestionó la crisis en la región de Campania, cuya capital es Nápoles. Los esfuerzos no convencieron a los funcionarios de la UE para resolver esta crisis de forma rápida. Bruselas dio a Roma una advertencia final en enero indicando que corría el riego de ser llevada a la Corte Europea de Justicia por el caso. El estado italiano se enfrenta a cuantiosas multas si el tribunal con sede en Luxemburgo dictamina a favor de la Comisión. La región de Campania se paralizó alrededor de la pasada navidad cuando se colapsó todo el sistema de recogida de basuras. Esta situación sembró el caos en las calles de la ciudad por las toneladas de desperdicios dispersados que amenazaron la salud de los ciudadanos. Por otro lado, Bruselas ha reconocido que la crisis sufrida en 2007 fue superada tras la designación de una autoridad especial y la retirada de desechos que se amontonaban en las calles de los municipios de la región. Esta adoptó un programa de residuos el pasado diciembre, pero el Ejecutivo comunitario desconfía porque el anterior, que se aprobó aproximadamente hace 10 años, nunca llegó a aplicarse correctamente según un comunicado. Campania sigue sin un programa de recogida, tratamiento y vertido de los residuos. Al mismo tiempo que las autoridades siguen sin la capacidad adecuada para establecer la infraestructura necesaria para la gestión de residuos. Por ello la CE ha decidido denunciar a Italia por incumplimiento de la directiva que obliga a los estados de la UE a garantizar la recogida sin riesgos para la salud humana. De otra parte, el Ejecutivo comunitario ha decidido enviar al Gobierno italiano una carta de severa amonestación por no haber acatado la sentencia judicial que obligaba a la región de Lazio dotarse de un nuevo plan para la recogida de residuos. Si las autoridades italianas no responden de manera satisfactoria la UE puede imponer sanciones económicas a Italia. EE. UU. reanuda la ejecución de condenados a muerte después de la moratoria REUTERS EP ATLANTA. Desde que el Tribunal Supremo estadounidense suspendiese el pasado abril la moratoria de facto que regía en la aplicación de la pena de muerte, William Earl Lynd se convirtió ayer en el primer preso en ser ejecutado. A las 19: 00 hora local, dos de la madrugada en España, Lynd recibió la inyección letal en una prisión de Jackson, en el centro del Estado de Georgia. Menos de una hora antes, el Supremo estadounidense rechazaba un último recurso del condenado y dejaba vía libre a la ejecución. Varios grupos contrarios a la pena de muerte convocaron marchas de protesta en cinco ciudades de Georgia y se manifestaron también en el exterior de la cárcel a la hora misma de la ejecución. William Earl Lynd fue condenado a muerte por el asesinato de su novia, Ginger Moore, a la que disparó tres veces en la cabeza y en la cara en diciembre de 1988 y enterró en una fosa de poca profundidad cerca de Tifton, en el sur de Georgia. Poco después, mientras conducía por Ohio, presuntamente disparó y asesinó a otra mujer, pero no ha sido declarado culpable de este segundo crimen, según la oficina del fiscal del Estado. Los abogados de Lynd recurrieron al Supremo para que suspendiese la ejecución, con el argumento de que los expertos que describieron el escenario del crimen en el juicio exageraron lo que habían visto, pero el alto tribunal también rechazó este recurso de última hora. Como última comida, el condenado a muerte pidió dos hamburguesas a la barbacoa con pimienta y cebollas crujientes, dos patatas al horno con nata líquida, tocino, queso y un gran batido de leche con fresa. Sadam Husein posa rodeado de su familia, en una imagen de 1990 AP Las obsesiones de Sadam en la cárcel El ex dictador iraquí tampoco se resignó durante su cautiverio a no volver a casarse y tener hijos varones que llevaran su apellido, según unos diarios publicados por el periódico Al Hayat PAULA ROSAS CORRESPONSAL EL CAIRO. Temía contraer el sida en prisión, estaba obsesionado con la limpieza y, a pesar de estar siendo juzgado por crímenes contra la humanidad, aspiraba a volver a casarse y disfrutar de la paternidad de nuevo. Los diarios que escribió Sadam Husein en la cárcel, y que ayer publicó el diario Al Hayat muestran una faceta hasta ahora poco conocida del ex dictador, un hombre que gobernó con puño de hierro Irak, pero que dedicó parte de su tiempo en prisión a escribir poesía. Mi principal preocupación fue no contraer una enfermedad venérea, un sida, en este lugar escribió el desaparecido dictador, que fue ejecutado en la horca en diciembre de 2003. Sadam Husein fue siempre un hombre tremendamente preocupado por la higiene y la limpieza personal. A pesar de las imágenes que dieron la vuelta al mundo tras su captura, en las que se mostraba a un Sadam de aspecto desaliñado, con el pelo revuelto y la barba larga, el ex dictador vivió obsesionado en la cárcel con la limpieza. Tal era su empeño, que él mismo lavaba su ropa en prisión, como demostraron unas humillantes imágenes publicadas por el diario británico The Sun donde se le veía en calzoncillos haciendo la colada. Por eso, cuando se enteró de que algunos soldados estadounidenses usaban el mismo tendedero que él para secar su ropa, el ex dictador temió contraer el virus VIH a través de las prendas. En repetidas ocasiones, el defenestrado presidente pidió a los militares que dejaran de hacerlo. Les expliqué que eran muy jóvenes y que podrían tener enfermedades de gente joven escribió en sus diarios. Tampoco tiene desperdicio su impresión sobre las tropas estadounidenses en este respecto: ¿Qué pueden traer los americanos y otros invasores a este país además de enfermedades peligrosas? Sadam Husein fue capturado ocho meses después de la invasión de Irak. Pasó tres años bajo custodia estadounidense en distintas bases militares, pero sobre todo en la cárcel bagdadí de Crooper, donde escribió los poemas y las páginas a las que ha tenido acceso Al Hayat y que se publican por primera vez. Los diarios están actualmente en posesión del ejército estadounidense, que confirmó que Sadam no tuvo muchas exigencias durante su estancia en prisión, sólo pedía poder fumar puros habanos, poder vestir uniforme militar y comer patatas fritas Los diarios también muestran el trauma que supuso, para un hombre que lo tuvo todo, su paso por la cárcel. Según reveló él mismo, Sadam nunca tuvo que pedir nada en su vida. Por eso, cuando ya viejo y desde la soledad de su celda se resignó a pedir flores a los soldados americanos que lo custodiaban, el acto supuso para él un enorme esfuerzo. Fue un enorme sacrificio para mi pedir algo por primera vez en mi vida, escribió. Tampoco se resignó a no volver a casarse y tener hijos varones que llevaran su apellido durante su cautiverio. Sus dos hijos varones, Udai y Qusai, así como su nieto Mustafa, murieron en julio de 2003 en un ataque de las tropas estadounidenses en Mosul, donde se ocultaban. Sadam, que se casó dos veces, tuvo otras tres hijas, pero temía que su nombre no se perpetuase. Que Alá conserve mi corazón y mi salud para ver a Irak victorioso y que sea fuerte para volverme a casar y tener dos hijos para llamarles Udai y Qusai y al tercero llamarle Mustafa confesó el ex presidente a los médicos en la cárcel. El trauma de tener que pedir El propio ex dictador lavaba su ropa para evitar contagiarse de las enfermedades de sus captores William Earl Lynd EFE