Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 TRES METÁFORAS DE TOROS Y LIGA Dejadme solo. -La frase es clásica. Quizá tan falsa coSTAMOS en el último tercio de la Liga y en el camo la portagayola de Curro. No la suelen decir los torelentamiento por la banda de San Isidro. Tiempo ros, pero la gente asegura que sí. No seré yo quien lo desde meditación de las metáforas taurinas que nos mienta. Los toreros no tienen que decir dejadme solo ofrece la realidad en escritura automática. He aquí tres, porque en cuanto suena el tararí del último tercio, cogen pero podrían ser como los años que tiene Cádiz: tres mil. los avíos y brindan, los banderilleros saben que tienen Las verdades de Anguita. -Habla como Juan de Dios que taparse, sin que se lo ordene el matador. El maesRamírez Heredia, el eurodiputado de la etnia gitana, o cotro como ahora llaman a todos, cuando hay muchos mo el cardenal Amigo Vallejo. Una cosa así. ¿Ha estado que no llegan ni a aprendices. El que creo yo que Anguita en el seminario? Los que tal hablan pasí ha pronunciado el dejadme solo en el ruedo saron por un seminario y se les quedó un acento ibérico de la oposición es una figura del toreo, tade Conferencia Episcopal que no se puede aguanrarí: Mariano Rajoy. La sombra del ciprés es alartar, Rouco Varela total. Anguita, superviviente gada, dijo Delibes, y la sombra de Rajoy es ningudel infarto y de la caída del muro de Berlín, que esna, digo yo. La desbandada de los italianos en taba bastante tapadito tras el burladero, vuelve Guadalajara, cuando les dijeron ¡a la bayonepara predicar (y coger trigo) Aparece donde mista! entendieron ¡a la camioneta! y salieron tamito sale Pajares con Chonchi, Conchi, Monchi y jelando, es nada al lado de la estampía de dirigenel que corta los tronchis: en una tele de famosos ANTONIO tes de valía en el PP. Como Rajoy le dijo a Pizarro con tomate. Será por la parte del tomate que tiene BURGOS lo de dejadme solo los demás le han respondiAnguita, más de lo famoso que es. Y se explaya sodo: Pues nada, hijo, ahí te quedas tú solito, ahí tienes enbre el capitalismo, que para eso lo llevan. Y le invitan a terito para ti tu PP de tu alma, cómetelo con patatas o con que comente fotos de personajes. En una le ponen a CuSoraya, como quieras Es la taurina explicación a la esrro Romero. Y va y dice el gachó, chispa más o menos, pantá de esa cuadrilla del arte que formaban Zaplana, apunta nene: Ah, sí, éste es Curro Romero. Que conste Acebes y un tercero suelto que también se irá de un moque yo no soy aficionado a los toros y que apenas voy, pemento a otro. ro este hombre tiene mucho valor, aunque digan que tieSi no hay Cibeles, nos vamos. ¿Y la tontería de que ne mucho miedo. Puedo asegurar que no. Una vez que fui unos tíos como castillos, ricos potricos, podridos de mia una plaza toreaba él, y cogió, cruzó el ruedo y se puso de llones, se dediquen a jugar a la conga de Jalisco alrederodillas ante los chiqueros, para recibir el toro a portagador de la Cibeles a las mismas tantas porque han ganayola Pues mire usted, don Julio Anguita González: codo la Liga, y haya cien mil criaturas viéndolos hacer pamo biógrafo de Romero que soy, le digo a usted que la últiyasadas? También ganó las elecciones ZP, y no por ello ma vez que se arrodilló Curro calculo yo que fue cuando se dedicó a hacer el gamberro en torno a la fuente, enrecibió la primera comunión en Camas. Curro será lo vuelto en la bandera de León. Es un consuelo que los que que sea, pero en su vida jamás ha hecho dos cosas: torear ganan las elecciones no tengan que ir a hacer el cretino un Miura e irse a hacer la temeraria tontería de la larga a la Cibeles, porque por las trazas que lleva esto, Rajoy cambiada doblemente genuflexo a la puerta de chiqueno iba a saber llegar ni con un GPS y tres cherpas del Hiros, de la que a los dos minutos todo el mundo se ha olvimalaya, mientras que Zapatero iba a tener que plantar dado. Y no como los lambreazos que pegaba con el capote, allí una tienda de campaña, a pie de obra, porque no es que todavía duran y aún los estamos recordando. Así que que se haya cargado el consenso de la Transición del diseñor Anguita: que digo yo que como todo lo que larga usfunto Calvo Sotelo, ahora tan elogiado: es que ha instauted por esa boquita sobre el capitalismo sea igual de verrado un régimen. dad que lo que dice sobre Curro, aviados vamos... EL RECUADRO UNA RAYA EN EL AGUA SARKOZY Y EL E E DONJUANISMO NTRÓ como un ciclón derribando a patadas las puertas del hieratismo y la endogamiadela política. Traíaideas, proyectos, reflejos y un formidable, avasallador impulso de pujanza envuelto en un discurso inflamado de esperanza. Justo un año después su popularidad se ha desplomado y sus compatriotas leacusan de engreído, autocomplaciente y ególatra, le reprochan haberse olvidado de ellos y, sobretodo, dehaberse convertido en un tipo igual que los que criticaba. Su aura dedinamismo visionario se ha disipado entre gestos de una soberbia cesárea y su frescura se ha derretido en IGNACIO brazos de Carla Bruni. Ha CAMACHO utilizado su vida privada como cortinadehumopara esconder elestancamiento prematuro de su agenda reformista; ha revelado una insufrible fijación por el espejo de su imagen mediática; ha maltratado de palabra a ciudadanos decepcionados y ha malversado la confianza de la gente con una cargante suficiencia. Pero el peor Sarkozy sigue teniendo un plus de magnetismo que ledestaca, más quelascélebresalzas desuszapatos, un palmo por encimade la mediocre dirigencia europea. Quizá Sarko se haya vuelto víctima de un síndrome clásico de donjuanismo político; le interesaba tanto la conquista del poder que le aburre poseerlo. Consumada la seducción, alcanzado el objeto de deseo, no sabe ya qué hacer con él y busca nuevas metas para proyectar su autoestima. Lo que le estimulaba era el galanteo, la fascinación, el asalto, un proceso de motivación que le arrancaba lo mejor de sí mismo. En la larga campaña, en el camino exultante hacia la cúspide y la gloria, se mostró exuberante, carismático, flamígero como un cometarutilantequecruzabaelanquilosado firmamento de la política. Después, alcanzada la meta, culminada la posesión casi erótica, lujuriosa de su objetivo, ha deflactado en su entusiasmo, desinteresado de la prosaica obligación de cumplir unas promesas que ya no parecen reportarle emociones. Puesto a seducir, ha preferido dedicarse a las mujeres que al pueblo. Se trata de un francés, al fin y al cabo. Pero los ciudadanos no le eligieron para quesecasara con unamodelo. Lovotaron porquetraíaun prometedor mensajederegeneracionismo, porquepredicabaunevangelionuevo de progreso, esfuerzo, pragmatismo y coraje. Porque parecía un tipo de fiar. Y están perplejos ante su altivez napoleónica, desencantados ante su desdeñoso absentismo. La luna de miel que les fue prometida la acabó disfrutando Carla Bruni para ella sola. Con todo, es presumible que Sarko volverá. La política le apasiona demasiado para desdeñarla tan pronto. La crisis económica le ha trastocado las propuestas triunfales- ¿les suena? -y ha rebajado sus expectativas luminosas. Pero aun en esta circunstancia decepcionante, estamos ante un tipo diferente. Tiene algo más que los demás, un lenguaje distinto, un don resolutivo, una pulsión demiúrgica, una intuición de encantador de serpientes. Fuerza, empuje, determinación, osadía. Ensusmomentos másbajoslocambiaba yo, sin mirar, por cualquiera de nuestros mediocres funcionarios de la política en el más lúcido de sus estados mentales.