Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6- -5- -2008 GENTE www. abc. es gente EN SU PUNTO 97 Enrique se cuelga una medalla El hijo menor del Príncipe de Gales, tercero en la línea de sucesión del trono británico, recibió ayer su primera condecoración, concedida por su misión de diez semanas en Afganistán POR MARCELO JUSTO SERVICIO ESPECIAL LONDRES. En primera fila se encontraban su padre, el Príncipe Carlos; su hermano Guillermo y su novia, Chelsy Davy, todos encantados de ver al chaval díscolo de otras épocas recibir una medalla por los servicios prestados en Afganistán. Enrique, tercero en la línea de sucesión, fue uno de los 170 integrantes del Household Cavalry que recibió la condecoración en el cuartel de Combermere en Windsor, pero era indudablemente el que mejor conocía a la mujer a cargo de la ceremonia. Como coronel del regimiento de los Blues y Royals su tía, la princesa Ana, fue condecorando a sus subordinados hasta que llegó a su sobrino. Una breve conversación, una sonrisa y la princesa pasó al siguiente. Enrique sirvió en secreto durante diez semanas en Helmand, la zona más conflictiva de Afganistán. Como controlador aéreo táctico, bajo el apodo de Wales estaba a cargo de solicitar apoyo aéreo para las operaciones terrestres y, también, participó en patrullajes a pie. Pero la misión tuvo que ser suspendida cuando se hizo pública su presencia allí, temiéndose que pudiera ser objetivo de una misión suicida. La prensa británica sabía que el príncipe estaba en el frente, pero había llegado a un acuerdo de no informar del tema a cambio de tener sesiones exclusivas de fotos, algo que también serviría para proyectar una buena imagen de la Familia Real. Las fotos y entrevistas, que publicaron al unísono todos los medios británicos, hicieron olvidar aquellas otras imágnes del príncipe con disfraz nazi que tanto hirieron la sensibilidad nacional. Con esta condecoración, el príncipe Enrique ha completado su reivindicación pública. Beatriz Cortázar ORTEGA CANO, DE NUEVO INGRESADO El príncipe junto a su novia, tras ser condecorado ayer AP José Sacristán se ha casado en Buenos Aires ABC El actor José Sacristán se casó ayer en la Embajada española de Buenos Aires con Amparo Pascual, su compañera desde hace varios años. Al acto fueron invitados, según pudo saber ABC, los miembros del equipo que trabaja en la obra teatral que Sacristán interpreta actualmente en la capital argentina: Dos menos de Samuel Benchetrit, donde comparte cartel con Héctor Alterio. Amparo Pascual es también actriz y ha desarrollado su carrera principalmente en el teatro, junto a directores como José Carlos Plaza o Pilar Miró. En los últimos años ha trabajado fundamentalmente como ayudante de dirección. José Sacristán y Amparo Pascual, en 1995 YOLANDA CARDO l sábado pasado saltó la voz de alarma cuando José Ortega Cano no apareció en Las Ventas. Se lidiaban cuatro novillos de su ganadería Yerbabuena y el maestro se excusó a través de un familiar por cuestiones de salud. Los achaques del diestro se han sucedido en los últimos tiempos y de ahí que tampoco fuera tan extraño su no presencia. No hace muchas semanas también pasó por el hospital de Sevilla por sus dolencias de corazón, las mismas que meses antes le impideron estar en un homenaje a la inolvidable Rocío Jurado. Pero el sábado no fue el corazón lo que se resintió, sino unos problemas en el aparato digestivo motivaron su ingreso en el hospital Infanta Sofía, muy cercano a su domicilio en San Sebastián de los Reyes. En ese centro permaneció hasta el domingo, cuando decidió ir a otro hospital, el Ramón y Cajal, donde permanece en una habitación del servicio de Gastroenterología, dado que ahora es la vesícula y el páncreas los que necesitan más cuidados. Por supuesto, sus hermanos le acompañan y el diestro ahora tiene que esperar para saber el diagnóstico exacto y si necesita algún tipo de intervención. Quienes ya están en su casa con su hija recién nacida son Enrique Ponce y Paloma Cuevas. Es la propia Paloma quien me confiesa lo felices que están con su niña, Paloma, una bebé muy rica y gordita a la que está dando el pecho y que tiene loco de contento a Ponce, quien no se ha separado de su mujer y su hija ni un solo momento durante los días que han permanecido en la clínica. Ayer el maestro volvió a los entrenamientos pero no paró de hablar con su mujer y es que ya se sabe lo dura que es la vuelta al trabajo después de tener un bebé. Ponce toreará el próximo día 10 en Nimes y Paloma me asegura que está tan impresionada con lo padrazo que es y cómo se ocupa de su niña que si estaba muy enamorada antes, aún lo estoy más ahora E