Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES www. abc. es deportes MARTES 6- -5- -2008 ABC Esto no ha hecho sino comenzar, ganaremos más y más, nos toca Ramón Calderón s Presidente del Madrid Dos años en la presidencia, dos títulos de Liga y el convencimiento de que no serán los últimos. Su objetivo es la Champions y no piensa regatear esfuerzos para reforzar el equipo y ganarla. Está dispuesto a invertir 100 millones en un crack POR ENRIQUE ORTEGO FOTOS JULIÁN DE DOMINGO MADRID. La sonrisa se ha instalado en su rostro y parece perenne. Está encantado de haberse conocido. Dos años como presidente, dos Ligas. No tantos títulos como había prometido en esos ataques de optimismo que le entran, pero no está mal. Sirven para paliar los fracasos de la Champions y dulcificar esa extraña relación maligna con la Copa. Recibe a ABC en su despacho. Grande. Enorme. Casi como la sala de juntas. Todo es enorme ahora en esta zona noble del Bernabéu, donde tienes que poner tu huella para acceder. Mientras entramos en materia, Calderón me pregunta por la Champions y las semifinales pasadas. Tiene envidia, sana, de no estar ahí. -La temporada próxima tenemos que estar sí o sí. Vamos a estar ahí. Y en la final. Hay que calentar motores en Roma para después revalidar el título en el 2010 en nuestro estadio. Eso sí que sería extraordinario. No me acostumbro a ver esos partidos y escuchar esa música por la televisión... Bueno, pero todo eso no lo ponga que luego dicen que se me calienta la boca y digo más cosas de las que tengo que decir. quería. Necesitaba tiempo y paciencia. Ya el primer año conseguimos cambiar esa cultura de la que hablo y a la vez comenzamos a cambiar un equipo que esta temporada hemos terminado de remozar. Me siento orgulloso de todo y de todos los que forman parte de este club. Aunque luego Capello me critique porque dijera que íbamos a ganar los tres títulos. -Ja, ja, ja... Es verdad, yo reconozco que ha tenido suerte en mi vida y la estoy teniendo en el fútbol, pero no creo que esté influyendo en un porcentaje muy elevado. Más que a la suerte estos dos títulos se deben al trabajo, a la forma de ver un club. Yo no quiero decir que los anteriores estuvieron equivocados. Tenían otra idea distinta a la mía. Este club lo tiene todo para triunfar, pero luego hay que hacerlo. Atravesamos una buena situación económica. Tenemos buenos jugadores y tenemos que intentar que sigan viniendo los mejores. Lo vital es no perder la esencia, no perder los principios. Y yo estoy seguro de que en el futuro todo lo que nos venga será más y mejor. Lo difícil era la primera Liga. Ahora ha caído la segunda. Hemos comenzado el ciclo de toca ganar. ¿Y qué tanto por ciento ha influido esa suerte que lleva usted metida en su cuerpo desde que nació y que nunca le abandona? -Y no lo discuto, lo que quiero decir es que veníamos de un sistema donde prevalecía el vedettismo, la improvisación, el capricho de los jugadores... Teníamos que cambiar todo eso. Teníamos que recuperar el espíritu de Di Stéfano, el del trabajo de todos. A los jugadores se les paga y hay que exigirles que se preocupen sólo de lo que tienen que hacer. Aquí no es difícil ganar porque hay dinero para fichar la calidad que sea necesaria. Lo que no se puede hacer es abandonar el club en un entrenador sin prestigio o dejar que los jugadores hagan lo que quieran. -Habla usted del pasado como si el club viniera de las catacumbas... y en la etapa anterior también se hicieron cosas buenas y usted estaba entre ellos. ganado con tres partidos de antelación. No hemos sufrido mucho que se diga. De Barcelona el 23 de diciembre ya salimos con siete puntos de ventaja. Bien es verdad que se acercaron a dos, pero reaccionamos y ahí está la diferencia ahora. Este Madrid es mejor y más completo que el del año pasado. -Pero no ha llegado a la excelen- -Ya me extrañaba que no me sacara lo de la excelencia. Mire, ustedes los críticos saben más que yo, pero creo que el Madrid ha hecho muy buenos partidos esta Liga. Villarreal, Valencia, Barcelona, Bilbao... Todos partidos muy serios. Yo también he visto partidos malos del Manchester que es, parecer ser, el mejor de Europa. No dejas de ser un equipazo por jugar mal uno, dos o tres partidos. No me importa repetir que queremos esa excelencia. La buscaremos en todo. En el ámbito social, económico, de imagen exterior y en lo deportivo. cia que usted pedía... -Hablábamos al principio de la Champions ¿qué tenían los cuatro semifinalistas para estar ahí y no el Real Madrid? -El Madrid debería estar siempre en las semifinales de la Champions Luego pasan cosas y no estás. Pero por presupuesto, por historia, por tradición, tiene que estar siempre entre los cuatro mejores de Europa. No siento envidia, porque sólo produce sufrimiento. -Por cierto, ¿cuántas veces le ha echado en cara Schuster que hablara de la excelencia? ¿Le ha complicado la existencia? ¿Qué desviación económica tendrá el presupuesto por esa temprana eliminación? -Ni una sola vez me ha dicho presidente, me la ha liado con lo de la excelencia Él más que nadie quiere la excelencia para el equipo. Él como jugador practicaba la excelencia. -Seis millones presupuestados más todo lo que hemos dejado de ingresar por no seguir adelante, que son muchos más. -Le ha salido complicado el entrenador. Con el carácter de Schuster sí que no puede... -Esta Liga le sabe a poco. -Me sabe a mucho. Vamos en cabeza desde la primera jornada, en la que ya éramos líderes, aunque compartidos. Después, siempre en solitario. La hemos -Bueno, hay que reconocer que entrenar al Madrid no es fácil. Venía de un equipo inferior, era la oportunidad de su vida y él mismo se fue presionando y presionando. Sentía que si no ganaba la Liga sería un fracasado que se tendría que ir por la puerta falsa. Yo creo que en el último mes ha cambiado. Me ha hecho caso. Además, ahora se ve y se siente ganador, campeón. Ahora ya se va a sentir un entrenador importante. No va a tener la crispación de ser un fracasado, como si no hubiéramos ganado. -Imagínese que el día que fue elegido presidente, en medio de ese follón por los votos por correo, se le hubiera acercado un socio y le hubiera dicho: Ramón, va a ganar las dos próximas Ligas. ¿Qué le hubiera dicho, que estaba loco, con dos copas de más o que era un visionario? SCHUSTER FICHAJES -Me hubiera hecho ya mucha ilusión porque hubiera sido un pronóstico agradable de escuchar. Lo que tenía claro desde ese primer día es que había que cambiar una cultura instalada en el club. Mi duda era si tendría tiempo suficiente para convertir el club en lo que yo Sentía que si no ganaba la Liga sería un fracasado que se tendría que ir por la puerta falsa. Ahora ya se siente un técnico importante, campeón Necesitamos un gran fichaje que devuelva el foco Mundial al Bernabéu y además nos haga dar un salto de calidad y ser más competitivos