Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 6- -5- -2008 ABC José Luis Borau, en su casa de Madrid durante una entrevista reciente Mi vida es un disparate José Luis Borau s Director de cine Hoy recibe el galardón de honor de los premios José María Forqué, concedido por Egeda, y prepara ya su discurso de ingreso en la Real Academia Española. Hace tiempo que no se le ve detrás de una cámara, pero sigue en primera línea de fuego POR JOSÉ EDUARDO ARENAS FOTO: FRANCISCO SECO MADRID. Asegura que su vida es pura actividad, un disparate, porque no tengo ni cincuenta, ni sesenta, ni setenta años argumenta con voz fuerte y profunda. Es presidente de la Sociedad General de Autores y Editores, y defiende igual cargo desde la Fundación que lleva su nombre para ayuda al cine español; también es miembro de la Academia de Bellas Artes de San Fernando y pronto de la Real Academia Española. Pese a ese disparate Borau tiene tiempo para acudir a aquellos actos en los que requieren su presencia. Hoy se le entregará la Medalla de Oro a toda una carrera- -treinta y cinco años dedicados al cine- -en la XIII edición de los premios José María Forqué, que concede Egeda. no ha tirado la toalla. -Ya le digo que agradezco el premio de los productores, pero lo de volver a producir ya lo veo más difícil. Es un reconocimiento al pasado. Lo mío es un maremágnum de actividades y meterme en otro filme escapa a mis posibilidades; no tengo tiempo ni ganas, y tengo muchos años. La SGAE, Bellas Artes, para este otoño también la Española. ¿Quién puede pedir más? -Se le considera uno de los cineastas más polifacéticos de nuestra industria. Ha sido director, actor ocasional, escritor, guionista, productor y, pese a que nunca se le ha regalado nada, -Es muy agradable obtener un premio que te dan los compañeros. En vez de ser un jurado frío y lejano, es tu gente y lo agradezco profundamente. ¿Le hacen ilusión estos reconocimientos? -El ingreso en la Real Academia Española será a mediados de octubre. ¿Se siente con más responsabilidad al tener que sustituir a Fernando Fernán- Gómez? -Es lo que menos tiempo me lleva. Hay unas personas que saben todo sobre el trabajo que tienen que hacer, con Ana Arrieta, que procede de la Academia de Cine, como directora general. -Hay que contar igualmente con la Fundación Borau para la ayuda al cine español. (Ríe con ganas) Hombre, tiene la gracia inesperada, y casual completamente, de que sea la letra B. En cuanto a mi antecesor, no vamos a descubrir ahora que era una persona poliédrica que escribía, actuaba, dirigía... Y, si escribía, lo hacía tanto en ensayos como en cuentos, novelas o guiones. Claro, con una persona así tú llegas un poco encogido. -No es problema, usted es tan largo como el recordado Fernán- Gómez. cosas muy raras en su cuerpo. En aquella época la educación sexual era inexistente. Esta señora estaba totalmente desconcertada, hasta que un médico le dice que es una mujer. -Habrá que estar a la altura de las circunstancias y a la altura del sillón, que está bastante alto. -Todo el mundo pensaba que iba a ser a la manera de La tía de Carlos rodada en 1946 por Leopoldo Torres Ríos. La historia de un hombre que se disfraza de mujer por alguna razón, pero nosotros lo que queríamos era hacer la historia real de una mujer que se creía a sí misma mujer, pero que notaba -Algunas películas ganan con el tiempo o marcan un antes y un después, como Mi querida señorita (1972) que usted produjo como visionario que es y coescribió junto a Jaime de Armiñán. ¿Aquella avanzadilla tiene otra historia aparte? Mi querida señorita se pasó en Hollywood al ser preseleccionada para el Oscar y tuvo unas críticas muy buenas. Supongo que alguien hablaría de ella; el caso es que un día Richard Brooks me pidió la película para pasarla en su casa después de una cena. George Cukor, por otro lado, había dicho que la cinta tenía la mejor frase final desde Con faldas y a lo loco con aquel Nadie es perfecto ¿recuerda? Cukor lo escribió en una carta que está en poder de José Luis López Vázquez. Todo eso contribuyó a que se escribiera Tootsie Hay escenas clavadas, pero era un filme cobarde, porque el protagonista seguía siendo un actor que se disfraza de mujer para conseguir trabajo. Consideraba que a las actrices les da- Tootsie la película protagonizada por Dustin Hoffman, fue el reverso americano?