Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID MARTES 6 s 5 s 2008 ABC Educación desiste de crear un colegio catalán y estudia una aula especial M. OLIVER MADRID. No se podrá crear el colegio catalán pero no por falta de iniciativa, sino por escasez de alumnos. La Consejería de Educación sólo había recibido once peticiones, insuficientes para emprender el proyecto. Así lo confirmó ayer la consejera de Educación madrileña, Lucía Figar, quien recordó que el cupo de solicitudes mínima que se necesitaba para abrir el colegio catalán era de 100 alumnos; el máximo eran 650. El plazo de inscripción abierto para apuntarse fue del 26 de marzo al 15 de abril. Al ver que el colegio no va a poder salir adelante, y dispuesta a sacar adelante parte de la idea, la consejera de Educación se plantea ahora reunirse con los once padres que han cursado la solicitud y proponerles juntar a estos niños en un aula de algún colegio público en las que se les impartiría las materias en catalán sólo a ellos. La Consejería había hecho una importante apuesta en este tema. La propia presidenta regional había viajado hasta Lérida para anunciarlo personalmente y además se habían puesto páginas de publicidad en los dos principales periódicos catalanes (La Vanguardia y El Periódico) para dar a conocer el proyecto. La Comunidad tenía previsto abrir el colegio catalán Presidente Tarradellas en el centro de la capital, concretamente donde hoy en día se encuentra el Instituto San Mateo. La otra condición que existía para la creación de este centro era un mínimo de 10 matrículas por curso, un cupo que tampoco se ha cubierto ya que, según Figar, las 11 peticiones de ingreso además no corresponden a niños de la misma edad. El colegio no ha tenido gran demanda reconoció a Ep. Como ya dije cuando se presentó la propuesta, para que un proyecto educativo y pedagógico sea bueno e impositivo para los alumnos tiene que haber un número de alumnos mayor por clase apuntó Figar. El centro público en catalán iba impartir Educación infantil, de 3 a 6 años, y Primaria, de primero a sexto curso. La Comunidad de Madrid ya había concretado también que para la puesta en marcha del próximo curso escolar de este centro se iban a contratar profesores catalanes que quisieran trabajar en esta experiencia. Miles de coches atrapados en la calle de José Abascal, a la altura de La Castellana FRANCISCO SECO Publicidad Colapso en plena hora punta El centro quedó saturado por los cortes de las calles a causa del último adiós a Calvo- Sotelo s Se registraron retenciones de hasta 50 kilómetros ABC MADRID. La Comunidad de Madrid amaneció ayer colapsada por los coches a causa de las retenciones de hasta 50 kilómetros que se produjeron en la mayoría de la carreteras de la región, y que continuaron hasta dos horas después de la hora punta. Según la Dirección General de Tráfico (DGT) y el Ayuntamiento de Madrid, todas las autovías nacionales que se dirigían a la ciudad- -a excepción de la la A- 4- -más las vías de circunvalación M- 30, M- 40 y M- 50 sufrieron importantes problemas de circulación, lo que terminó de bloquear la ya saturada situación de Madrid a causa de los cortes de varias calles del centro, por el cortejo fúnebre del ex presidente Leopoldo Calvo- Sotelo. Desde las ocho de la mañana se prohibió el paso de los coches al Paseo del Prado, entre la Glorieta del Emperador Carlos V y la Plaza de Cibeles, en ambos sentidos, así como en los accesos de Princesa a Gran Vía, y de la plaza de la Independencia y la plaza de Colón a la glorieta de Cibeles, además de la carrera de San Jerónimo. Estos cortes provocaron, según Efe, que el tráfico se fuera acumulando en las calles periféricas, y a las nueve y media de la mañana aun podía observarse tráfico lento en los principales nudos de conexión de la M- 30, en el paseo de las Delicias; conexión de la A- 42, carretera de Toledo, avenida de los Poblados y Santa María de la Cabeza; Avenida de Portugal, cuesta de San Vicente y Plaza de España. de Segovia, hasta el paseo de la Virgen del Puerto. El tráfico lento alcanzó también al eje Prado- Recoletos, colapsándolo de coches hasta la plaza de Colón, siguió por doctor Esquerdo y Francisco Silvela; Gran Vía- Callao, hacia Cibeles, las rondas y el eje Costa Rica- Alberto Alcocer, y calle de Alcalá hasta Velázquez, hasta llegar a Raimundo Fernández Villaverde, en la conexión con la Castellana. En la A- 6 la acumulación de tráfico se produjo principalmente en Las Rozas, dirección Madrid, con varios kilómetros de atasco entre las ocho y las diez de la mañana. La caótica situación provocó la desesperación de miles de conductores. También quedó muy afectado el nudo de conexiones de Boadilla del Monte con las carreteras A- 6, M- 40, M- 50 y M- 501. En la A- 5, a la altura de Móstoles, se registraban retenciones esporádicas con circulación irregular entre los kilómetros 20 y 24, sentido Madrid- -y en la conexión con la M- 30- a las nueve y media. En la localidad de Rivas- Vaciamadrid, los vehículos que entraban a Madrid seguían a esa hora sufriendo parones intermitentes entre los kilómetros 12 y 16. Tráfico lento También se produjo una circulación lenta en los accesos por carretera de Valencia, en la avenida del Mediterráneo, sentido Mariano de Cavia; y en la Avenida de América, que llegó al Arco de la Victoria, Cardenal Cisneros sentido Moncloa; Avenida de los Reyes Católicos, Plaza de Cristo Rey hacia Abascal y todo el paseo de la Castellana hasta la plaza de Castilla, y el paseo de Extremadura, puente Caos en Las Rozas Una avería en el suministro eléctrico provoca retrasos en la línea C- 5 Dos trenes que circulaban por la línea de Cercanías C- 5 (Móstoles El Soto- Fuenlabrada) una de las más transitadas de la Comunidad de Madrid, sufrieron ayer retrasos de 15 minutos, a causa de una avería en el suministro eléctrico que se produjo entre las 10.30 y las 11.00 horas. La afectación no fue muy importante, ya que sucedió en era hora valle y el transito de los trenes no era tan frecuente como en hora punta. El tramo afectado fue el comprendido entre las estaciones de Las Águilas y Cuatro Vientos, donde los dos trenes que estaban en circulación, y otro que se encontraba en la salida estuvieron parados quince minutos.