Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES Primera división s El Real Madrid, campeón de Liga LUNES 5 s 5 s 2008 ABC El alirón más épico y mágico El Real Madrid, con 10 toda la segunda parte, perdía en el minuto 84 y remontó el partido en un ataque de raza Osasuna Real Madrid 1 2 permanencia a los de Ziganda ni el título a los de Schuster. Al menos los locales consiguieron que la primera mitad se jugara más de acuerdo con sus características futbolísticas. Partido abierto, sin dueño, suelto, anárquico. El balón de un lado para otro sin mucho orden ni sentido. En ese ida y vuelta, con balones largos y poco toque en corto, el Osasuna se sentía más a sus anchas. Presionaba bien y obligaba al Madrid a jugar al patadón. No es su juego. Ese desorden, esa falta de un denominador claro, venía bien a sus condiciones. La primera parte fue plomiza. Mucho quiero y no puedo. Nada más comenzar la segunda sucedió una de esas acciones que delimitan el camino de un partido. Fue en la primera jugada. Cannavaro entró por detrás a Plasil, que en cuanto escuchó el aliento del italiano se tiró al suelo. Excesiva esa segunda tarjeta que dejó al Madrid con diez. Schuster tuvo que mover el banquillo para rehacer su defensa. Entró Torres, que se colocó como lateral derecho, pasó Sergio Ramos a formar tándem central con Pepe y sacrificó a un delantero, Saviola. De manual. Curiosamente la expulsión provocó una reacción positiva en el Real Madrid, que comenzó a hacer todo lo que no había hecho hasta entonces con once: tener el balón, amasar circulaciones largas en campo contrario para tener la posesión y no entrar en la ruleta del ida y vuelta. Sneijder remató al larguero y el Osasuna, sorprendentemente, se echó para atrás con demasiado respeto, ¿o sería mejor llamarlo miedo? Tanto que Ziganda tuvo que meter dos delanteros de golpe para que los suyos salieran de su peligroso repliegue. A falta de muchos minutos, demasiados, ambos equipos comenzaron a dar por bueno el empate, ajenos a lo que les quedaba por pasar. Cuando dos no quieren no discuten... salvo que ocurra algo que no está en el inventario, como el penalti infantil de Heinze, el gol de Puñal... Y entonces llegó la reacción salvaje de un campeón que no podía poner mejor punto final a una Liga que casi desde el comienzo fue suya. Osasuna (4- 2- 3- 1) Ricardo; Javier Flaño (Sola, m. 62) Miguel Flaño, Cruchaga, Monreal; Puñal, Astudillo; Azpilicueta, Plasil, Vela; y Portillo (Pandiani, m. 62) Real Madrid (4- 3- 3) Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Cannavaro, Heinze; Diarra, Gago, Sneijder (Baptista, m. 85) Raúl (Higuaín, m. 65) Saviola (Torres, m. 53) y Robben. Árbitro: Medina Cantalejo. Tarjetas a Cannavaro (dos, expulsado minuto 46) Azpilicueta, Heinze, Cruchaga, Sneijder, Diarra, Miguel Flaño, Torres, Puñal. Goles: 1- 0: m. 84: Puñal, de penalti. 1- 1. m. 86: Robben. 1- 2: m. 90: Higuaín. ENRIQUE ORTEGO PAMPLONA. Ni la mente más traviesa y enrevesada hubiera sido capaz de tejer un epílogo tan emocionante a esta Liga. El circo llevado al fútbol. El más difícil todavía. Casi imposible cantar otro alirón con estas formas y maneras. Todos los ingredientes del fútbol reunidos en cinco minutos épicos y mágicos. Del 1- 0 al 1- 2 en un abrir y cerrar de ojos... El Madrid, desarmado, incrédulo, con diez jugadores- -bueno con nueve porque Heinze estaba hecho unos zorros y sangraba como un cochino por una de sus muñecas- aunque se mantuvo en el campo. Todo, absolutamente todo, sucedió en ese sprint final de partido. Los ochenta minutos anteriores, insoportables futbolísticamente hablando, no habían servido para nada. Simplemente para evidenciar que los dos equipos daban por bueno el empate, hasta que el pacto se rompió con el penalti transformado por Puñal y la reacción blanca fue salvaje. A la segunda fue la vencida y cantó el alirón cuando ya nadie lo sospechaba y la cita parecía postergarse para el miércoles contra el Barça. Estos partidos a los que se les da tantas vueltas a lo largo de la semana e incluso están conectados con otros cuyos resultados tienen el riesgo de salir tan manoseados que acaban siendo mansos y recortados, como salió ayer el Osasuna- Real Madrid hasta la locura final. Se jugaban tanto que actuaron con el freno de mano echado. Pensaban más en no perder que en ganar, aunque un punto no resolviera ninguna de sus necesidades. Ni aseguraba la Mejor con diez que con once Sergio Ramos pugna con Cruchaga en un lance del partido IGNACIO GIL SEXTA EXPULSIÓN, QUINTA A DOMICILIO El Madrid ha remado 6 veces con uno menos, como ayer por la expulsión de Cannavaro. Medina le perdonó la segunda amarilla a Heinze en el penalti. JULIÁN ÁVILA La mejor defensa de Europa según Bernd Schuster, está gafada. No hay forma de mantenerla tres partidos seguidos. Entre las lesiones y las sanciones, ha sido imposible mantenerla en pie. Jugaron su primer partido en el Camp Nou y no podrá repetir el miércoles en el Santiago Bernabéu. No hay que hablar de culpables, simplemente de protagonistas. Y la última caída del cartel es doble. Heinze vio la quinta amarilla en el Reyno de Navarra, mientras que Cannavaro fue expulsado por doble cartulina en el minuto uno de la segunda parte. A los blancos les tocó remar una vez más. Redoblar los esfuerzos para salir vivos en un campo tan hostil y ante un rival tan fiero. Y eso que Medina perdonó la expulsión a Heinze en el penalti. El presidente de Osasuna, Patxi Izco, había protestado donde tenía que hacerlo y la queja encontró una respuesta Un manso que acabó loco positiva con la expulsión del central italiano. La noticia fue otro borrón para el equipo de Schuster. Y ya van seis. Sergio Ramos ha sido expulsado esta temporada en tres ocasiones- -Sevilla, Recreativo y Mallorca- -por doble amarilla, como ayer Cannavaro; mientras que Guti y Torres- -Murcia, en la ida y en la vuelta- -vieron la roja directa. De esas seis inferioridades, el Real Madrid ha sacado petróleo en tres- -Murcia, en el Santiago Bernabéu; Recreativo, en Huelva, y Osasuna- ha empatado en dos- -Mallorca y Murcia- y sólo ha perdido en una- -Sevilla- Anoche empató con nueve. No tiene que estar muy preocupado Bernd Schuster para el miércoles porque el Barcelona visitará Chamartín sin Deco ni Eto o, que ayer también vieron la quinta cartulina amarilla. Y ya son campeones de Liga. ABC. es Siga la resaca del título de Liga en http: www. abc. es deportes