Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID LUNES 5 s 5 s 2008 ABC Breves La mudanza de las monjas La causa del éxodo es la compra del Senado del aledaño convento de las Reparadoras para la expansión de la Cámara Alta s Queda un mes para que abandonen el palacete, obra de Ventura Rodríguez, que fue sede del Tribunal de la Inquisición POR M. J. ÁLVAREZ FOTO FRANCISCO SECO MADRID. Las monjas del convento de las Reparadoras están agotando sus últimos días en su histórica y céntrica ubicación. Dentro de un mes entregarán las llaves del palacete, construido por Ventura Rodríguez en la calle de Torija, a su nuevo dueño: el Senado, del que le separan apenas 20 metros. El pasado mes de enero dicha institución compró el magno edificio, a través de Patrimonio de Estado y con el placet del Vaticano, institución de la que dependía desde finales del siglo XIX. Pagó 36 millones de euros. Su destino: albergar los archivos de la Secretaría General, construir despachos y nuevos servicios, parte de ellos, para uso de las comunidades autónomas con la intención de respetar su carácter territorial. A todo ello se une la necesidad de albergar la Conferencia de Presidentes Autonómicos. El edificio está acusando ya todo el trajín. En su interior apenas quedan diez religiosas, que están recogiendo lo poco que queda, y que no quieren dar ninguna publicidad a su marcha. Su mayor preocupación es adónde irán a parar los 40 sin techo del Centro de Atención a las Personas Sin Hogar, que tienen alojados en su interior, y que atienden con ayuda de otras 15 personas, entre trabajadores y voluntarios, informa Efe. La monjas se mudarán a una casa situada en el barrio de Peñagrande. Son dos chalés adosados que vamos a unir para que en uno podamos construir la capilla y en el otro la residencia indicó en su día la Hermana Superiora a este periódico. Tampoco se sabe qué va a pasar con los bienes de la capilla que alberga- -levantada en 1898 y propiedad de la Iglesia Católica- que se encuentra dentro del convento. Primero deben decidir si se conservará o no, en cuyo caso se tendrá que buscar un nuevo destino y Cuatro Vientos La Comunidad retoma la idea de hacer un parque en el aeródromo La Comunidad de Madrid ha retomado su idea de convertir el aeródromo de Cuatro Vientos en un Parque Forestal, después de que una avioneta se estrellara el martes pasado junto a la rotonda de Vía Lusitana, a unos 700 metros de un centro comercial, y los vecinos de Carabanchel volvieran a exigir su cierre. El PP ha registrado en la Asamblea una proposición no de ley que reitera su apoyo decidido a la creación del Parque Forestal proyecto que aprobó el Consejo de Gobierno en abril de 2007 y que no contó con el apoyo de PSOE e IU. Consumo Campaña municipal de inspección en todos los comercios El Ayuntamiento de Madrid ha puesto en marcha una campaña para analizar el grado de cumplimiento de la normativa en materia de consumo en 275 establecimientos dedicados a todo tipo de servicios. De ello se encargarán diez Inspectores Técnicos de Calidad y Consumo que visitarán todo tipo de comercios de servicios (reparaciones, alquiler de coches, salones de belleza, etc. Entre otros, comprobarán que tienen licencia para ejercer la actividad, que la exhiben y que además de entregar las facturas debidamente cumplimentadas, tienen hojas de reclamaciones. El convento de las Reparadoras, arriba, se encuentra a escasos 20 metros del Senado proceder a su desacralización, según explicaron fuentes del Arzobispado de Madrid. Está levantada sobre una planta de cruz latina y decorada con elementos neorrománicos. Una auténtica obra de arte para los amantes de la arquitectura sacra. El inmueble, de tres pisos de altura, está cargado de historia. Hace tres siglos daba miedo pasar por la puerta del convento de las Reparadoras. Una leyenda en su entrada lo decía todo: Exurge Domine et judica causam tuam (Levántate Dios, y juzga tu causa) El actual número 12 de la calle Torija era la sede, entonces, del Consejo Supremo de la Inquisición (1780- 1820) Desde su abolición, varios han sido los usos de este típico caserón de trazas clásicas, construido por Ventura Rodríguez en 1735 para dicho Tribunal. Primero fue Ministerio de Fomento- -hasta su traslado al antiguo convento de la Trinidad en la calle de Atocha, en 1849- después se convirtió en un hotel y, posteriormente, en imprenta, hasta que en 1895 se transformó en el convento de las Reparadoras. Tras más de un siglo como sede de dicha congregación religiosa, este palacete que combina los lienzos de ladrillo con la piedra de cantería se convertirá en la futura ampliación del Senado. No será hasta dentro de tres año, como muy pronto, cuando la Cámara Alta pueda ocupar las instalaciones. Ésta había intentado comprar antes el Instituto de Estudios Constitucionales, ya que es la única esquina de la manzana que no es de su propiedad. Su negativa le llevó a pujar por el convento. La adquisición del palacete supone la segunda ampliación del Senado en casi veinte años. La Cámara Alta está situada en la Plaza de la Marina Española desde 1834- -otrora convento de los Padres Agustinos- cuando nació el sistema bicameral. La primera ampliación, en un edificio anexo, fue inaugurada por el Rey el 23 de septiembre de 1991. El proyecto lo hizo el arquitecto Salvador Gayarre. Ahora no está aún ultimado. El problema que se presenta respecto a su primera ampliación es conectar los edificios. Fuentes del Senado han aludido a la posible existencia de un túnel subterráneo que une el edificio principal con el Palacio Real, con lo que lo ideal es que se pudiera aprovechar Transportes Una vía ciclista entre San Martín y Morata cerrará el anillo sureste La Comunidad de Madrid está estudiando la viabilidad de una nueva vía ciclista de unos 12 kilómetros que uniría los municipios de San Martín de la Vega y Morata de Tajuña, y que daría continuidad a las vías ya existentes entre Getafe y San Martín por un lado, y Morata y Arganda por otro. De ultimarse, se conectarían tres grandes vías ciclistas y se cerraría el gran anillo del Sureste con casi 70 kilómetros de carril para el ciclismo. Sus preocupaciones son dos: el destino de los indigentes que atienden y si se conservará la iglesia