Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC EN LA MUERTE DE LEOPOLDO CALVO- SOTELO CRÓNICA DE UNA ÉPOCA LUNES 5- -5- -2008 ESPAÑA 21 22 de junio Se aprueba la ley del Divorcio El Congreso de los Diputados aprueba el proyecto de ley del Divorcio. Un mes antes, el BOE publica la ley orgánica que modifica el Código Civil en materia de régimen económico del matrimonio. 30 de mayo de 1982 España entra en la OTAN España firma el protocolo de adhesión a la OTAN, convirtiéndose en el decimosexto país miembro de la organización. El 29 de octubre, el Pleno del Congreso aprobó el proceso de adhesión. 28 de octubre de 1982 El PSOE gana por mayoría absoluta Se celebran elecciones generales. El PSOE logra 202 escaños en el Congreso y AP, 107. UCD se hunde hasta los 11. CalvoSotelo había dimitido como presidente de UCD el 6 de julio anterior. EFE compañía de Pilar Ibáñez, su mujer y compañera, le resultaba mucho más acogedora. En el debate de investidura, Calvo- Sotelo demostró ser un sólido candidato para presidir un Gobierno en graves dificultades. Fue un buen discurso y hubo un buen debate, pero no fue elegido en primera votación y fueron convocadas las Cortes para el 23 de febrero. No se habrá de olvidar aquel instante cuando el tono monocorde del secretario del Congreso, que procedía a la lectura nominal de los votos para la elección del candidato a la Presidencia del Gobierno Leopol- Irrumpe Tejero do Calvo- Sotelo, sí... Leopoldo Calvo- Sotelo, no... se vio interrumpido por los gritos y la pistola de Tejero. No cabía mayor dramatismo. El intento de golpe teñiría de provisionalidad el Gobierno de Calvo- Sotelo desde aquellos instantes. Convencido de esta circunstancia, y elegido finalmente por una esta vez sí holgada mayoría, Leopoldo Calvo- Sotelo supo que su gran tarea era devolver la normalidad a la democracia española. La credibilidad del Estado de Derecho quedaba pendiente del juicio a los militares golpistas. La estabilidad de la democracia aconsejó a unos y otros aplazar estrategias de confrontación y UCD y PSOE establecieron acuerdos de Estado. Pero la tregua no alcanzaría a las filas de UCD, que vivía su crisis a pecho descubierto. Cuarenta de los suyos, encabezados por Herrero de Miñón y Óscar Alzaga, apostaron ya con cartas boca arriba por la alianza con la derecha de Fraga. Seguidores de Adolfo Suárez concibieron viable la utopía de un nuevo proyecto de centro reformista Leopoldo Calvo- Sotelo, muy digno, decidió entonces lo que no tenía más remedio que decidir: convocar elecciones y hacer mutis por el foro. Tan discretamente que no quiso ser el número uno esta vez del cartel electoral.