Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4- -5- -2008 TVyCOMUNICACIÓN 121 www. abc. es comunicacion Menos llamadas: pérdidas para British Telecom Además de las multas impuestas a cadenas de televisión (BBC, ITV Channel 5, Five y GMTV) y a operadores de servicios especiales de llamadas (Eckoh, iTouch y Opera Telecom) el castigo económico por el escándalo de los consursos trampa también ha afectado a British Telecom, que cuenta con la mayor red de telefonía fija del Reino Unido. La denuncia durante el año pasado de diversos casos que afectaron a distintos programas llevó a la suspensión de este tipo de emisiones durante el resto de 2007. British Telecom tuvo 12,5 millones de euros menos de ingresos en el último cuatrimestre del año pasado a raíz de la supresión de las llamadas premium- rate El programa Children in Need es un ejemplo de los concursos británicos en los que se han descubierto irregularidades AP Los concursos trampa británicos obligan a cambiar las reglas de la TV El regulador hace a los canales primeros responsables de la protección del consumidor EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La polémica por las irregularidades en concursos telefónicos que han afectado a los principales canales de televisión británicos, incluida la BBC, ha obligado a un cambio en las condiciones de la licencia de emisión. El regulador nacional en medios de comunicación, el Ofcom, ha establecido que la cadenas sean directamente responsables de la protección de los consumidores y de la adecuada prestación de los servicios de participación telefónica en programas, aun cuando éstos sean de producción externa. Según las nuevas reglas del Ofcom, las televisiones tienen que responsabilizarse de la gestión de todas las comunicaciones- -ya sea a través del teléfono, el correo electrónico o el servicio postal- -con los espectadores Asimismo, tendrán que obtener verificación independiente de terceras partes acerca de todos los los sistemas usados en servicio telefónico para votación y competiciones Las televisiones tienen tiempo hasta finales de junio para poner en marcha las medidas necesarias para asegurarse de que han elimado posibles márgenes de irregularidades. A partir de entonces, el Ofcom llevará a cabo un plan de comprobaciones encubiertas durante un año o año y medio, con el fin de asegurarse de que se cumplen los requisitos. Los espectadores deben poder confiar en que serán tratados de modo justo y apropiado cuando estén interactuando con programas de televisión ha indicado Ed Richards, máximo responsable de Ofcom. Similares medidas podrían extenderse también a los concursos telefónicos en radio, donde también se han detectado corruptelas, como en el caso de Radio Capital, multada el año pasado con 22.000 euros. La televisión, de todos modos, es la más afectada por las sanciones: de momento las diferentes cadenas han pagado 5,4 millones de euros, a la espera de que se anuncien otros posibles 5 millones de multa a la ITV cuan, do aún quedan pendientes varios informes sobre otros programas denunciados. Por su parte, PhonepayPlus, el regulador de estos servicios telefónicos especiales, ha impuesto sus propias nuevas reglas. Las empresas que deseen prestar esos servicios deberán obtener primero el permiso por parte de las autoridades reguladoras, antes de firmar el contrato con una televisión o productora, y tendrán que someterse a condiciones más estrictas en las operacio- nes. Entre éstas destacan el compromiso a asegurarse de que las líneas se cierran rápidamente cuando la votación o el concurso se ha terminado, que los concursantes son elegidos de modo aleatorio y que los cambios en el modo operativo sólo se aplican con la expresa autorización de la dirección. Según George Kidd, consejero delegado de PhonepayPlus, todo esto permitirá que las televisiones puedan fiarse de sus socios proveedores de servicio en su promesa de mejor atención a los espectadores En su opinión, el régimen de permiso previo permitirá al regulador cerrar el paso a quienes actúen inadecuadamente También en radio SOPAS CON ONDA F. Álvarez SIN COMENTARIOS l sector de la comunicación, encabezado por la prensa escrita, ha enseñado tímida pero necesariamente los dientes esta semana a quienes conciben el oficio de informar E como el deber de los medios de contar a la opinión pública lo que le conviene y cómo les conviene a unos pocos. Y, claro, con esa idea no conciben que el periodista quiera formular preguntas, se hace raro que el reportero no se conforme con la nota de prensa que alguien se ha tomado la molestia de redactar por él. E incluso incomoda que al fotógrafo no le baste el bonito posado que el convocante le ha facilitado junto con el texto que, por supuesto, debe difundir sin faltar una coma. Las declaraciones sin turno de preguntas se repiten entre políticos, hombres y mujeres de negocios, valga la redundan- cia, y todo aquel que considera tener algo que decir al vulgo mostrenco. Los profesionales de la información quedan reducidos a convidados de piedra, mudos, quietos y graves, sin opción de contrastar de primera mano la carga de contenidos que reciben y, por ende, incapaces de interpretar cuanto sucede a su alrededor, tantas veces tendenciosamente dirigido. Los elementos obstruccionistas al ejercicio del periodismo son el semillero de la información basura, la que escapa a los simples programas de corazón o sucesos. ¿Por qué conformarse con unos cuantos si se puede contaminar a todos?