Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
106 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo a 1.980 MW, que será la potencia instalada de la nueva central de carbón. Pero su reconversión al nuevo modelo supondrá también, y éste es el efecto buscado, una disminución de la contaminación. Enel- -Ente Nazionale per l Energía eLettrica- -anuncia que su nueva central reducirá el 88 por ciento las partículas emitidas en la combustión, que serán de 5,10 ppm- -partes por millón- el 88 por ciento el anhídrido sulfúrico (SO 2) el 61 por ciento los óxidos de nitrógeno (NOx) y el 18 por ciento el anhídrido carbónico (CO 2) Todo esto es posible gracias a una nueva tecnología de combustión bajo alta presión que evita en buena medida que el carbón entre en contacto con la atmósfera, lo que produciría un considerable aumento de la toxicidad de este combustible. La elección del carbón se debe a motivos prácticos. De hecho es el combustible más utilizado en el planeta para la producción de energía- -el 40,3 por ciento del total mundial- pero también es el que más contamina con las tecnologías clásicas. Este hecho ha llevado a la población de Civitavecchia a manifestarse en contra de esta propuesta. Varias organizaciones ciudadanas se han movilizado para impedir la transformación de la central, pero al final los 3.000 puestos de trabajo creados, y la inversión de 2.000 millones de euros, han podido más que las protestas ecologistas. Enel, en declaraciones a ABC, calificó de infundadas las protestas porque, hoy por hoy, una central de carbón no es como en los cuentos de Dickens; las nuevas tecnologías aplicadas a la producción de energía con carbone pulito -carbón limpio- -hacen que contamine mucho menos que la vieja central de fuel El profesor de Economía de la Energía de la Libre Universidad Internacional de Estudios Sociales (LUISS) y presidente de la International Association for Energy Economics, Andrea Bollino, corroboró lo acertado de la transformación fuelcarbón, conforme al modelo de esta central cercana a Roma porque contaminará menos y dará un mayor rendimiento Bollino explicó a ABC que el carbón es tratado a muy alta presión y no entra en contacto con el aire, por lo que no hay contaminación. Ante las protestas, el profesor italiano consideró que el problema se debe a la falta de información. Italia tiene el síndrome del consumidor sospechoso, se tiene miedo, así que todo se paraliza, de hecho nuestro país es el único sin centrales nucleares tras un referéndum en los años 80 añadió. Italia produce el 70 por ciento de su energía a partir del petróleo y el gas, lo que hace que cada vez sea más caro. Enel sostiene que el regreso al carbón es importante para abaratar costes, incluso teniendo que importarlo, ya que Italia no posee yacimientos importantes y hará llegar el carbón desde Indonesia, Australia y Suráfrica. DOMINGO 4- -5- -2008 ABC La generación del carbón limpio La eléctrica italiana Enel reconvierte su central de fuel de Civitavecchia en una central de carbón dotada de tecnologías capaces de recortar al máximo sus emisiones, conforme al modelo que impondrá la UE POR VERONICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL ROMA. La compañía eléctrica italiana Enel pretende modernizar las centrales que producen energía con petróleo- obsoletas y contaminantes como las definió un portavoz de la firma a este periódico- -por otras en las que se apliquen todas las nuevas tecnologías a disposición de la industria y que, a través de la combustión del carbón, ofrecen un mayor aprovechamiento energético y una energía más limpia. Parece una contradicción, y en nuestra conversación con Enel lo hicimos notar. La nueva central de Civitavecchia- -explicaron los responsables de la compañía- una vez terminada su reconversión de petróleo a carbón, no sólo cumplirá los límites impuestos por las leyes comunitarias, sino que estará muy por debajo de éstos, emitiendo menos de la mitad del límite de contaminantes establecido Las normas de la UE para el sector energético preven la reducción de los agentes contaminantes en un 40 por ciento respecto a los actuales, por lo que nuestras cifras sirven de garantía para la tutela del ambiente y la salud de los ciudadanos de la región de Civitavecchia, y por supuesto para los trabajadores de la central señalaron desde Enel. Según las cifras facilitadas por la compañía, la central de Torrevaldaliga Norte está certificada con las normas ISO 14001 y EMAS, lo que representa una garantía adicional de que la central de Civitavecchia no sólo respetará ahora las normativas europeas, sino que seguirá haciéndolo en los próximos años En su proceso de reconversión, la central experimentará una reducción de los 2.640 MW obtenidos a partir del petróleo, Tecnologías clásicas Consumidor sospechoso Normativa comunitaria Reducirá un 88 %l as emisiones de polvo de carbón, un 88 el SO 2 un 61 %lo s óxidos NOx y un 18 el CO 2 Las reservas estimadas de carbón aseguran su suministro, al ritmo actual, para los próximos 250 años Las reservas estimadas de carbón en el mundo son mucho más grandes que las de petróleo o gas natural. Con los yacimientos conocidos y al consumo actual, la disponibilidad de materia prima estará garantizada para los próximos 250 años. Bajo este punto de vista la opción de cambiar el petró- leo por el carbón es evidente, sobre todo teniendo en cuenta el alza de los precios del crudo. Aun con la apertura de una nueva central a carbón, Italia seguirá por detrás de los demás países europeos, ya que la electricidad producida con carbón- -24 por ciento- -sería inferior a la de Alemania (51 Di- El carbón seguirá a la cabeza dentro de un siglo En los próximos veinte años, los combustibles fósiles seguirá dominando de lejos la escena de la energía mundial, según numerosos expertos en la materia. El carbón seguirá siendo el más rentable y permanecerá en el primer lugar de la producción mundial de energía eléctrica. Además, será cada vez más limpio. Hoy en día, según datos de la Agencia Internacional de la Energía, es la base del 40,3 por ciento de la producción mundial; seguido del gas, que produce el 19,7 por ciento de la energía mundial; de la energía hidroeléctrica, con el 16 por ciento; de la nuclear, con el 15,2 por ciento; del petróleo, que proporciona el 6,6 por ciento; y por último encontramos las energías renovables por excelencia- -solar y eólica- que producen el 2,2 por ciento de la energía. Y dentro de un siglo, cuando el petróleo se esté agotando, el carbón seguirá produciendo en torno a un 40 del total de la energía eléctrica Uno de los desafíos ahora para la UE, y más viendo el aumento de la demanda de energía, es desarrollar tecnologías adecuadas que permitan un uso del carbón respetuoso con el medio ambiente. Éstas posibilidades existen, y lo demuestra la centra de Civitavecchia, que reduce en más del 80 por ciento las emisiones. Pero quizá también los esfuerzos deberían dirigirse hacia el abaratamiento de los costes de producción de las energías más limpias como la solar y la eólica.