Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 MADRID DOMINGO 4 s 5 s 2008 ABC Cinco proyectos para una obsoleta A- 6 Calzadas más amplias, variantes o más Bus Vao son algunas de las ideas para transformar una vía que, con el tiempo, se ha quedado sin espacio s Aumentan las protestas vecinales y medioambientales POR MERCEDES CONTRERAS FOTOS DE SAN BERNARDO JULIÁN DE DOMINGO MADRID. La falta de espacio rodea a la carretera de La Coruña en la misma proporción en que se intensifica el número de vehículos en la zona. A pesar de contar con mejores condiciones que otras nacionales, por haber sido ampliada de forma continua, su capacidad no cubre las necesidades debido al alto índice de motorización que tienen los habitantes de este corredor, con un elevado poder adquisitivo. Así, los atascos están a la orden del día, tanto si se trata de una jornada laborable como si hablamos de un fin de semana. No hay que olvidar que es la nacional con mayor índice de intensidad de vehículos diaria, superando los 80.000, y que también es el camino idóneo hacia la sierra, donde muchos madrileños se desplazan el fin de semana para descansar. La ampliación de calzadas, realizada hace más de 15 años, dio un respiro a los usuarios pero, poco a poco, se siguieron quedando pequeñas. Lo mismo sucedió con el Bus Vao que, pese a que levantó algunas quejas, resultó ser una experiencia positiva que no se ha repetido en ninguna otra nacional pese a los muchos anuncios realizados por la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Tal vez por esa falta de capacidad en la vía, y por las dificultades para dotarla de más carriles, los proyectos de mejora en diferentes puntos del trazado se suceden buscando, tal vez, eliminar puntos negros o defectos para intentar conseguir una mayor fluidez. Aún así, cualquier movimiento a la vista viene acompañado, en la mayoría de las ocasiones, de problemas medioambientales, con grandes protestas ecologistas, y vecinales. En la actualidad el Ministerio de Fomento tiene en marcha varios proyectos entre Madrid y Guadarrama y, por tanto, abiertos varios frentes de protesta. Variante de Las Rozas. Siguiendo el orden de salida desde la capital el primer proyecto, actualmente en periodo de información pública, es el de la variante de Las Rozas que, debido a la falta de espacio de la que estamos hablando, invade terrenos protegidos medioambientalmente al penetrar en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Un gran pulmón verde de la región, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. De momento, el Ministerio de Fomento ya ha empezado a estudiar las alegaciones presentadas tanto por la Comunidad autónoma como por el Ayuntamiento y algunos particulares. Los roceños quieren que esa variante, que partirá del kilómetro 15 de la A- 6, comience con un túnel de 4,5 kilómetros que discurra desde Casa Quemada hasta el Tejar. Consideran que, de esa forma, se evitaría la afección medioambiental en la zona de encinar existente en la Finca de Los Carriles y que, además, tampoco tendría impacto visual para los vecinos de La Marazuela. La propuesta del Ministerio atravesaba esa zona simplemente con un túnel de 850 metros construido, además, como falso túnel. Es decir, se abre la superficie y luego se cierra. La polémica, si las alegaciones no son atendidas o no se llega a un acuerdo, puede estar servida. Otro punto de fricción es la conexión de esta variante con el cierre que la Comunidad quiere dar a la M- 50 por el Norte, mediante su M- 61 en túnel bajo el Monte de El Pardo, tampoco del agrado de los ecologistas. La Consejería de Infraestructuras y Transportes, así como el Ayuntamiento de Las Rozas, quieren que se coordinen ambas obras y, que se mejoren los enlaces. dos están aún pendientes de declaración de impacto. Las plataformas en esta nacional, según el proyecto del Ministerio se desarrollan, para cada sentido de la circulación, junto a las vías de servicio. Hasta Torrelodones se sitúan entre las calzadas principales y las vías de servicio y desde Torrelodones hasta Villalba discurren por la parte exterior de esas vías de servicio. Carril- bus. Justamente al final del proyecto anterior comienza el segundo foco de conflicto, y el que más ha levantado los ánimos vecinales. Se trata del proyecto de construcción de plataformas reservadas para el transporte público y de mejora de las vías de servicio entre Las Rozas, punto donde acaba en la actualidad la calzada del Bus Vao, y Villalba. Esta ampliación del carrilbus se enmarca en el anuncio de la ministra Álvarez, en marzo de 2005, de construir unos 200 kilómetros de carril- bus repartidos en todo los accesos a la ciudad. La realidad, como hemos comentado antes, es que to- El Ayuntamiento de Las Rozas pide un túnel de 4,5 kilómetros para su variante y buenos enlaces con la M- 50 Los vecinos temen las expropiaciones por el nuevo carril- bus proyectado entre Las Rozas y Villalba Otro de los túneles de Guadarrama se modernizará y la Comunidad estudia una radial de peaje El actual Bus Vao, que discurre entre las calzadas principales, tendría continuidad, sólo para el transporte público, hacia Villalba mediante nuevas plataformas que cruzarían bajo las calzadas principales. Los vecinos de los aledaños de la nacional, principalmente en la zona de Torrelodones, no están nada contentos con la idea de Fomento. No quieren saber nada de este carril- bus porque temen que las expropiaciones afecten a parte de sus jardines o viviendas. Por ello, las alegaciones y los recursos no han parado de crecer y se muestran dispuestos a luchar aunados en una Plataforma, con su propia página web. Aseguran que las dificultades de tráfico se producen en los accesos al cuarto y quinto cinturón, así como al Bus Vao, por lo que consideran que el Ministerio de Fomento busca ampliaciones de calzada en zonas que no se necesita. El Gobierno regional, según declaró el consejero de Infraestructuras Manuel Lamela, tampoco quiere que se produzcan afecciones a las viviendas y se ha aliado con los vecinos. Por ello le ha pedido a Fomento que soterre los tramos que sean necesarios de la carre- Proyecto tras proyecto El nuevo túnel de Guadarrama, con su carácter reversible, tratará de paliar los atascos en días de máxima afluencia de vehículos