Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS En portada s La subida de las materias primas se ceba en los alimentos DOMINGO 4 s 5 s 2008 ABC ALGODÓN 0,91 En dólares por tonelada En dólares por tonelada 4,50 AVENA CEBADA 275 En dólares por tonelada TRIGO 210 En libras por tonelada ARROZ 25,00 En dólares por tonelada 249,50 05 08 21,67 05 08 170 18,33 0,76 3,67 233 0,61 0,6826 05 08 2,83 3,7725 05 08 164,0 05 08 192 130 11,87 0,46 0,4820 05 07 2,00 2,6250 05 07 150 176,10 05 07 90 98,6 05 07 94,7 05 07 5,00 +43,9 may ago dic abr 2007 2008 +41,4 may ago dic abr 2007 2008 +30,6 may ago dic abr 2007 2008 +78,5 may ago dic abr 2007 2008 +94,7 may ago dic abr 2007 2008 (Viene de la página anterior) bién provoca que en los supermercados encontremos los productos básicos de nuestra cesta de la compra con subidas que, en ocasiones, superan el 30 es que a los cereales se les ha unido una fuerte demanda procedente de países emergentes como China o la India, que junto a una escasez de producción por malas cosechas ha supuesto que el resultado no puede ser peor para nuestros bolsillos, como destaca el director de estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE) Gregorio Izquierdo. En este sentido, el director del Gabinete de Coyuntura Funcas, Angel Laborda, recuerda que la oferta es rígida y no responde tan rápidamente al incremento de la demanda que se ha producido a corto plazo En su opinión, se requiere más inversión que favorezca el aumento de la oferta. También desde el Servicio de Estudios del BBVA se hace hincapié en que los precios de todas las categorías de commodities están en los niveles más altos de más de una década aunque matizan que las alzas comenzaron en 2004 y 2005. Así, en la base de datos de la entidad figura un incremento del 76 del petróleo desde 2005, del 96 en el caso de los metales y del 65 por parte de los alimentos. Entre las razones que encuentra el BBVA para explicar esta situación se encuentra el apetito de los países emergentes y, más en concreto, la prefe- Oferta rígida rencia china por la carne. Si se añade un tercer factor como es el uso de los cereales- -maíz, colza o trigo- -para buscar una alternativa al cada vez más caro petróleo, el resultado resulta explosivo. Izquierdo considera que esta utilización provoca una distorsión del mercado, que dificulta la racionalización de la oferta El responsable del Servicio de Estudios del IEE añade además, que en Europa se ha estado hasta ahora subvencionando el abandono del cultivo de cereales, y dada su escasez, sobre todo, tras la mala cosecha de Ucrania, el ejercicio pasado, ha empezado a replantearse esta política. En el BBVA añaden, precisamente, la creciente demanda de etanol (maíz) y biodiésel (trigo, soja y colza) para presionar al alza los precios. En el caso de España, recordó a finales del pasado año la titular de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, algunas instalaciones que producen biodiésel permanecen cerradas desde abril de 2007 por los altos precios de los cereales y los costes de transporte. Espinosa explicó el alza de precios de los cereales por el desajuste existente entre la producción mundial y el aumento de la demanda sobre todo procedente de Brasil, Rusia, India y China. La ministra subrayó que la inestabilidad del mercado y la tendencia alcista de los precios ha provocado que los operadores privados tiendan a mante- ner los stocks para maximizar sus beneficios vendiendo estrictamente lo necesario. A ello suma las sequías y el cambio climático como fenómenos que han acentuado el problema y han provocado malas cosechas en Australia, Canadá y Europa, un fenómeno coyuntural inesperado que ha supuesto un impacto muy fuerte en los precios, agravado por la actual cosecha de trigo en Estados Unidos. Y si para cerrar este círculo vicioso se observa la trayectoria que ha seguido la cotización del dólar- -la divisa con que se pagan todas las compras internacionales- -frente al euro, entonces es para ponerse a ayunar, porque según explica Izquierdo lo que ha provocado es un incremento del precio en Cuarto factor origen de materias primas de primer orden, como es el caso del petróleo: Hasta que el dólar no sea caro, el precio del petróleo no empezará a bajar asegura Gregorio Izquierdo. Ningún analista, economista o gurú se atreve a predecir cuándo va a parar esta permanente crecida de precios. Pero algunos síntomas parecen empezar a dar cierta esperanza. Los manuales de economía enseñan que cuando hay mucha demanda de un producto, los precios suben, y transcurridos tres trimestres desde que estalló la crisis de las subprime el consumo ha empezado a resentirse, con lo que es de esperar- -según los manuales- -que los precios caigan. Esta misma semana lo hemos podido comprobar en la economía española. Las ventas del comercio al por menor- -hipermercados, supermercados y pequeñas cadenas- -cayeron un 8,7 y la inflación que campaba a sus anchas, al 4,6 en marzo, ya ha perdido cuatro décimas en abril por este descenso del consumo. No se puede olvidar, dentro de lo que consumimos los españoles, nuestra dependencia energética y de materias primas, incluidos los cereales, que tras el mal año que supuso 2007 para su cultivo debido a la sequía, nos ha traído precios excesivos que han empobrecido a la economía y a las familias, cuya capacidad de ahorro y de compra cada vez es menor. Ahora los expertos, incluido el vicepresidente económico, Pedro Solbes, vaticinan que a finales de año la subida de los precios caerá a niveles del 3 Porque además, el dólar ha empezado a corregirse y empieza a fortalecerse lentamente frente al euro. Y, no es casualidad, el precio del petróleo ha empezado también a bajar. En los mercados internacionales se empieza a hablar de una fuerte corrección de las materias primas, lo que calmaría la presión alcista de los precios, que tanto preocupa a un El consumo empieza a caer Los biocarburantes Ya se está haciendo palpable en España la caída del consumo por la situación económica y de los hogares españoles Organismos internacionales y algunos países ya han tomado cartas en el asunto El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional han sido las primeras voces en escucharse para defender la situación que empiezan a vivir algunos países pobres. El encarecimiento de las materias primas supone para ellos más hambre. También algunos países han optado por intervenir restringiendo las exportaciones a fin de proteger a sus consumidores. Éste ha sido el caso de Argentina con la carne y de Egipto, Camboya y Vietnam, con el arroz. El instrumento elegido ha sido elevar los precios mínimos de la exportación o imponer o elevar los impuestos. Otros países han optado por adelantar compras de alimentos básicos ante el temor a la escasez. Como consecuencia de todas estas maniobras las reservas de granos están en los niveles más bajos en décadas subraya el BBVA. El problema añadido ante esta situación es que existen países pobres en Asia y África para los que las alzas de precios de trigo implican hambre.