Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA Ante el Congreso del PP s Entrevista DOMINGO 4 s 5 s 2008 ABC (viene de la página anterior) Y es que parece que a diferencia de otros destacados dirigentes del PP, Francisco Camps carece de eso que se llaman entornos los mismos que intentan situar a sus respectivos jefes en rampas de salida de no se sabe qué y mantiene luchas soterradas por un poder que todavía no se tiene. Asegura que nadie me anima a aspirar a algo más de lo que es ahora, que nunca, nadie me dice nada porque lo que todo el mundo sabe es que quiero ser presidente de la Generalitat Trabajar para la Comunidad Valenciana y para España es el papel que tengo que hacer, y no inventarme una cosa nueva agrega para asegurar a continuación que no hablo del partido con nadie ni siquiera en su calidad de veterano militante, condición con la que bromea. Soy el más veterano, si exceptuamos a Don Manuel, a Rita Barberá y a 25 más lo que le convierte en un miembro del clan de los pata negra Admite que en sus cinco años como presidente de la Generalitat, el poder- -él prefiere definirlo como servicio a mis conciudadanos -le ha cambiado en el sentido de que me ha hecho querer mucho más a la Comunidad Valenciana y a España Entré en el partido por unas convicciones y durante estos años esas convicciones se han multiplicado por mucho. Vale la pena esforzarse por la Comunidad valenciana y por España En 1982, año de los 202 diputados del PSOE, entró a militar en Alianza Popular. La organización de Valencia era un erial y él mismo, con 20 años de edad, fue pescando a gente en la facultad de Derecho. De su mano entran en la organización juvenil de la AP valenciana Gerardo Camps y Esteban González Pons. Al grupo acabaría uniéndose también Juan Costa. Es el germen de jóvenes valencianos de los que se nutre también Eduardo Zaplana cuando desembarca en la presidencia regional de un partido diezmado y acostumbrado a vivir en la oposición. El presidente de la Generalitat creció políticamente en el PP y me fijé siempre en los líder del PP, Aznar, Rajoy, Mayor Oreja, Arenas, Rato, Cascos... Se declara fan de las personas que hacen bien las cosas y aunque no entre en el terreno de sus predilecciones ningún socialista, declara sus simpatías por la actual ministra de Defensa, Carme Chacón, quien, en calidad de vicepresidenta de la mesa del Congreso, se portó muy bien como anfitriona cuando fuimos al Congreso para debatir la reforma del Estatuto valenciano Co- mo ministra de Vivienda pusieron en marcha muchos planes conjuntos. Pero, a su juicio, el PSOE es el pasado, está lleno de complejos y de frustraciones de la izquierda preconstitucional. Si hay algún partido que sea fruto del desarrollo de la Constitución de estos años, ese es el PP Zapatero ha tirado en Cataluña de los proyectos de Aznar C. DE LA HOZ J. L. JARABA MADRID. Cataluña sigue siendo la gran asignatura pendiente de los populares, pero la situación de debilidad del PP en esta región es, para Camps, efecto de una sistemática operación de ataque. Zapatero- -agrega Camps- -se ha preocupado más de atacar al PP que en hacer cosas a favor de Cataluña La reforma del Estatuto, mantiene, no fue más que un lío destinado, también, a desgastar a los populares. Porque en definitiva, el presidente de la Generalitat Valenciana sostiene que el jefe del Ejecutivo ha tenido que tirar de los proyectos de Aznar para solucionar los problemas de Cataluña Primero con el trasvase del Ebro a Barcelona- -que estaba contemplado en el PHN- -y segundo, culminando las obras del AVE a la Ciudad Condal y la ampliación del aeropuerto de El Prat, también iniciadas bajo Gobiernos de José María Aznar. Pero es el agua el auténtico caballo de batalla de los populares valencianos. El trasvase a Barcelona es para Camps la prueba del nueve de cómo Zapatero se ha saltado a la torera el que debiera haber sido, a su juicio, el primer pacto de Estado PSOE- PP. Afirma que eso demuestra que quien nunca ha querido pactar cuestiones de Estado durante toda la legislatura anterior ha sido Zapatero Con un iremos hasta el final resume la postura del PP valenciano para recordar a continuación que dijimos que no había alternativa al trasvase del agua del Ebro, y el Gobierno lo reconoce haciendo Antesala de triunfos Para terminar, queda un último interrogante que se le formula en los siguientes términos: ¿Qué pasará con Rajoy si los resultados de las consultas electorales próximas le son adversos? Hablamos de las gallegas, vascas y europeas. Su respuesta tiene el tono general de la entrevista, el de optimismo. Porque Camps cree que la XVI cita congresual tiene que se la antesala de triunfos en Galicia, de resultados excepcionales en el País Vasco y de ganarle al PSOE las europeas. Y yo voy con ese convencimiento y pediría a mis compañeros que acudan también con ese convencimiento al congreso: a ganar Queda dicho. Ruptura de los Pactos de Estado un trasvase a Barcelona. Iremos hasta el final insiste. Y ese final puede ser Europa y el resto del mundo, donde haga falta, para demostrar que tenemos un Gobierno que ha mentido sentencia. Camps tiene sobre la mesa cuatro peticiones a Zapatero que no se cumplieron en la legislatura anterior y que han motivado, entre otras cosas, una especie de entente Cataluña- Valencia para afrontar la próxima negociación sobre financiación autonómica. Su lista de peticiones empieza por que el Ejecutivo reconozca que somos un millón de habitantes más a efectos de financiación; que me haga el AVE a las tres capitales de provincia a alta velocidad; que vengan como mínimo a Valencia 2.000 miembros de las Fuerzas de Seguridad y que me dé 350 hectómetros cúbicos de agua del Ebro. Todos los días le pido lo mismo apunta no sin sorna. En cuanto a la financiación, reclamará que el Estado ponga más dinero sobre la mesa echando mano de parte del superávit generado, en buena parte, por la inmigración. Lo que pide el entrevistado es que parte de ese dinero vaya a las Comunidades que pagamos las sanidad y la educación de esas personas que están pagando al Estado En los últimos siete años la población de Valencia se ha incrementado en 800.000 personas, lo que ha supuesto un cambio sociológico sin precedentes. Más del 50 por ciento de los nuevos puestos de trabajo generados en esta Comunidad están en manos de inmigrantes. La integración de facto, de verdad, se hace todos los días en las Comunidades De ahí la idea de un contrato de integración para inmigrantes todavía por concretar. Se trata de que las personas que vienen de fuera conozcan esta gran nación, los comportamientos, los valores, la tradición para que quieran más a la Comunidad valenciana y a España Financiación autonómica Germen del futuro partido Camps asegura que en mi partido hay debate todos los días Con el tema del agua iremos hasta el final. Hasta Europa, hasta el resto del mundo, donde haga falta para demostrar que tenemos un Gobierno que ha mentido