Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA Ante el Congreso del PP s Entrevista DOMINGO 4 s 5 s 2008 ABC Mariano Rajoy es un gran líder: tiene poso, nivel y potencia Francisco Camps s Presidente de la Generalitat Valenciana Yo apoyaré todo lo que haga Rajoy en el congreso afirma en esta entrevista plena de optimismo ante el congreso del PP. Y sentencia: El único candidato alternativo a Rajoy es Zapatero ¿La crisis interna? Para él no es más que una marejadilla POR C. DE LA HOZ J. L. JARABA FOTO: JAIME GARCÍA MADRID. El estado casi de depresión colectiva en el que se encuentra inmersa una buena parte del PP se superaría con un par de sesiones de terapia con Francisco Camps (Valencia, 1962) presidente de la Generalitat Valenciana. Debería ser el paso obligado para muchos de los compromisarios que acudan al XVI cónclave popular, una cita que a Camps le gustaría que fuera el gran congreso de la España del siglo XXI el gran congreso de un país que tiene que tener voz propia y peso específico, de un país que ha superado todos sus complejos, todos los problemas del pasado y que ahora es una nación renovada, rejuvenecida e ilusionada En definitiva, la asamblea del principal partido de España en número de militantes tiene que hablar a esa nación nueva que es la España del siglo XXI Este poderoso barón territorial- -por mucho que huya de dicha etiqueta- -se ha convertido en uno de los principales referentes de un partido que mira con muchas dudas su futuro. También es el más importante valedor de su jefe de filas, Mariano Rajoy, del que dice que es un gran líder y al que atribuye poso, nivel y potencia Estoy convencido de que va a ser presidente del Gobierno y el mejor presidente del Gobierno de España. Yo le escucho y le sigo. Veo cómo plantea las cosas y me parece una personalidad de primer nivel aduce. Optimismo sería el estado de ánimo que mejor definiría al presidente de la Generalitat Valenciana. Es cierto que pilota una locomotora electoral que ha dado 19 diputados a Mariano Rajoy y que se muestra incontestable en las autonómicas ante unos socialistas valencianos inmersos en crisis recurrentes, pero reparte méritos cuando sale a colación la figura de su antecesor, Eduardo Zaplana. Justo el día en que se realiza esta entrevista las alertas de los móviles dan el primer flash sobre el paso del también ex ministro y ex portavoz parlamentario a la empresa privada. Ha sido un excepcional presidente de la Comunidad Valenciana. Dio la vuelta al marcador y deja detrás una excepcional actividad política ¿Es el final del zaplanismo se le interroga: Nunca he considerado esta cuestión. Lo que he hecho es trabajar mucho en intentar que todo el mundo se sienta cómodo con el proyecto. Lo importante que queda es el excepcional legado de muchos años al frente del partido, de la Generalitat Valenciana, como ministro y como portavoz responde conciliador a pesar de la enemistad manifiesta que mantienen. para afirmar que entiendo que hay que continuar hacia adelante. Yo soy optimista y estoy convencido de que por el camino que vamos conseguiremos la victoria electoral en las próximas elecciones y Rajoy será presidente del Gobierno. Es que estoy convencido de ello, si no, no estaría con la ilusión con la que estoy, y para poder ilusionar a mis compañeros de partido tengo que transmitir lo que siento y es que lo siento hasta lo más íntimo de mi corazón proclama sin dejar apenas resquicio a la réplica. Pero cuando se le recuerda que Rajoy ya ha acumulado dos derrotas electorales, vuelve a echar mano de ese optimismo casi patológico como el de José Luis Rodríguez Zapatero- -con el que no le gustan que le comparen- -y explica a sus interlocutores que mucho más difícil era ganar en 1996, sin haber gobernando nunca que aspirar a conseguirlo en las próximas elecciones generales, cuando ya se ha demostrado que sabemos que es posible. Esa fuerza que hoy tiene el PP- -señala- -no la tenía antes de empezar a gobernar Ahora, los populares son conscientes de dos cosas: Que podemos gobernar porque ya lo hemos hecho y que gobernamos mucho mejor que el PSOE Y a continuación minimiza la crisis precongresual del PP, que califica de marejadilla lo que significa que, en términos meteorológicos, se supera en cuanto se ponga en marcha la legislatura de modo que dentro de unos pocos días brillará el sol y el congreso será un gran éxito político Su receta para conseguir ese puñado de votos que les daría la victoria al PP es continuar con el discurso, pero, también, innovar y sobre todo no perder la ilusión de que podemos ganar Es una de las cosas en las que más he insistido en este proce- ESPERANZA AGUIRRE A mí Esperanza Aguirre me encanta, y ella lo sabe. Se lo he dicho un montón de veces. Tengo debilidad por ella TERCERA VÍA Mi mañana es la Comunidad valenciana. Y punto. Mi servicio al partido es siendo presidente de la Generalitat PRIMARIAS No casan con el sistema político español. El PSOE las intentó y fue un auténtico fracaso y, además, fracaso tras fracaso OPTIMISMO Sin autocrítica Pero a Camps parece darle mucha pereza hablar del pasado. Explica que en su casa sólo se hablaba de mañana y de futuro mientras los muestrarios de telas de la pequeña empresa textil de sus padres se fabricaban a siete meses vista. En su casa no hubo nunca una conversación de ayer e intento aplicar eso en la política Por eso tampoco deja mucho lugar a la autocrítica a pesar de que se le requiere para ello. Da la vuelta al argumento Este congreso tiene que ser la antesala de triunfos en Galicia, de resultados excepcionales en el País Vasco y de ganarle al PSOE las europeas so precongresual. No perdamos la convicción de que podemos ganar las elecciones Calculo que hay un millón y medio de españoles de los que han votado a Zapatero que cuando se den cuenta de que el discurso del PP es su discurso, nos votarán o dejarán de votar al PSOE. Zapatero tiene votantes muy de la radicalidad de la izquierda y otros que podrían votar perfectamente al PP. Todo es cuestión de tiempo, tiempo al tiempo recomienda al ser interrogado respecto a qué puede ofrecer Rajoy que no haya ofrecido ya, mientras defien- Camps promueve junto a Aguirre el proyecto de una gran región que sume a madrileños y valencianos Imaginemos una gran región española de más de once millones de habitantes, esto es, el 25 por ciento de la población total del país. Esa gran región comienza en la Comunidad de Madrid, sigue por el corredor de Castilla- La Mancha y culmina en la Comunidad de Valencia. Su influencia también llega a Murcia y a la provincia de Almería. Tiene el principal aeropuerto del país (Barajas) y también el puerto (el de Valencia) y, además, la región está comunicada por la alta velocidad. Todo ello permite transportar pasajeros y mercancias por todo el mundo y en todas direcciones, dinamizar, aún más, sus economías y crear sinergias de gran potencialidad. Este es el proyecto estrella que comparten Francisco Camps y Esperanza Aguirre, quienes han transmutado el llamado eje de la prosperidad -que antes incluía también a Baleares- -en un proyecto de ambición nacional por el que se pretende crear una de las zonas económicamente más activas en el sur de Europa. Francisco Camps insiste mucho en esta cuestión durante la entrevista. Lo suyo, explica, es el AVE, el agua (sin la que no hay crecimiento) las comunicaciones, las infraestructuras, los proyectos, y no las luchas por el poder en el seno del Partido Popular, aunque haya tenido que librar muchas de ellas en la organizaciones regional. En las Comunidades gobernadas por el PP hablamos de futuro. Todo es futuro en nuestro discurso. Es el gran discurso de la España de hoy explica para apuntar a continuación que eso será lo que vean los ciudadanos cuando tengan que acudir a las urnas en 2012.