Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA EN LA MUERTE DE LEOPOLDO CALVO- SOTELO SEMBLANZA DOMINGO 4 s 5 s 2008 ABC Felipe González Ex presidente del Gobierno Jordi Pujol Ex presidente de la Generalitat Soraya S. de Santamaría Portavoz PP en el Congreso José Blanco Secretario Organización PSOE Javier Rojo Presidente del Senado Fue un hombre honesto que puso por encima de todo el bien común y la salvaguarda de la libertad Su valentía le permitió llevar a cabo su misión dignamente y en circunstancias muy difíciles Fue un presidente del Gobierno con un profundo sentido de Estado y un referente en la Transición Su entrega a la democracia fue decisiva para consolidar muchos derechos que hoy disfrutamos Representa una generación que dio un paso adelante en momentos muy complicados Una inmutable figura en la sombra La figura de Leopoldo Calvo- Sotelo y Bustelo se vio eclipsada tanto por el carisma de su predecesor, Adolfo Suárez, como por la fuerza rejuvenecedora de su sucesor, Felipe González. Sin embargo, fue, sin duda, uno de los grandes protagonistas de la Transición J. A. MADRID. Leopoldo Calvo- Sotelo y Bustelo protagonizó una vida repleta de éxitos personales y políticos, aunque su recuerdo permanecerá ligado a su activa participación en la Transición y a que asumió la responsabilidad del Gobierno en el momento más decisivo para el asentamiento de la democracia y el orden constitucional en España. Su aspecto inmutable- -se le llegó a caricaturizar cual esfinge- -también pasará a la historia. Se correspondía con un carácter sereno y controlado, que tuvo la indudable virtud de transmitir seguridad y tranquilidad al pueblo español tras el intento de golpe de Estado del teniente coronel Tejero, el 23 de febrero de 1981, que se produjo en el pleno de su investidura. Nació en Madrid el 14 de abril de 1926. Su padre era un destacado letrado del Estado y su madre hija del diputado y senador liberal Ramón Bustelo. Único varón de los cuatro hijos del matrimonio, quedó huérfano de padre a los siete años. Buscó el amparo de su tutoría en sus tíos Francisco Bustelo y Joaquín Calvo- Sotelo, conocido periodista y dramaturgo. Desde muy joven mostró inclinaciones políticas. Sus primeros pasos se encaminaron, a los 16 años, hacia las Juventudes Monárquicas, que presidía Joaquín Satrústegui. Fue allí donde germinó una estrecha amistad con Alfonso Osorio. Finalizó Ingenieros de Caminos en Madrid con el número uno de su promoción. Se doctoró en 1951. Poco después se casó, en 1954, con Pilar Ibáñez, hija del ministro de Educación Ibáñez Martín, con la que tuvo ocho hijos. Mantuvo una extensa y exitosa carrera profesional. En 1963 fue nombrado consejero y director general de la Unión Española de Explosivos, S. A. En 1967, presidente de Renfe. En cuanto a su actividad política, fue procurador en Cortes en representación de los empresarios de Industrias Químicas, de octubre de 1971 hasta diciembre de 1975. Ese año, fundó la Federación de Estudios Independientes, S. A. (Fedisa) Tras la muerte de Franco, Calvo- Sotelo se alineó, de forma casi imperceptible pero constante, junto a Adolfo Suárez y Alfonso Osorio, en los puestos estratégicos de la vida política de España. En el primer Gobierno de la Monarquía, presidido por Arias Navarro, fue nombrado ministro de Comercio el 11 de diciembre de 1975. Posteriormente, fue titular del Ministerio de Obras Públicas en el Gobierno de Suárez, pero renunció para convertirse en uno de los artífices de la creación de Unión de Centro Democrático (UCD) Fue elegido diputado por Madrid en las primeras elecciones generales del 15 de junio de 1977 y nombrado portavoz en el Congreso de UCD. El 11 de febrero de 1978 fue designado ministro de Relaciones con las Comunidades Europeas. En las Generales del 1 de marzo de 1979, ocupó el segundo puesto en las lista de UCD por Madrid y fue reelegido diputado. En este segundo Ejecutivo de Suárez continuó al frente del Ministerio sin cartera de las Relaciones con las Comunidades Europeas. El 9 de septiembre de 1980 pasó a ocupar el cargo de vicepresidente segundo para Asuntos Económicos. Cuando Adolfo Suárez se vio obligado a dimitir el 29 de enero de 1981, Leopoldo Calvo- Foto dedicada por Adolfo Suárez a Leopoldo Calvo Sotelo, que concluye con un ¡Gracias! Sotelo fue designado por el comité centrista como candidato a la presidencia por su partido, UCD. En el pleno de su investidura del 22 de febrero no obtuvo, en la primera votación, la mayoría absoluta. Al día siguiente, se produjo el intento de golpe de Estado de Tejero, que mandó ocupar el Congreso de los Diputados a un grupo de guardias civiles y soldados. Dos días más tarde, neutralizado el movimiento golpista, obtuvo la mayoría de votos y fue proclamado presidente del Gobierno español. Se encontró con una España frágil, inestable y en crisis económica. Calvo- Sotelo ofreció la serenidad, el aplomo y la sobriedad de quien intenta capear el temporal. Su mandato al frente del Ejecutivo duró 20 meses. Uno de los acontecimientos más destacados durante su gestión fue el ingreso de España en la OTAN. El 27 de agosto de 1982, Leopoldo Calvo- Sotelo disolvía el Gobierno y se convocaron nuevas elecciones generales para el 28 de octubre, en las que UCD sufrió una fuerte derrota ante el PSOE. Sin embargo, consiguió renovar su escaño de diputado por Madrid. Aunque la derrota electoral le restó un indudable protagonismo, continuó ejerciendo como político. En 1984 fue elegido miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Euro- ABC En las Juventudes Monárquicas Fue presidente del Gobierno en el momento más decisivo para el asentamiento de la democracia pa y en 1986 del Parlamento Europeo. Este mismo año decidió retirarse de la política con el mismo estilo con el que entró en ella, con discreción. Pasó al Consejo de Estado como consejero permanente. Además, formó parte del Consejo de Administración del Banco Hispano Americano. Ha publicado algunos ensayos, como Memoria viva de la transición (1990) obra en la que realiza un exhaustivo análisis y valoración histórica de la transición política española. Otros de sus trabajos fueron Ribanova y Papeles de un cesante En diciembre de 2003 presentó en público Plática de familia (1878- 2003) Poseedor de la Gran Cruz de la Real Orden de Carlos III, entre sus distinciones siempre recordaba la elección de Español del año 1981 por el Consejo Redacción de ABC.