Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES www. abc. es deportes SÁBADO 3- -5- -2008 ABC El meta del Osasuna, Ricardo, a la izquierda de la imagen, en el momento de ser expulsado ante el Valencia por un penalti inexistente ROBER SOLSONA Contra los de blanco, contra los de negro... El Osasuna sumará mañana a la habitual hostilidad en Pamplona hacia el Madrid su lucha y la de su afición frente a lo que consideran perjuicios de los árbitros ALBERTO LARDIÉS PAMPLONA. La pitada que los seguidores del Osasuna obsequiarán a los jugadores del Real Madrid cuando salten mañana al campo, sean o no campeones en ese momento, competirá en intensidad y decibelios con el recibimiento hostil al árbitro del partido, Medina Cantalejo. En Pamplona, los ánimos están más que encendidos y, amén de las ganas que siempre se le tienen al equipo blanco, en esta ocasión se suma la inquina contra los de negro, los colegiados, que con sus errores de esta temporada han perjudicado claramente al equipo navarro. Y todo ello aderezado por la soga del descenso, que casi ahoga a unos, y la posibilidad de ganar la Liga que tienen los otros. No en vano, el partido es de alto riesgo La actuación arbitral de Ontanaya López la pasada semana en el encuentro frente al Valencia- -pitó un penalti que no era y expulsó a Ricardo en el minuto 10- -ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia osasunista. Hasta ahora, pese a otros clamorosos fallos de los árbitros, el ruido que habían hecho desde la parroquia rojilla era escaso. Ziganda decía que él prefería no hablar de los árbitros, Patxi Izco optaba por la paciencia y la tranquilidad y sólo algún jugador protestaba. Pero la concatenación de un par de errores graves- -en la jornada anterior a la de Valencia, el Osasuna perdió en casa contra el Deportivo merced a un penalti inexistente- la cercanía del descenso y el hecho de que todas las miradas estén fijas en el Reyno de Navarra por la visita del líder que puede ser campeón han provocado un cambio de actitud. Tras el choque en Valencia, Ziganda se mostró muy crítico con las actuaciones arbitrales y dijo que la paciencia tiene un límite A renglón seguido, fue el capitán Cruchaga el que afirmó que sin errores arbitrales el Osasuna estaría luchando por la UEFA y que no ha habido un partido en que se hayan equivocado a favor Después fue Izco el que se ocupó de calentar el encuentro al quejarse amargamente de las actuaciones arbitrales y al asegurar que desde el club se ha trasladado un profundo malestar a donde corresponde Suma de errores Pamplona tienen motivos para quejarse. Seguramente no son tantos errores como se dicen, pero algunos son clamorosos: Almería, 2; Osasuna, 0: el colegiado expulsó al meta Elía y pitó un penalti injusto a instancia del juez de línea después de que el partido se siguiese disputando durante casi dos minutos. Sevilla, 2; Osasuna, 1: Iturralde González se tragó en el descuento una agresión de Poulsen a Flaño y en la siguiente jugada se inventó un penalti que supuso el 2- 1. Barcelona, 1; Osasuna, 0: los azulgrana ganaron tras anularse un gol legal osasunista. Osasuna, 0; Recreativo, 1: gol legal anulado a Osasuna con empate a cero. Osasuna, 0; Deportivo, 1: pierden los de Pamplona por un penalti inexistente. Valencia, 3; Osasuna, 0: el árbitro pita un penalti que no fue, expulsa al portero y el Valencia marca el 1- 0. La rabia, en fuerza Eso sí, Izco abogó por la unidad y porque la rabia ante las injusticias se transforme en fuerza Además, los medios de comunicación de la región son un clamor, tan fiero como el de la afición, que está más que enfadada. Tanto que en el Día del Osasunista, que se celebra mañana, se ha hecho un cambio de última hora: el pasacalles previsto se convertirá también en una protesta contra los despropósitos cometidos por los árbitros. En ese contexto, y aunque parezca mentira, en Pamplona se ha hablado durante toda la semana mucho más de los árbitros que del posible alirón del Madrid; de que Juanfran, un pilar básico del club navarro, no pueda jugar frente al equipo que lo tiene cedido, o de que el líder haya decidido recomprar a Javi García. El objetivo para los de Pamplona es uno: ganar como sea para evitar el descenso. Y para ello, además de las quejas por los árbitros- -el que no llora no mama- el club ha emprendido una campaña de mensajes sms y correos electrónicos con el texto Más rojos que nunca, porque merece la pena En los entrenamientos- -también debido al puente- -ha habido más público de lo habitual. Todo el entorno es una piña. La salvación está en juego. Errores de los árbitros al margen, lo cierto es que los de Pamplona han cosechado tres derrotas seguidas en casa por la mínima, frente a Betis, Recreativo y Deportivo. En los tres encuentros el Osasuna mostró una incapacidad absoluta de reacción, ya que apenas inquietó tras ponerse por detrás en el marcador. También es preocupante la falta de puntería de los delanteros navarros. Dady no es el que sorprendió a principio de temporada. Kike Sola no está tan fino como hace unas semanas. Y Portillo ha hecho un mal año. Además, algunos jugadores emblemáticos, como Puñal, no están en su mejor momento.