Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 s 5 s 2008 SALUD 91 MEDICINA DEPORTIVA Identificada una alteración genética que borra la trampa del dopaje Los test de control son inútiles si está alterado el gen que metaboliza la testosterona N. R. C. MADRID. La naturaleza también ayuda a los deportistas tramposos a esconder su truco para ganar. El Instituto Karolinska (Suecia) ha comprobado que algunos consumidores de testosterona, una hormona utilizada para mejorar el rendimiento deportivo, pueden tomarla sin temor a los test antidopaje Y lo logran sin ninguna artimaña, basta con la ayuda de su propia biología. Algunas personas cuentan con una alteración en el gen que utiliza el organismo para convertir la testosterona en un compuesto que se disuelve en la orina. El defecto no impide que la testosterona, la hormona masculina por excelencia, ayude a los deportistas a ganar masa muscular libre de grasa. No sólo facilita este efecto sino que además les proporciona una ventaja: pueden tomarla con total impunidad, porque no encenderá las alarmas en un control de orina antidopaje. Este cambio en la biología no está presente por igual en todas las etnias. Se sabe que es más común en los varones asiáticos, lo que podría ser una llamada de atención ante los próximos Juegos Olímpicos. El descubrimiento se ha hecho en el curso de un estudio con 55 varones que se ofrecieron voluntarios para inyectarse testosterona y someterse después a una prueba de control. En la mayoría se detectó la sustancia dopante, salvo en 17 de los voluntarios, que dieron negativo. Un análisis genético comprobó que les faltaba ambas copias del gen. Aunque no es necesario perder las dos copias del gen para engañar al test. El análisis, durante la investigación, tampoco detectó todos los positivos de dopaje en las personas a las que les faltaba una de las copias. Este estudio no fue casual. Los investigadores sabían desde hace tiempo que algunos hombres asiáticos parecían tener la habilidad de tomar fármacos sin que se les pillara en los análisis. Pero no se sabía cómo lo lograban. Ahora ya saben por qué y se preguntan si los deportistas deberían pasar por un análisis genético previo para saber si juegan con ventaja. Antes de competir los atletas deberían proporcionar una muestra de su ADN para saber si cuentan con el gen que ayuda a metabolizar la testosterona, una de las sustancias dopantes más comunes. Libro ESTEROIDES, ANABOLIZANTES Y ANDROGÉNICOS Los daños en el organismo Psíquicos: aumento de la agresividad, dependencia Pérdida de pelo Infarto cerebral Acné Trastornos cardiovasculares Tumores hepáticos Asiáticos con ventaja El estudio del Instituto Karolinska cobra aún más importancia este año, cuando quedan meses para que se celebren los Juegos Olímpicos en China y los deportistas asiáticos buscan un hueco en el medallero. Se estima que la pérdida de material en ese gen que metaboliza la testosterona ocurre en dos tercios de la población asiática y en un 10 por ciento de los caucásicos. Los científicos suecos han publicado sus resultados en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism Su información necesita ahora más trabajos que la apoyen y ofrezcan nuevos detalles. Uno de ellos es saber qué ocurre Problemas musculares Rupturas de tendones Sistema reproductor: En hombres: atrofia testicular e infertilidad En mujeres: infertilidad, aparición de quistes en el ovario, alteraciones de los ciclos hormonales Masculinización de mujeres (engrosamiento de la voz, incremento del vello facial, desarrollo de caracteres sexuales masculinos) A veces, a los niños les cuesta aprender buenos hábitos de comportamiento en ámbitos tan diversos como la alimentación, la higiene, la comunicación, la lectura o el sueño. Pero a los padres tampoco les resulta fácil inculcárselos. Suelen perder la paciencia, no saben escuchar, no crean ilusión y a veces olvidan cómo comunicar a sus hijos pequeños lo locamente que les quieren El nuevo libro del doctor Eduard Estivill, escrito en colaboración con Yolanda Sáenz de Tejada, ayudará tanto a los padres como a los hijos en la tarea conjunta de aprender nuevos y buenos hábitos de conducta. ¡A jugar! proporciona una serie de herramientas, en forma de juegos y trucos, para que los padres eduquen a sus pequeños de una forma lúcida y divertida, y éstos crezcan con autonomía y autoconfianza. El libro está estructurado en forma de fichas, con pequeñas ilustraciones, y en cada una se propone un juego. Vías de administración: Inyectable, tópica (en geles y cremas) y en pastillas ABC con las mujeres porque ellas metabolizan la testosterona de forma diferente. Así que un estudio sólo con mujeres podría determinar si la deleción genética afecta a los test antidopaje de la misma forma. Más información sobre dopaje: http: www. cerodopaje. com