Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16- 17 S 6 LOS SÁBADOS DE Sano por dentro, guapo por fuera No fruta, no, mamá. Qué pereza... Y mamá, con tal de no discutir, no le da fruta al niño. Craso error. Ya les estamos educando mal. Según las últimas recomendaciones nutricionales hay que consumir, al menos, tres piezas de fruta al día. Y en España, el país de la fruta por excelencia, no llegamos ni al 50 por ciento del consumo recomendado por la OMS. Será cuestión de carácter. Al niño le da pereza y a los mayores también. Sólo pensar en pelar una naranja o una manzana... En fin, sea como sea hay que intentar ingerir estos alimentos tan buenos para la salud como para la belleza, ya que son ricos en vitaminas, minerales, fibras y micronutrientes esenciales. Y al que de verdad le cueste, que intente sustituirlo por algún producto que procure cumplir las funciones de una pieza de fruta. En todo su valor. ¿Por ejemplo? Solan de Cabras Fruta Esencial, unos envases conocidos como monodosis de fruta- -conservan sus principales propiedades nutricionales- cien por cien natural, sin colorantes, conservantes ni azúcar añadido. Están deliciosos y se pueden tomar en cualquier momento ya que, gracias a su tamaño, se pueden llevar en el bolso o en la mochila de los niños. Hay cuatro sabores: melocotón, pera, mango y manzana. ¿Un fallo? ¡Una vez que los pruebas- -si eres perezoso- -ya no puedes vivir sin ellos! Nos ha pasado... DÍAS DE JÚBILO El otro Coppola o me refiero al director de cine ni a su papá, el músico, sino a Horacio Coppola, el fotógrafo argentino cuyo cumpleaños número 102 ha sido celebrado con una exposición en los salones de la Telefónica madrileña. No es la primera vez que el artista es reconocido en España. Ya el IVAM (Valencia) se acordó de sus 90 abriles con una muestra exhaustiva. Ahora he recorrido sus fotos en compañía de Telmo, aviador, Agusto, filósofo y Eulogio, abogado. Buena parte de la colección la componen las tomas que Coppola hizo en 1936, cuando el cuarto centenario de la ciudad y la inauguración de su Obelisco, monumento emblemático al fálico orgullo porteño. Es admirable el talento coppoliano para sorprender a gente anónima y dibujar enigmáticas historias con pocas poses. Ángulos inesperados convierten lo que vemos todos los días, sin mirar, en eso que está ahí y que revela aquella otra mirada, la que dispara una cámara de fotografías. Es para creer que vivimos rodeados de misterios y no nos damos cuenta. Coppola, por otra parte, tiene el talento de evitar pintoresquismos. Su Buenos Aires elude a bailarines de tango, al- -entonces ignorado- -Pasaje Caminito, las algaradas de los hinchas de fútbol y el asado de los domingos. Me fascina la capacidad de ese arte para convertir la vida de carne y hueso en desfile de fantasmas. Esa gente que ya no existe o que si existe resulta irreconocible, sigue ahí, para siempre, gracias a que- ¡precisamente! -no tiene cuerpo. Es como si se hubiesen retratados sus almas, en carne viva pero inmortales. Hay algunas fotos que parecen cuadros abstractos o componendas de planos con la firma de Picasso o de Juan Gris. Son objetos cualesquiera pero la cámara los ha manipulado hasta volverlos irreconocibles. Dos manzanas pueden ser una cordillera. Una máquina de escribir sin teclas semeja un teatro. Un edificio reflejado en un cristal es un arroyo poblado de minúsculos peces. ¿Eso qué es? -pregunta el abogado- -No sé, no me entero- -dice el aviador- Me gustan más las calles con gente. -Yo sí me entero- -concluye el filósofo- Son imágenes. No están en la calle ni en la gente. Están ahí. Para siempre. Ahí. N Blas Matamoro Sin olas La mar de relax El nuevo destino para los hedonistas es Thalasia Hotel Talasso Center, junto al Mediterráneo y el Mar Menor y frente al Parque Natural de Las Salinas de San Pedro del Pinatar, en Murcia. Inaugurado hace menos de un año, ofrece 4.500 m 2 de universo marino: piscinas con diferentes chorros subacuáticos, camas de agua, duchas bitérmicas, cueva de hielo, peeling con sales marinas y cromoterapia etcétera. ¿Lo mejor? Sus masajes psicosomáticos (con ducha marina y masaje en la cabeza) y los de lodos terapéuticos (con las propiedades biológicas de los del Mar Menor pero esterilizados y calentados para aumentar sus beneficios) a cuatro manos. El Hotel organiza además todo tipo de actividades como clases de yoga, pádel o kinesis, paseos en bici, buceo, navegación a vela... para que durante su estancia cargue las pilas del todo. Literalmente, un viaje de placer Inf: 902 334 330 Despertador de ojos cansados. Se va a enamorar de este producto. Ocho horas de sueño en un tubo. Ooh la Lift es Pilates para sus ojos. Un bálsamo rosa que reafirma, tonifica y descongestiona la zona debajo del ojo. 21,50 euros Dr. Feel Good Será su receta de belleza. Esa que no se le cuenta a las amigas. Se aplica sobre la piel o sobre el maquillaje y cubre poros y atenúa arruguillas. 29.50 euros Hoola. ¿Sabe cómo puede conseguir un bonito bronceado sin pasar horas al sol? Por ejemplo, con estos polvos que se adaptan a todas las tonalidades de piel. 31,50 euros