Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 S 6 LOS SÁBADOS DE Bodas l respeto por la Naturaleza- -la devoción más bien- -se ha colado en nuestra forma de pensar y hacer. Por eso parece lógico que el matrimonio, uno de los eventos más importantes de nuestras vidas, se celebre bajo el signo de la ecología. ¿Una moda? Puede, pero a ella se apuntan, al menos en los países nórdicos, gran parte de los jóvenes y aquellos que no lo son tanto. El brindis por la felicidad de los novios con un champán ecológico y decir sí quiero -la novia, embutida en un traje reciclado- -es un must entre las parejas con conciencia verde, en unos tiempos en los que la mayor preocupación de los ciudadanos es la destrucción del medio ambiente. Los anuncios y profecías sobre un cambio de clima y el respeto por nuestro entorno natural nos han abierto los ojos y todos ponemos nuestro granito de arena en busca del remedio. Cada día más popular, la Ekobröllop incluye todos los momentos del enlace, y cuida hasta el más mínimo detalle. Desde las invitaciones, escritas en papel fabricado sin sustancias químicas agresivas, hasta las idas y venidas de los invitados en coches con energías limpias, pasando por la lista de regalos con productos estrictamente ecológicos. Tampoco se olvidan el peinado de la novia, ideado en una peluquería verde los manteles elaborados con fibras y tintes naturales y, desde luego, el banquete nupcial, que incluye del aperitivo al tentempié o nattamat de medianoche, realizados con productos verdes. La ambición es que la boda dañe lo menos posible al medio ambiente. Stefan Nilsson, conocido gurú de tendencias que dirige la empresa Trendgrupen asegura que la costumbre de celebrar un eco- enlace no es un capricho pasajero, sino una costumbre que ha llegado para quedarse. Nos cuentan que el número de parejas que quie- Si se casa, que sea de verde La oleada ecológica que invadió los países nórdicos hace décadas nunca había influido tanto: hasta las bodas se visten de verde POR CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL EN ESTOCOLMO E De principio a fin Bolsillos orgánicos Con las ecobodas ha crecido una industria que hace su agosto. Susanne Elfors dirige Asfaltblomma o Flores del asfalto (www. asfaltblomman. se que ofrece una guía perfecta para conjugar glamour y ecología en cualquier fiesta. Con propuestas para todos los bolsillos, opina que apostar por lo orgánico es apostar por lo ético: Un enlace es la mayor prueba de amor. Celebrarlo bajo el signo de la ecología es, además, una prueba de amor a la Naturaleza y al mundo en que vivimos Pronto veremos en pasaralelas como Gaudí, en la imagen, el glamour del reciclaje re celebrar ese día romántico con una boda muy cuidadosa con el medio ambiente aumenta de forma piramidal a pesar de que la factura alcance una cifra de escándalo. Un aumento que es direc- ABC Un menú con productos ecológicos eleva la categoría del banquete nupcial. El colmo es que la novia lleve un traje vintage o que recupere el de su madre o abuela tamente proporcional a la preocupación por la salvación del planeta. Opina Stefan que un menú en el que únicamente se emplean alimentos producidos bajo el signo de la cultura verde y carnes de animales alimentados con pastos orgánicos es uno de los detalles que concede más calidad al evento. La ropa vintage es otro: Hoy, lo ultimo, lo más de lo más, es casarse con el traje de novia de mamá o de la abuelita