Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID EN EL BICENTENARIO DEL DOS DE MAYO DESFILE MILITAR EN LA PUERTA DEL SOL SÁBADO 3 s 5 s 2008 ABC Agentes de la Guardia Civil desfilan frente a las autoridades, en la Puerta del Sol, durante la parada militar con motivo del Dos de Mayo Parada multicultural La Puerta del Sol se llenó de madrileños que asistieron a la parada militar que honra a los héroes del Dos de Mayo. Por primera vez, la patrulla acrobática Águila surcó el aire con sus aviones para participar en el acto, que presidieron Aguirre y Gallardón POR SARA MEDIALDEA FOTOS: CHEMA BARROSO Y ERNESTO AGUDO MADRID. Miles de madrileños- -nacidos aquí o a miles de kilómetros- -se echaron ayer a la calle, al igual que hace doscientos años, pero esta vez su objetivo no era atacar al francés invasor, sino presenciar la tradicional parada militar del Dos de Mayo. Por primera vez, aviones de la patrulla acrobática del Ejército del Aire, la Águila surcaron el cielo de Madrid sobre la Real Casa de Correos, como participantes en dicha parada, a las puertas de la sede del Gobierno regional madrileño. Este año, con más suerte meteorológica que el pasado- -que diluvió- la Puerta del Sol estaba abarrotada de público. Los más madrugadores pudieron presenciarlo cómodamente sentados en las gradas que se instalaron frente a la Casa de Correos. En su fachada, la presidenta Aguirre y el alcalde Ruiz- Gallardón renovaron la corona de laurel en la lápida dedicada a los Héroes del Dos de Mayo, y también en la instalada en recuerdo de las víctimas del 11- M. Durante la parada, un despliegue de tropas en honor de sus instituciones, los dos líderes madrileños, acompañados de la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, y del jefe de la oposición, Mariano Rajoy, junto con las autoridades militares, presenciaron el desfile de la compañía del Colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil, de la Policía Municipal de Madrid, de una unidad de alumnos de las Bescam, y de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Banderas y abanicos El paso de los uniformados fue seguido con vítores y palmas por los presentes, muchos de los cuales ondeaban pequeñas banderas nacionales y de la Comunidad de Madrid, que se habían repartido entre la concurrencia. Esperanza Aguirre fue recibida con gritos de ¡Presidenta, presidenta! Los aviones fueron, sin duda, la atracción de la jornada: desprendieron a su paso estelas de humo tricolor. El calor se sofocaba con abanicos- -rojos y con las siete estrellas madrileñas- Madrileños de todo el mundo se unieron a la fiesta Los aviones de la patrulla Águila sobrevolaron ayer la capital