Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID www. abc. es madrid SÁBADO 3- -5- -2008 ABC Esperanza Aguirre pronuncia su discurso de celebración del Dos de Mayo en la Real Casa de Correos; a la derecha, atento a sus palabras, Mariano Rajoy ERNESTO AGUDO El tesoro de la región es el talento, coraje y ganas de prosperar de los madrileños Aguirre ensalza a los héroes del Dos de Mayo que lucharon por España como Nación en el Bicentenario del levantamiento MIGUEL OLIVER MADRID. El principal tesoro de los madrileños es su talento, el coraje y las ganas de trabajar y prosperar que tienen Doscientos años después de que un pueblo se levantara contra el ejército francés para dejar de ser súbdito y defender la soberanía nacional, Esperanza Aguirre aprovechó su discurso para honrar y destacar los valores de la región y sus habitantes. De fondo, y presente en todo momento, el Dos de Mayo de 1808 en el que centenares de hombres y mujeres lucharon y murieron por defender su idea de España como Nación, así como los valores y creencias de otros doce millones de españoles de su época. Esos héroes- -dijo Aguirre- -sabían muy bien que eran españoles y no tenían dudas de lo que era España Ese sacrificio, en palabras de la presidenta, hizo brotar los deseos nacionales de independencia y libertad. Y con esos dos principios muy claros en su espíritu- -remarcó- -se enfrentaron al ejército invasor. Su sacrificio de aquel día fue la chispa que encendió la llama del levantamiento de todos los españoles por su independencia frente a las demás naciones El día de la Comunidad de Madrid reunió ayer a más personalidades que nunca en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional. Al margen de tensiones políticas y ambiciones sucesorias, todos los presentes acudieron al acto organizado por el Ejecutivo autonómico para recordar aquel día de hace doscientos años en el que el pueblo madrileño decidió vivir sin ataduras. No faltaron a la celebración el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, ni el de Móstoles, Esteban Parro. Mucho menos, Mariano Rajoy. El presidente del PP amagó a principios de la semana con su ausencia, aunque después (nadie sabe si por presiones internas) se vio obligado a dar marcha atrás en su agenda. El encuentro entre Aguirre y Rajoy fue la comidilla política de todo el mundo y, sobre todo, de los medios de comunicación. En medio, Ruiz- Gallardón, más suelto y tranquilo, se pegó al presidente popular para ayudarle a digerir el trago. No hubo salidas de guión, ni una palabra más alta que otra. Los malos tiempos, dicen sus protagonistas, ya forman parte del pasado. Por eso la presidenta de la Comunidad de Madrid empleó casi todo su discurso en ensalzar a los héroes del 2 y 3 de mayo de 1808. Recordar su sacrificio- -dijo- -es un deber de todos los que nos consideramos sus herederos. Y para los madrileños es un honor que la fies- Encuentro político