Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL SÁBADO 3 s 5 s 2008 ABC El mundo en la mano ZIMBABUE Mugabe pierde pero habrá segunda vuelta La llama viva de Madeleine Los padres de la pequeña, Gerry y Kate McCann, han llegado al primer aniversario de la desaparición de su hija con la idea de que se trata de la última oportunidad antes de que el caso, como tantos otros, caiga definitivamente en el olvido POR EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Ha pasado todo un año sin ninguna pista de Madeleine, pero los McCann se niegan a dar por concluida la campaña en búsqueda de su hija. La habitación de Maddie, en la casa familiar de la localidad inglesa de Rothley, sigue como estaba cuando el 28 de abril de 2007 todos marcharon unos días de vacaciones al Algarve portugués. Desde la vuelta de la familia sin Madeleine el 9 de septiembre, Kate McCann no ha dejado ni un día de entrar en la habitación. Allí siguen sus juguetes y su ropa cuelga en el armario. Todo está ahí listo para cuando vuelva, aunque las esperanzas son forzadas. Los McCann reconocen que este aniversario es su última oportunidad en la reclamación de ayuda, pues estos días vuelven a estar presentes en los medios de comunicación, pero a partir de ahora inevitablemente caerán en el olvido. Nunca llegará un día en el que pensemos, vale, lo hemos intentado todo, estamos exhaustos y necesitamos empezar a vivir. No podemos imaginar que lleguemos a ese día ha manifestado el matrimonio en las entrevistas concedidas con motivo del aniversario. Pero al mismo tiempo, admite que esa búsqueda de al menos alguna prueba de que Madeleine está muerta es insostenible. El pensamiento de vivir así otros cuarenta años no es exactamente una feliz perspectiva dice la señora McCann. Los padres de Maddie desean conmemorar el aniversario de modo privado, aunque tal vez acudan a la parroquia católica del Sagrado Corazón, donde el párroco ha convocado hoy a los vecinos para rezar en el aniversario de la desaparición de Madeleine. La misa de mañana domingo será ofrecida por la pequeña, que el próximo día 12 cumpliría cinco años. Estos días también está siendo especialmente recordada en la escuela primaria en la que este curso debía haber comenzado las clases, donde se le sigue guardando una taquilla con una percha. Los McCann dejarán probablemente de ser considerados sospechosos en el plazo de tres meses. La Policía portuguesa no ha podido presentar ninguna acusación sólida, y los rastros de ADN que parecían apuntar a una participación de los padres en la muerte de su hija, aunque hubiera sido de modo involuntario, han quedado en nada por falta de fiabilidad. Aunque haya algunos que aún desconfíen de Gerry y Kate McCann, también por el uso que la pareja ha hecho de los medios de comunicación, la simpatía general en el Reino Unido ha vuelto con el matrimonio. El padre ya ha vuelto a su profesión y trabaja a tiempo completo como médico cardiólogo. Pero la madre no se ha visto capaz de retomar su empleo como médico de cabecera en un ambulatorio. Ella se dedica a cuidar de los hermanos de Madeleine, los gemelos Sean y Amelie, y de mantener la actividad de la fundación creada para la búsqueda de su hija. Esta fundación ha tenido recientemente unos ingresos de 630.000 euros pagados como indemnización de un grupo de prensa británico por tratar a los McCann como posibles autores de la muerte de su hija. Otros 1,2 millones podrían llegar de la publicación de un libro en el que el matrimonio contará su vida sin Maddie, aunque algunos editores aventuran que la historia está más que explicada y que no tienen nada nuevo que decir. La comisión electoral proclamó ayer al candidato del Movimiento por el Cambio Democrático como vencedor en las presidenciales celebradas el 29 de marzo. Morgan Tsvangirai obtuvo el 47,9 por ciento de los votos, frente al 43,2 por ciento del presidente Robert Mugabe, que se mostró partidario de una segunda vuelta, al no superar el 50 por ciento ningún candidato Oración pública SUDÁN Muere un ministro del sur en accidente aéreo El ministro de defensa de la región autónoma del sur de Sudán falleció ayer en un accidente aéreo, junto a una veintena de miembros de una delegación del Movimiento Popular de Liberación de Sudán (los antiguos rebeldes del SPLM) que viajaba rumbo a Juba, capital del sur. La provincia, rica en petróleo, goza de autonomía política desde los acuerdos de 2005 Nunca llegará un día en el que pensemos: lo hemos intentado todo y ahora necesitamos empezar a vivir GUANTÁNAMO Excarcelado de la base un cámara de Al Yasira Un cámara sudanés de la cadena Al Yasira llegó ayer a su país después de permanecer en la prisión de Guantánamo durante seis años, sin cargos. Sami al- Haj es el segundo periodista que sale de esta cárcel de EE. UU. en Cuba, tras la liberación el pasado 16 de abril de un fotógrafo de la agencia Ap Los McCann, durante su última entrevista televisiva, difundida en España anoche AP La amarga desaparición y el fracaso policial BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. Ha pasado un año desde que Madeleine McCann desapareció en Praia da Luz (Algarve) mientras dormía en su habitación con sus dos hermanos. Los padres estaban en el Ocean Club, a unos 50 metros de la casa, cenando con un grupo de amigos con los que estaban de vacaciones. Madeleine desapareció de su habitación la noche del 3 de mayo de 2007. A qué hora, quién se la llevó y con qué fin siguen siendo las grandes incógnitas. Kate y Gerry, ambos médicos, disfrutaban de unos días de descanso con sus tres hijos, Madeleine, y los gemelos Sean y Amelie acompañados por otras tres parejas. Por la noche, los padres se iban a cenar al restaurante Tapas, dentro del recinto turístico, y los niños se quedaban durmiendo en los cuartos y se turnaban para ir a vigilar a los pequeños. Esa noche, cuando Kate salió sobre las 10 de la noche a ver a sus pequeños, volvió desolada gritando que se habían llevado a su hija. Desde aquella noche hasta hoy resulta difícil resumir todo lo ocurrido. El 14 de mayo fue declarado sospechoso formal Robert Murat, un ciudadano luso- británico que vivía cerca del apartamento donde estaban los McCann. En julio perros rastreadores encuentran vestigios de sangre en el apartamento de los McCann, olor a cadáver y otros rastros que podrían permanecer a Madeleine. Mientras se realizan los análisis los padres son interrogados, y el 7 de septiembre son declarados sospechosos formales culpables de un delito de negligencia y de haberse deshecho posteriormente del cadáver, por lo que se pasó a buscar el cuerpo en el mar. Tensión insostenible que lleva a Kate y Gerry a regresar a Inglaterra. La investigación ha dejado mucho que desear. Antonio Marinhoe Pinto, presidentedelcolegio luso de abogados, opina que la Policía llegó a un callejón sin salida y no ha sido humilde; elcaso debería estar archivado