Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 3 s 5 s 2008 ESPAÑA 25 Con el contrato queremos evitar los guetos entre los inmigrantes Rafael Blasco s Consejero de Inmigración y Ciudadanía de la Generalitat Valenciana Se trata de ofrecer oportunidades para conocer mejor la sociedad que les da la bienvenida, sin imposiciones ni asimilacionismos Así explica el consejero su propuesta de la futura Ley de Integración valenciana POR ESTEBAN VILLAREJO FOTO: MIKEL PONCE VALENCIA. Una política de Estado sobre la inmigración o soluciones concretas a problemas concretos, no simple retórica son algunas de las afirmaciones con las que el consejero valenciano de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, pretende hacer ver que la Comunidad Valenciana y el resto de España, viven un momento crucial para asentar un modelo de integración de los inmigrantes. Designado por el presidente Francisco Camps como el responsable de una de las primeras Consejerías autonómica de Inmigración que se crea en España, Blasco fue también consejero (1983- 1989) en la etapa del socialista Juan Lerma. Desde 1999, lo es con los populares valencianos. -No. Hay que ser eficaces. La propuesta de Rajoy en la pasada campaña electoral partía del realismo y el sentido común. Algo que la sociedad española aplaudió según todas las encuestas y obligó al PSOE a modificar su discurso en este campo. Es preciso garantizar la igualdad de derechos y obligaciones entre nacionales y extranjeros. Cae una red que ha introducido 60 toneladas de hachís por el Guadalquivir J. L. GARCÍA SEVILLA. La Guardia Civil ha detenido en Sevilla, Cádiz y Huelva a 11 personas que formaban una red de tráfico de hachís a gran escala, a través del río Guadalquivir. En la operación han sido intervenidas más de cinco toneladas de droga, parte de las cuales iban a ser distribuidas por Europa, según la Benemérita. Los 5.100 kilos de hachís intervenidos suponen menos de una décima parte de lo introducido. La Guardia Civil estima que han podido ser 60 las toneladas alijadas por la organización a través del Guadalquivir. Para el transporte, la banda se valía de distinto tipo de embarcaciones: había barcos comerciales y pesqueros con los que los traficantes podían acercarse bajo supuesta cobertura legal hasta los puntos de descarga. En otros casos, utilizaban lanchas rápidas, dos de las cuales se quedaron sin combustible a las puertas del río Guadalquivir y una fue detectada por los agentes. A partir de ese momento, se inició una persecución por los canales que llevan desde el río hasta Doñana, donde los narcos optaron por esconder la droga, abandonar las embarcaciones y huir a pie. ¿Puede enderezarse esta situación? ¿La futura Ley de Integración valenciana tiene encaje en el marco competencial y constitucional? -Lo que no se puede es continuar como hasta ahora si no queremos perder muchos de los logros de la sociedad del bienestar. ¿La inmigración es un problema? -Al contrario. Es la solución a algunos de los problemas actuales. El desarrollo social, cultural y económico de España no se explicaría sin ella. -En la regulación y en la integración. Los inmigrantes han sido, son y serán un factor de dinamismo incuestionable, tanto para el progreso económico como para el enriquecimiento cultural. Todas nuestras políticas activas van encaminadas a la integración- -desde el respeto a sus culturas- -en nuestro modelo de convivencia que es plural, pero que necesitan conocerlo para evitar una guetización que no deseamos. ¿Qué espera de la reunión con el ministro Corbacho prevista para el próximo miércoles? -Perfectamente. Tenemos un compromiso de lealtad constitucional total y absoluto. Y la voluntad de colaborar con el Gobierno central es sincera. Blasco califica de inteligentes y realistas las primeras declaraciones del ministro Celestino Corbacho -Es una obligación de todos los ciudadanos respetar las reglas del Estado de Derecho. Sean o no sean inmigrantes. A partir de ahí son las políticas activas y la voluntad de las personas las que favorecen la integración. Se trata, en definitiva, de ofrecer oportunidades para conocer mejor la sociedad que les da la bienvenida, sin imposiciones ni asimilacionismos. -Hay que conocer, aunque sea someramente, la Constitución, el Estatuto de Autonomía, el valenciano, el castellano y la realidad social. Y todo esto, sin imposiciones. No se puede frivolizar sobre la vida de las personas. ¿Dónde radica el problema? -Lo espero todo. Sus primeras declaraciones me han parecido inteligentes y realistas. -Costumbres valencianas, idioma castellano y valenciano, valores... ¿En el fondo subyace que todo inmigrante acate el Estado de Derecho? -Más que verlos, los deseo. La sociedad quiere acuerdos en asuntos que afectan directamente a nuestra convivencia. ¿Ve cambios de timón en la política de Zapatero respecto a la inmigración? -En una época de crisis económica como la actual, ¿son los inmigrantes el eslabón más débil? La Iglesia de Almería lamenta el veto a personas con síndrome de Down S. E. MADRID. La vicaría general del obispado de Almería emitió ayer un comunicado pidiendo disculpas a los jóvenes de la asociación Asalsido (Asociación Almeriense para el Síndrome de Down) porque un sacerdote de 84 años les impidió el acceso al interior de la catedral de la ciudad. Según denunció esta organización, el prelado además comentó que estas personas ni sienten, ni padecen ni entienden En su nota, la Iglesia de Almería lamenta profundamente lo sucedido en el templo y explica que por encima de las diferencias físicas o psíquicas, está la dignidad del hombre como hijo de Dios Respecto al párroco señala que no estaba en el ánimo del sacerdote insultar a nadie y muchos menos a los chicos -Entonces no es cuestión de que los inmigrantes acudan en masa a las Fallas o las Hogueras, tomen paella y beban horchata, como han ironizado algunas de las voces críticas. -El descontrol del flujo migratorio sin tener en cuenta el mercado de trabajo es una absoluta irresponsabilidad y una bomba de relojería. Hay que venir con un contrato. Así será más fácil trabajar, convivir e integrarse. ¿Por qué cree que ha causado tanta polémica su propuesta de compromiso de integración para los inmigrantes cuando medidas similares ya se han adoptado en otros países europeos? -Porque en España no ha habido una política de Estado sobre la inmigración. El Gobierno de la Nación está instalado en el buenismo, y la regulación de extranjería del año 2000 no tiene nada que ver con la realidad actual de la inmigración. Ha faltado sentido de la responsabilidad. Los obispos reclaman principios más cristianos para regular la inmigración ABC GUADALAJARA. El responsable de Migraciones de la Conferencia Episcopal y obispo de la diócesis Sigüenza- Guadalajara, José Sánchez, se refirió ayer al contrato que pretende hacer firmar la Generalitat Valenciana a los inmigrantes asegurando que éste no va dirigido principalmente en el bien del inmigrante sino en la garantía de nuestros derechos e intereses Reconociendo no conocer íntegramente el texto, que tiene una filosofía con la que no estoy acuerdo Sánchez abogó por otros principios más humanitarios, solidarios y para nosotros, más cristianos Las leyes de extranjería están fundamentadas todas ellas sobre la defensa de los intereses nacionales y la regulación de la economía y del mercado unos principios que no son los deseables ¿Hay que ser más duros?