Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA SÁBADO 3 s 5 s 2008 ABC El TC podría tardar varios meses en dictar sentencia sobre el Estatuto catalán ABC MADRID. El debate sobre el encaje constitucional del Estatuto de Cataluña avanza despacio, pese a que los siete recursos formulados contra esta norma por el PP, el Defensor del Pueblo y cuatro comunidades autónomas entraron en el Tribunal Constitucional hace más de un año. Fuentes del TC aseguran que los magistrados han abordado ya numerosas cuestiones en sus deliberaciones- -entre las últimas, la que afecta al término nación- aunque aún no existe un borrador definitivo de sentencia cuyo texto haya sido discutido y votado. Las citadas fuentes auguran que el pronunciamiento del Pleno está más lejos que cerca y podría retrasarse varios meses, pues todavía no existen acuerdos sólidos entre los magistrados. El debate y su resultado definitivo siguen muy abiertos. A esto se añade que, en este momento, para la presidenta del TC, María Emilia Casas, es prioritario sacar adelante la sentencia sobre la ley integral contra la violencia de género, asunto mucho más avanzado, aunque no por ello menos conflictivo, por cuanto ya se han debatido sobre el papel hasta tres textos. La ley de violencia se volverá a abordar en el pleno de la próxima semana, en cuyo orden del día figura de nuevo el Estatuto catalán. Objetivo: la Casa Blanca El Gobierno intensifica los contactos y trata de evitar problemas con Washington para que, en un año, Zapatero pueda conversar en el Despacho Oval con el futuro presidente de EE. UU. s Los candidatos aseguran que desean reforzar la relación con España LUIS AYLLÓN MADRID. John McCain, Hillary Clinton y Barak Obama no son los únicos que aspiran a la Casa Blanca. También lo hace José Luis Rodríguez Zapatero, aunque en el caso del jefe del Ejecutivo español, su objetivo no es quedarse allí unos cuantos años, sino simplemente pasar unas pocas horas, algo que no ha podido hacer hasta ahora por el veto personal que le impuso el actual presidente estadounidense, George Bush. Desde hace meses, en el entorno de Zapatero se trabaja ya con la mente puesta en la nueva Administración norteamericana, que saldrá de las elecciones de noviembre, aunque también se procura que el nivel de relaciones que, con tanta dificultad, se ha logrado establecer con la actual mejore lo que sea posible o al menos no se deteriore por algún incidente. De hecho, es posible que en los próximos meses, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, realice un viaje a Washington para reunirse con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice. Además, en las últimas semanas, por ejemplo, han pasado por Madrid dos colaboradores de Rice. Primero lo hizo Caleb McCarry, que se ocupa de los asuntos de Cuba, y que fue recibido por el director general para Iberoamérica, Javier Sandomingo, y hace sólo unos días, Thomas Shannon, secretario de Estado Adjunto para los Asuntos del Hemisferio Occidental y, en consecuencia, responsable de las relaciones con América Latina, incluida Cuba. Pese a las diferencias de estrategia respecto al futuro de la isla, puestas de relieve durante la visita de Rice a Madrid en junio del año pasado, Washington permanece atento a la posición española en un momento de tímidas reformas económicas en Cuba impulsadas por Raúl Castro, con quien España ha establecido una línea de diálogo. Shannon, que hizo una breve escala en nuestro país camino de Italia, se reunió con el secretario general de la Presidencia del Gobierno, Bernardino León, con quien ya había conversado a comienzos de abril, cuando el entonces secretario de Estado de Asuntos Exteriores acudió a Washington en un viaje que tenía como objetivo nuestra relación centenaria con el Gobierno y el pueblo español No dijo expresamente que se reuniría con Zapatero, pero sí que lo haría con los líderes de los países que son nuestros amigos Al parecer el equipo de McCain no cree que la forma en que Bush ha mantenido sus relaciones con los países y dirigentes europeos haya sido la mejor y desea reforzar la cooperación con Europa, lo que incluye a España. De igual modo, los candidatos demócratas apuestan por una relación más estrecha con España y con el presidente del Gobierno, a quien Hillary Clinton ya conoce. En cuanto a Obama, uno de sus asesores en política exterior, Daniel Restrepo, ha calificado públicamente de extraño que Bush no se haya reunido con Zapatero como presidente del Gobierno de un país aliado. Todo ello hace pensar en el Gobierno español que, de aquí a un año, una vez que se ponga en marcha la nueva Administración norteamericana, podría producirse la visita de Zapatero a Washington, que no se ha podido hacer en los últimos cuatro años. Hasta entonces, aún quedará otra oportunidad para que Zapatero y Bush se saluden, como siempre, de manera fugaz. Será a finales de septiembre en Nueva York, durante la Asamblea General de la ONU, a menos de dos meses de los comicios presidenciales. Rodríguez Zapatero CH. BARROSO Moratinos viajará a la capital de EE. UU. para reunirse con Rice antes de las elecciones de noviembre Último saludo Contactos sobre Cuba fundamental entrevistarse con los asesores de política exterior de los tres candidatos a la Casa Blanca. Precisamente de esas conversaciones con los miembros de los equipos del republicano John McCain y de los demócratas Hillary Clinton y Barak Obama, León sacó la conclusión de que sea quien sea el nuevo presidente, las relaciones con España van a ser mejores. El propio McCain lo declaró el pasado 29 de abril: Trabajaré para mejorar y fomentar