Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2- -5- -2008 La Politécnica de Valencia crea Politube un portal para la docencia en la Red 87 Cazadores de tsunamis Investigadores internacionales perforan a más de 6 kilómetros de profundidad, en una falla submarina en las costas de Japón, para obtener datos que permitan predecir tsunamis POR JOSÉ MANUEL NIEVES MADRID. El 9 de julio de 1958 es una fecha marcada a fuego en la memoria colectiva de geólogos y oceanógrafos de todo el mundo. Ese día, en efecto, un terremoto de 8,3 grados en la escala de Richter, con su epicentro a poca distancia de la bahía de Lituya, en Alaska, provocó el desprendimiento de toda una montaña de roca y hielo, que cayó verticalmente al mar y causó el mayor tsunami del que se tiene registro en tiempos históricos. Una ola gigantesca que llegó a alcanzar los 524 metros de altura sorprendió a los científicos que, por aquel entonces, realizaban prospecciones petrolíferas en la zona. A pesar de que existía ya toda una teoría sobre los megatsunamis aquella fue la primera vez que observadores cualificados pudieron dar cuenta de un fenómeno tan raro como aterrador. Por encima de arboledas y colinas, la ola penetró varios kilómetros en tierra firme, arrasando todo a su paso. Por suerte, se trata de una zona prácticamente despoblada, razón por la que la fecha fatídica se recuerda más como un hito científico que como una tragedia que pudo alcanzar proporciones gigantescas. Todo lo contrario de lo sucedido en el océano Índico en 2004. Mucho menos espectaculares, aunque enormemente más destructivos, fueron los tsunamis que arrasaron ese año las costas de varios países provocando cerca de 300.000 víctimas mortales en una de las mayores tragedias naturales que se recuerdan. Virtualmente impredecibles y por lo tanto difíciles de observar, los tsunamis siguen produciéndose en los mares de todo TRAMPAS PARA OLAS GIGANTES Barco de apoyo H el mundo, sin que la Ciencia tenJAPÓN ga aún una idea muy clara de cómo adivinar su llegada. Precisamente con ese objetivo, un equipo internacional de científicos investiga actualmente, al sur de las costas japonesas, una zona de 900 km. de longitud que se Zona de considera como uno de los maperforación yores y más activos puntos calientes de tsunamis en todo el mundo. No es por casualidad que el mismo término tsuna 8 4 mi sea una palabra ni 2 5 1 pona cuyo significado es ola de puerto Durante más de mil años la falla de Nankai, que constituye la frontera entre dos placas tectónicas, ha sido escenario de un gran número de terremotos, muEl Chikyu chos de los cuales han levantado olas espectaculares. Los- Eslora: 210 m- Manga: 38 m científicos, que forman parte- Puntal con torre: 130 m de un proyecto de varios años- Desplazamiento: 57.087 tm de duración denominado- Rango: 14.800 mill. naúticas Nankai Trough Seismogenic- Tripulación: 150 Zone Experiment también co- Velocidad: 12 nudos nocido como Nantroseize realizarán desde un barco especialmente acondicionado Inyección de agua perforaciones a más de seis kilómetros de profundidad, justo Lodo en el corazón de esta auténtica máquina subterránea de fabricar olas gigantes. Chikyu 1- Helipuerto 2- Área de investigación 3- Compartimento de motores 4- Botes salvavidas 5- Camarotes 6- Grúas 7- Torre de perforación 8- Puente de mando 9- Tuberias 6 9 6 El barco perforador se mantiene siempre en su sitio gracias a un sistema de GPS y unos transmisores colocados previamente en el fondo 3 Transmisores de posicionamiento Tubo de perforación Detalle de la cabeza Una vez que se llega a la profundidad deseada, se coloca un conjunto de sensores y sismógrafos que detectan cualquier movimiento de las placas Comprender las fallas Se trata del primer intento de penetrar en el interior de uno de estos puntos calientes y sus resultados pueden ayudar a comprender cómo se genera un tsunami. Podemos monitorizar los océanos todo lo que queramos- -ha afirmado el geofísico Nathan Bangs, de la Universidad de Texas y uno de los integrantes del equipo- -pero nunca entenderemos por qué algunos terremotos producen tsunamis y otros no hasta que comprendamos cómo funcionan las fallas El año pasado, antes de comenzar las perforaciones, los investigadores a bordo del barco científico japonés Chikyu capturaron imágenes sísmicas en 3 D justo en el punto de la falla en que una de las dos placas tectónicas se desliza bajo la otra. Esas imágenes ayudaron a elegir los mejores puntos para perforar, pero también revelaron nuevas y más profundas fallas en el lecho rocoso. Estas pronunciadas depresiones, Cabeza perforadora Flujo del lodo La roca triturada sale por los laterales del tubo casi verticales, pueden explicar el motivo por el que en Nankai se produce, como media, un terremoto de más de ocho grados en la escala Richter cada 150 años. Dejando caer sismógrafos y otro instrumental en las perforaciones realizadas, los científicos estarán en condiciones de monitorizar la zona en tiempo real. Algunos han expresado sus dudas de que realmente seamos capaces algún día de predecir tsunamis pero, como mínimo, la información recabada en Nankai ayudará a iden- tificar otros puntos calientes de tsunamis en otras regiones del mundo. Los sensores recogerán de forma continua datos sobre la temperatura y presión de las rocas. En los agujeros más profundos, a más de nueve kilómetros bajo el nivel del mar, los investigadores podrán estudiar rocas que se han ido deslizando hacia abajo (en un proceso llamado subducción, por el que, cuando dos placas se encuentran, una se desliza bajo la otra) desde hace millones de años y las analizarán en busca de pistas. Por ejemplo, un exceso de agua en las rocas aumenta su capacidad de deslizamiento y lubrica la zona de subducción. Los instrumentos podrán escuchar los primeros murmullos de un terremoto, y enviar esos datos, por fibra óptica, hasta el borde de las perforaciones, donde serán almacenados y posteriormente recogidos por sumergibles y llevados hasta la superficie. Más información: http: www. jamstec. go. jp e INFOGRAFÍA: JAVIER AGUILERA 7