Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2- -5- -2008 85 Cayetano maquilla a los desrazados juampedros FERIA DE JEREZ Plaza de Jerez. Jueves, 1 de mayo de 2008. Tres cuartos de plaza. Toros de Juan Pedro Domecq, aceptables de presentación, noblotes y sin problemas, desrazados y sin fuerzas; el 6 se desplazó. Doce años de aquel histórico Dos de Mayo de Joselito Dos de Mayo de 1996. Joselito marcó un hito en la historia del toreo del siglo XX. Seis toros de diferentes ganaderías (El Torreón, Las Ramblas, Cortijoliva- -sobreros ambos- -y Antonio Ordóñez) seis estocadas, seis orejas- -dos al segundo y dos al quinto; una al primero y otra al tercero- -y un manantial de quites con el capote. ABC le dedicó entonces al maestro madrileño la portada Apoteosis taurina en Las Ventas que ahora se exhibe en la exposición gráfica de los archivos de esta Casa que alberga Las Ventas: Cien años de toros, un siglo de imágenes El Cid, de palo de rosa y azabache. Pinchazo y estocada trasera (ovación) En el cuarto, estocada caída (palmas) José María Manzanares, de grana y oro. Estocada caída (ovación tras petición) En el quinto, estocada (ovación) Cayetano, de blanco roto y azabache. Tres pinchazos, estocada que asoma y tres descabellos (silencio tras aviso) En el sexto, estocada caída (dos orejas) FERNANDO CARRASCO JEREZ (CÁDIZ) Como si no hubiesen tenido bastante con lo acontecido en Sevilla, aquí en Jerez otros dos platos de jamón de Juan Pedro Domecq. Ayer el hierro titular; el domingo, los de Parladé. Y al primer tapón zurrapa. Los juampedros, bonitos, bonancibles, buenos, sin molestar para nada, fueron de un lado para otro sin decir na- da del otro mundo. Ayunos de raza y casta, fueron saliendo al ruedo uno tras otro y muriendo con más pena que gloria. Pero es lo que quieren las figuras, está claro. Porque si no, no se entiende que feria tras feria sean los que copan el escalafón los que se apunten una y otra vez a un hierro que, a la vista está, no anda en su mejor momento. Claro que si sale uno que medio se deja, se le cortan las dos orejas después de una tarde tediosa e insulsa y se maquilla de esa manera la tarde... pues a seguir apuntándose a los juampedros. Qué bien. El comienzo de El Cid fue esperanzador, sobre todo en las primeras series zurdas. Un circular de espaldas engarzado con un natural fue de lo mejor. Se empeñó en alargar la faena cuando el toro pedía la muerte porque no podía con su alma. Flojo a más no poder fue el cuarto, que comenzó a andar en lugar de embestir en cuanto Manuel Jesús insistió una y otra vez. Tampoco tuvo material Manzanares. Poseedor de una clase excepcional, lo hizo todo el torero con un animal descastado. No valió un euro el quinto. Cayetano cortó dos orejas al sexto Esfuerzo baldío por sacar partido de donde no había nada. También flojito fue el tercero, con el que Cayetano anduvo despegado en las series. Los muletazos con enjundia se mezclaban con otros más vulgares, con los enganchones. Quedaba por salir el sexto, en el que apuntamos un quite por verónicas que fue de lo mejor de la tarde tras el puyacito. Antes había dicho a sus peones que pusiesen al toro al lado de chiqueros. Qué manera más rara EFE de entender los terrenos, torero. El caso es que tras un comienzo con cosas, Cayetano volvió a construir una faena de muchos altibajos. La diferencia es que en esta ocasión el astado se desplazó más, aunque con tendencia a tablas. Allí el diestro le sacó partido en tandas intermitentes pero que calaron en los tendidos. Muy de cara a la galería todo. Así que cuando mató a la primera, se desató el delirio. Se le pidieron y concedieron las dos orejas. LA TORERÍA DE ANTONIO BIENVENIDA ABC continúa este domingo su colección Los Mejores Toreros de la Historia con una lámina del hijo del Papa Negro que más lejos llevó la dinastía JOSÉ LUIS SUÁREZ- GUANES MADRID. ABC ofrece este domingo una exclusiva lámina de Antonio Bienvenida, torero de Madrid por excelencia, dentro de la fabulosa colección Los Mejores Toreros de la Historia La ilustración cuenta con una caricatura a todo color, obra de Carmelo Calvo; en el reverso, sus datos biográficos, acompañados de una estupenda fotografía del centenario archivo de ABC. Sólo con el periódico y un precio adicional de 3,99 euros. Torero de dinastía, seguramente, la más importante dinastía de la historia del toreo, pues si el padre de Antonio, El Papa Negro, rozó la categoría de figura, sí lo fue su hermano Manolo, así como él mismo. Su hermano Pepe gozó de un lugar destacado en la Fiesta, situándose Ángel Luis y Juan en puestos dignos, en una profesión que inició el abuelo de Antonio, como destacado banderillero. Torero de Madrid, decía, pero lujo de Madrid, donde tomó la alternativa el 9 de abril de 1942, mano a mano con su hermano Pepe Bienvenida y toros de Miura. La Villa y Corte vio sus seis corridas de seis toros, una de ellas fallida. En estos festejos se podía contemplar su capacidad para dirigir la lidia, su variadísimo repertorio capoteril, su muleta- -clásica y afiligranada a la vez- -y hasta ese estoque que sólo al final de la primera etapa de su carrera dejó de ser remiso. La naturalidad fue su constante, su guía y su estandarte. Era difícil que los toros le tropezasen aquella muleta sin mácula. De sus manos surgían los ayudados por bajo impecables, por los dos lados, y la derecha que hacía quizá de esos pases verdaderos naturales. Además, los adornos sevillanísimos- -su madre era de la capital hispalense- -y, siempre, el saber estar, la torería. Decían que era torero de Madrid, pero otras muchas plazas supieron de sus mejores faenas. Conquistó Valencia con pablorromeros y en Sevilla le tocaron la música con el capote. Pero fue su Madrid el que le metió en la gloria en aquel entierro multitudinario tras su trágica muerte. Nacido en Caracas en junio de 1922, murió el 7 de octubre de 1975 por una traicionera voltereta en el campo, en la finca de Amelia Pérez Tabernero. Otras plazas Espartinas (Sevilla) Éxito de El Fandi en la alternativa de Agustín de Espartinas Toros de M José Barral, flojos. Espartaco, que reaparecía por un día, oreja tras aviso y saludos. El Fandi, cuatro orejas. Agustín de Espartinas, que tomó la alternativa, palmas tras aviso y oreja. Palavás (Francia) El Juli y Juan Bautista triunfan mano a mano Toros de Juan Pedro Domecq, nobles. El Juli, palmas, dos orejas y oreja. Bautista, oreja, dos orejas y oreja. En la plaza francesa de Air- Sur- L Adour, Alberto Lamelas resultó herido en el muslo derecho, según informa mundotoro.