Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 VIERNES deESTRENO VIERNES 2 s 5 s 2008 ABC Jeanne Balibar es La duquesa de Langeais filme de Jean Rivette La actriz francesa visitó Madrid para presentar la película, basada en Balzac J. E. A. MADRID. Jeanne Balibar (París. 1968) es una reconocida actriz francesa que se mueve entre el teatro, el cine y la canción, aunque a España no nos llegan demasiadas noticias suyas. En 1998 obtuvo el premio a la mejor actriz en el Festival de San Sebastián por Finales de agosto, principios de septiembre de Olivier Assayas. La vimos en Code 46 dirigida por Michael Winterbottom, y de la mano de Jacques Rivette en Vete a saber galardonada en Valladolid. Ahora salta a nuestras pantallas de nuevo con Rivette, el riguroso, uno de los puntales de la Nouvelle Vague Este devorador de imágenes buscó el vehículo adecuado para que la actriz se luciera. Lo encontró en los textos de Balzac, por cuarta vez en su filmografía, y en La duquesa de Langeais (Ne touchez pas la hache) Y como es un alquimista emparejando actores, no se le ocurrió otra cosa que fichar al inconformista Guillaume Depardieu, hijo revoltoso- -por decir algo- -de Gerard, para interpretar al general Armand de Montriveau. Balibar estuvo en Madrid para presentar la película y pudimos contemplar su templanza y calidez- me gusta la lentitud avisó- -y lo mucho que habrá gozado Rivette enfrentándoles ante las cámaras. De hecho, Guillaume comprendía más el carácter manipulador del personaje de ella que el suyo propio, el humillado de la historia, con el que inicia un juego de seducción inconcluso asegura la actriz. La duquesa de Langeais guarda alguna sintonía con el Bergman televisivo. Balibar dice que no es la primera vez que se lo comentan: es posible, la cuestión era conservar la barbarie humana sin la que la película no existiría. Es cierto que Rivette sabe muy bien lo que tiene que hacer en cada momento, pero lo que mejor le sale es situarse a sí mismo en una situación incómoda Meg Ryan y Antonio Banderas, en una escena de Mi novio es un ladrón ABC Mi novio es un ladrón EE. UU. 2008 Género- -Comedia Director- -George Gallo 94 minutos Actores- -Antonio Banderas, Meg Ryan, Selma Blair, Colin Hanks ¿Qué le han hecho en la cara a Meg Ryan? F. M. B. Entre lo penoso que es el arranque de la película y el desaguisado que algún matarife con tí- tulo de cirujano plástico le ha hecho a Meg Ryan en el careto, cuesta meterse en esta comedia policiaca, en la que Antonio Banderas demuestra ser el más listo de todos, desde el pitido inicial hasta el descuento. El malagueño es un ladrón de lujo que tiene tiempo de seducir a maduritas operadas- -está claro que le van- -mientras planea el que puede ser su último golpe. La mayoría de los chistes provienen de la desinhibida vida sexual de la protagonista y del hecho de que su hijo y su nuera trabajen para el FBI, que por supuesto sigue la pista al sofisticado caco. La buena noticia es que a medida que avanza el metraje (hay que agradecer la moderada duración, horita y media) la cinta se entona y el espectador puede explayarse en un par de áreas de descanso francamente divertidas, sobre todo después de tantos kilómetros de baches. En fin, que con una actriz a la que no le hubieran practicado la lobotoxmía y un guión mejor pulido, otro Gallo cantaría, y no sólo el bueno de George, director y guionista, quien hace lo que puede. Definitivamente, quizás Gran Bretaña 2008 105 minutos Género- -Comedia romántica Director- -Adam Brooks Actores- -Ryan Reynolds, Rachel Weisz, Abigail Breslin Recorridos del corazón JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Hay múltiples maneras de crear comedias: con talento y sin dinero, con dinero y sin talento, con ideas y mala ejecución, con discreción, con corrección, con melancolía o con ternura. Estas dos últimas se ofrecen en el caso que nos ocupa. Es esta la clásica comedia romántica que, sin embargo, no cae en la tontuna, aunque sí en el paño de lágrimas de la sábana llevada de casa para la ocasión. En este Definitivamente, quizás original y atrayente título, su director Adam Brooks pone a Ryan Reynolds, chico de moda en Hollywood (aunque algo almibarado y de- ABC Las chicas de la Cruz Roja cumplen 50 años Hace cincuenta años se estrenó la película Las chicas de la Cruz Roja una de las películas más populares del cine español de la época. Rafael J. Salvia dirigió el filme, protagonizado por un cuarteto femenino- -Mabel Karr, Luz Márquez, Katia Loritz y Concha Velasco- -junto a Tony Leblanc masiado evidente) en la tesitura de explicar a su hija (la excelente Abigail Breslin de Pequeña Miss Sunshine no tanto sus correrías amorosas sino el porqué de la desastrosa situación en la que se encuentra actualmente su corazón. Es un recorrido curioso, bien trenzado y realizado sin algarabía, con cariño y emoción en muchos lances de la historia. La película se desarrolla en el tapete neoyorquino creado por Woody Allen, continuado por Edward Burns y concluido con Adam Brooks, con las evidentes diferencias que hay de calidad entre el primero y el resto. El trabajo tiene ciertos altibajos en ese recorrido del corazón, subidas enternecedoras a través de las fibras sensibles del espectador y bajadas por el mismo camino hasta ciertas dosis de ñoñerías, pero nunca exageradas en uno u otro sendero. Finalmente, uno sale de la sala con el alma algo alborozada y la sábana lista para entrar en los dominios del Puntomatic.