Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 VIERNES DE ESTRENO www. abc. es cine VIERNES 2 s 5 s 2008 ABC Una escena del videojuego basado en la película Las crónicas de Narnia. El príncipe Caspian ABC Si no puedes con tu enemigo, juega con él El lanzamiento del exitoso, polémico y cinemático Grand Theft Auto IV abre de nuevo el debate entre las relaciones, a veces peligrosas y otras de conveniencia, entre el cine y el videojuego, dos sectores condenados a entenderse POR JAVIER CORTIJO MADRID. Verano del 82. Mientras medio mundo seguía las evoluciones de Naranjito, un par de personajes (Spielberg y Steve Ross, presidente de la Warner, que seis años atrás empezó a revolucionar la industria del entretenimiento comprando Atari) andaban dándole vueltas a otra mítica mascota mutante: nada menos que E. T. el extraterrestre, cuyo lanzamiento en videojuego para la consola 2600 prometía ser lo nunca visto. ¿Me estás diciendo que en seis semanas quieres producir un juego desde cero y tenerlo en las estanterías para la campaña navideña, Steven? El Rey Midas apenas se inmutó y puso sobre la mesa sus poderosas razones: veinte millones de dólares (de los de antes) para fabricar un tsunami publicitario inédito y cinco millones de copias de E. T. El videojuego con la esperanza, también insólita, de que motivara la compra de la consola. Resultado de la jugada maestra uno de los peores productos de todos los tiempos y un fracaso de ventas de tal calibre que, aparte de precipitar la gran crisis del sector digital estadounidense de 1983, provocó que cientos de miles de copias fueron enterradas en el desierto de Nuevo México, brotando una especie de fiebre del oro virtual entre la pujante legión de friquis del cotarro. Ah, ¿quién dijo que los comienzos iban a ser fáciles? Aunque, a decir verdad, la relación parasitaria entre cine y videojuegos arrancó un tiempo antes con versiones de blockbusters como El imperio contraataca y, sobre todo, esa fascinante fusión llamada Tron la primera película con sangre jugona en las venas y que, por supuesto, también inspiró varios títulos de culto como Space Paranoid o Discs of Tron Pero la gran noticia y la luz al final del tunel de la bancarrota fue el resplandor definitivo que George Lucas dio a su división videojuguetera Lucasfilm Games con títulos basados en la saga Indiana Jones Precisamente, la versión multiplataforma de las aventuras completas del arqueólogo universal (en formato de muñequitos Lego, ojo) al hilo del estreno de su cuarta parte en salas, será uno de los platos fuertes de la temporada veraniega en la industria del ocio electrónico; así que, en el fondo, la vida sigue igual. Nave nodriza Bueno, igual, lo que se dice igual... Según un reciente informe de la Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe) sólo en España el consumo de videojuegos supone el 54 por ciento del núcleo audiovisual, incluyendo en la porción de tarta cine, música y DVD. Cifras y porcentajes que se amplían y desorbitan en otros países como Reino Unido, Alemania, Francia (los únicos que nos superan en el mercado europeo) y no digamos Estados Unidos y Japón. Está claro, lo que comenzó siendo un apoyo logístico para impulsar el estreno Indiana Jones, en versión Lego de una película se ha convertido en la nave nodriza que muchas veces utiliza al cine como excusa colateral. Sin ir más lejos, véase Iron Man uno de los estrenos de hoy viernes, cuyo videojuego lleva más horas de vuelo en Xbox 360, PS 3, Wii, PC, DS y PSP. O Speed Racer (ojo a su versión móvil, punta de lanza de otro gran filón) la semana que viene, La conspiración de Bourne el mes próximo o Las crónicas de Narnia. El príncipe Caspian cuyos avances y novedades jugonas han sido anunciados con más entusiasmo que los peliculeros. Pese a todo, sobre las relaciones entre el séptimo y décimo arte siempre ha pesado la sospecha de parasitismo o, castizamente, por el interés te quiero, Andrés se ruedan películas infumables basadas en videojuegos Lara Croft Resident Evil las obras completas del ínclito Uwe Boll... Sólo ABC El consumo de videojuegos supone ya el 54 por ciento del núcleo audiovisual, incluyendo cine, música y DVD Final Fantasy o Silent Hill se salvan de la quema por los pelos) y viceversa para aprovechar las licencias y poco más. Como en botica, de todo hay, como demuestran los estupendos y multipremiados videojuegos de la franquicia Harry Potter o, sobre todo, las serias y comprometidas posturas conciliadoras de cineastas de la talla de Peter Jackson (fan de la serie Halo y que siempre se ha involucrado en la cocina donde fabricaban los juegos de su trilogía del anillo y King Kong o Guillermo del Toro, que llegó a declarar a este cronista que la estrella del videojuego mataría al cine. Tampoco es preciso que la sangre llegue al río: una entente cordiale es la clave para la progresión de las consolas y la supervivencia del celuloide. Que no al revés, porque ya sabemos quién está en la UVI y quién en el paraíso terrenal.