Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID EN EL BICENTENARIO DEL DOS DE MAYO ENTREVISTA VIERNES 2 s 5 s 2008 ABC En España, la palabra unidad está en duda en estos momentos Esteban Parro s Alcalde de Móstoles No tendría sentido celebrar el Bicentenario del Dos de Mayo si no estuvieran plenamente vigentes palabras como libertad, igualdad, convivencia. Nación s Mi objetivo, que esta ciudad sea bondadosa y que los mostoleños se sientan orgullosos de ser de aquí POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO DE SAN BERNARDO MADRID. Hoy, 2 de Mayo, hay un cargo público que enorgullece de manera especial: ser alcalde de Móstoles. Doscientos años después de aquel levantamiento popular protagonizado por los dos primeros ediles, Esteban Parro está pletórico con su bastón de mando y de haber contado, como en 1808, con todos los vecinos de su pueblo. -Primero: la continuidad en el tiempo y poder recordar la gesta histórica más importante de nuestra ciudad a través del bando de los alcaldes de hace doscientos años. Segundo: la ciudad será un referente de bondad; quedará como una ciudad bondadosa y así estará en el mapa Tercero: la posibilidad de que a través de la Fundación del Bicentenario, Móstoles pase de ser una ciudad dormitorio a una ciudad de empleo y de cultura. Que la gente se sienta orgullosa de ser de Móstoles. bitantes de 1808 y este lugar de 2008 en donde viven ya más de 210.000 almas? -El Móstoles de 1808 era entrañable. Crecía poco a poco. El cambio drástico vino a partir de 1970. Hubo una eclosión demográfica y ello ha hecho que, hoy, sea la segunda ciudad de Madrid, la primera después de la capital y la tercera de toda España central. ¿Cómo dice? ¿Qué diferencias destacaría entre aquel pueblecito de 1.500 ha- -Sí. En tamaño y número de habitantes primero va Madrid capital, después Valladolid y tercera Móstoles. Otra diferencia ahora y hace doscientos años es el sentimiento de pertenencia. No lo habíamos tenido. Móstoles era el más allá. Daba la sensación de una ciudad des- ¿Y el carácter de los mostoleños? ¿Son conscientes del poso dejado por su ciudad en la Historia de España? bordada. Por ello, hemos tenido que hacer un ejercicio de responsabilidad. Eramos una encrucijada de caminos. Lo seguimos siendo. Hace doscientos años Móstoles alcanzó la relevancia del camino de Toledo y también de Extremadura. Era parada y fonda camino a Madrid. Hoy sigue siendo un lugar estratégico y de encuentro para la redistribución de los productos, del comercio, incluso el internacional a través del puerto de Lisboa. Significa que somos un punto muy importante y tenemos que aprovechar esa circunstancia. -Dos de Mayo, Bicentenario, Móstoles... ¿No le huele a libertad y a patriotismo? -Creo que sí. Por todo lo que pasó aquí y por nuestra situación estratégica, estamos obligados a tener un carácter hospitalario y recibir a la gente con los brazos abiertos y lograr crear unos valores nuevos y más solidarios. -No tendría sentido celebrar el Bicentenario si no estuvieran plenamente vigentes las palabras libertad, igualdad y convivencia. Nación. -Noto que paladea especialmen- -Claro. Si en este momento España no tuviera los problemas que tiene, no daríamos tanta importancia al Bicentenario del Dos de Mayo. O diríamos: ¡Qué buenos somos! Estamos tan bien que sólo nos acordaríamos de un bando que provocó una verdadera declaración de guerra contra Napoleón, pero también contra el poder establecido, a favor de la modernidad, contra el dominante... Por la independencia. Sin tener armas, se luchó a pelo contra los más poderosos y, además, sin la anuencia del Poder, es decir, sin que la aristocracia y la burguesía pusieran de su parte. Al revés, fue un sentimiento nacido desde el pueblo llano, de dar la sangre y la vida por la libertad y por conseguir la unidad. te la palabra Nación. -Elija tres matices fundamentales del Bicentenario Viviendas para mileuristas y sueldo para el tercer hijo Vemos a Esteban Parro con muchas ganas de hablar de uno de sus proyectos estrella el plan de vivienda joven, en alquiler y, también, para mileuristas. ¿En qué fase se encuentra? ¿Hay presupuesto para apuestas tan contundentes como ese plan de vivienda? bién lo es que desde enero de 2007 estemos dando un sueldo de 200 euros por el tercer hijo hasta que éste cumple los tres años. -Ya hay sesenta casas terminadas. Yo soy de los convencidos de que no se pueden tener hijos si hay que pagar una hipoteca. No hay peor pobreza que la descapitalización humana. Por eso existe nuestro plan de vivienda, que es un invento del Ayuntamiento de Móstoles. Tam- -Los pisos, de diversos tamaños, se están construyendo en parcelas municipales, en suelo dotacional. Eso significa que siempre serán del ayuntamiento. Se paga un alquiler de 250 euros mensuales, incluida la comunidad y el garaje. Son para jóvenes que tengan unos ingresos de hasta 18.000 euros. También hay un cupo para mujeres víctimas de la violencia de género, separados y divorciados. -Está plenamente vigente. Hoy, muchos de los los grandes debates nacionales giran en torno al concepto de Nación. Somos muchos los que estamos poniendo sobre la mesa los elementos para impulsar la igualdad entre todos los españoles. Y si a esa igualdad también contribuye un ayuntamiento como Móstoles, nos sentiremos muy orgullosos. Me entristece decirlo pero creo que en España la palabra unidad está en duda en estos momentos. ¿Sigue vigente ese sentimiento de unidad? ¿Se ha perdido? -Móstoles, un ayuntamiento integrador. ¡Es todo un puntazo! -Miramos al futuro. ¿Qué rastro va a dejar el Bicentenario en esta ciudad? -Tal y como está establecido el régimen de competencias, los ayuntamientos sí somos vertebradores pero también somos los pobres los últimos; con presupuestos muy ajustados y, sin embargo, teniendo que dar todos los servicios al ciudadano. Esteban Parro, en un momento de la entrevista -Hay muchos proyectos. Ya tenemos el Museo de Arte Contemporáneo. En marcha están el pabellón deportivo Andrés Torrejón para 7.500 espectadores, y el Parque Tecnológico, que concentrará a más de cien empresas y creará 3.000 puestos de trabajo. Además, nuestro futuro Palacio de Congresos y Exposiciones y, también el Centro Internacional de Mercancías que será cinco veces mayor que Ifema.