Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 2 s 5 s 2008 ECONOMÍA 43 Islandia se asoma al borde de la quiebra tras un largo ciclo de opulencia Políticos y banqueros salen de gira para intentar convencer a los mercados CARMEN VILLAR MIR CORRESPONSAL ESTOCOLMO. Los fuegos artificiales que rodearon la economía islandesa en los últimos años han perdido su pólvora. La agencia de calificación de créditos Standar Poor s ha disminuido el rating a largo plazo de la divisa islandesa, que se devalúa a un ritmo feroz. Los intereses bancarios son los más elevados de Europa y no se vislumbra a corto plazo la expectativa de una rápida recuperación. Hoy, todos se preguntan si ese anterior cometa de la economía y su brillante primer ministro, Geir Harde, serán capaces de evitar un colapso económico. Islandia, que en lengua autóctona significa País de los hielos pequeña nación perdida en las aguas frías del Atlántico Norte y república independiente desde 1944, ha comenzado una gran ofensiva para salir de la grave crisis financiera que la azota. Políticos de todos los colores, acompañados por expertos en economía, han dejado su volcánico país para convencer a los poderosos del dinero de que la isla no se hunde. Y mientras el Gobierno promete ayudar al inestable mercado de acciones, uno de los perfiles más carismáticos de las finanzas, Sigudur Einarson, presidente de la Banca Kaupthing, visita Estocolmo, Oslo, Copenhague y Nueva York, para prometer a los inversores que su banca permanece en buen estado. Fachada principal de la sede del Banco de Inglaterra en Londres AFP Una larga crisis La crisis actual de esta nación, la sexta más rica de la OCDE, modelo de buen hacer y ejemplo de crecimiento y riqueza con el nivel más alto del mundo, comenzó en Estocolmo hace seis años. El presidente de Kaupthing, con la fija idea de de comprar todo lo que saliera a su paso para convertir el sector financiero en el mayor de Islandia, inició en esta capital su denominado programa de expansión Se adjudicó entre otros los fondos suecos de Comisiones Aragon y el JP Nordiska. Siguió su gira de alegres compras en Noruega, Finlandia y Gran Bretaña e incluso ayudó a sus colegas para que se hicieran gran parte de Carnegie. El Banco de Inglaterra cree que se ha exagerado la crisis En su último informe critica los excesivos temores de los grandes bancos, que han acabado por convertirse en realidad ABC LONDRES. El Banco de Inglaterra ha asestado una dura crítica a las entidades bancarias por exagerar las consecuencias de la crisis crediticia que asola a los mercados desde el pasado agosto y ha advertido de que, con esta actitud, no sólo han causado su empeoramiento sino que retrasarán su superación, informa Ep. En su informe bianual sobre Estabilidad Financiera, el Banco de Inglaterra considera que los temores a un bloqueo del sistema dieron forma a una profecía que ha acabado por hacerse realidad debido a la propia gestión de los bancos, que pasaron de la laxitud en la concesión de préstamos a una excesiva cautela que, incluso, mantuvieron con clientes adinerados cuya situación garantizaba el éxito de las operaciones. Una evolución ante la que el banco británico expresó su preocupación, puesto que lo llevó a privar tanto a los consumidores como a la propia industria de necesidades financieras básicas y a reducir la propia confianza de las instituciones financieras y su consiguiente reticencia a prestarse entre ellas y a los propios usuarios. En consecuencia, los temores crecientes, estimulados por la caída del valor de las inversiones relacionadas con higerará hasta un punto más amplio incluso el potencial daño El análisis del Banco de Inglaterra ha sido interpretado ya como el síntoma de que lo peor de la crisis podría haber pasado por voces autorizadas como la del anterior responsable de la Financial Services Authority, el mecanismo de control británico, Howard Davies, actualmente al frente de la London School of Economics, quien no obstante advirtió de que la economía aún deberá hacer frente a contingencias, como una recesión que producirá un importante deterioro en la calidad y en los precios de los activos. Así, el propio banco estima que las entidades británicas cuentan todavía con un potencial de unos 192 millones de dólares en conceptos de crédito con dificultades de mover, lo que supone una exposición mayor que la que presentan los bancos de Estados Unidos o las instituciones financieras europeas, si se analiza en proporción al tamaño de cada una de las economías. En consecuencia, el informe detecta un aumento significativo del riesgo de que un colapso de las principales compañías o la propia reticencia a prestar bloquee el sistema financiero, lo que podría motivar que el proceso de reajustes para hacer frente a la nueva situación sea incluso más prolongado y complicado de lo previsto. Con todo, apuntó que lo más probable es que los mercados vayan recuperando la confianza paulatinamente e impidan así que la actual exposición se traduzca en pérdidas. Plan para recuperar la confianza del mercado crediticio El Banco de Inglaterra ha diseñado un plan para recuperar la confianza en el mercado crediticio, que supondrá un desembolso de 50.000 millones de libras (65.000 millones de euros) en concepto de bonos del Estado que la banca británica podrá canjear por parte de sus hipotecas por un plazo máximo de tres años. El proyecto es una respuesta del Gobierno ante la crisis financiera y las propias demandas del sector, que reclamó ayudas para desbloquear los efectos de la situación que estalló el pasado agosto en EE. UU. y que ya ha granjeado críticas al primer ministro, Gordon Brown, por su falta de diligencia a la hora de ofrecer soluciones. Los ingresos por comisiones de las entidades bancarias se estancan en el primer trimestre ABC MADRID. Las cinco principales entidades españolas congelaron los ingresos por las comisiones que cobran a sus clientes durante el primer trimestre del ejercicio en comparación con el anterior. Según datos de las distintas entidades consultados por Servimedia, entre enero y marzo cobraron 3.977,8 millones en comisiones, lo que supone un repunte de sólo el 0,7 con respecto a igual trimestre de 2007, cuando ingresaron 3.948,4 millones. De este grupo, Santander y BBVA fueron las únicas entidades que lograron elevar sus ingresos por comisiones en el primer trimestre. En concreto, la entidad que preside Emilio Botín alcanzó los 2.073 millones, frente a los 2.034 millones de hace un año, es decir un 1,9 más. Mientras, BBVA ingresó 1.175 millones, cuando hace un año obtuvo 1.133, un 3,7 más. En tercer lugar se situó La Caixa, con 309 millones de euros, un 7,2 menos que en el primer trimestre de 2007. Le siguió Banco Popular, con unas comisiones netas pagadas por sus clientes de 215,7 millones, un 4,5 %i nferiores. Por último, Caja Madrid vio cómo sus comisiones se redujeron un 7,9 en comparación con los tres primeros meses de 2007, desde los 222,6 millones a 205,1 millones de euros. potecas, condujeron a una visión del mercado en la que se exageraron de forma significativa las pérdidas ocasionadas y que se hará notar, en última instancia, en el sistema financiero y en la economía en su conjunto puesto que exa-