Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 2 s 5 s 2008 ABC Los hispanos de Estados Unidos se multiplican en número y pobreza El censo federal estima que uno de cada cuatro niños menores de 5 años es hispano PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Mientras el 1 de mayo era celebrado ayer en Estados Unidos con manifestaciones- -protagonizadas sobre todo por hispanos- -para exigir una reforma de inmigración que regularice a los doce millones de sin papeles acumulados desde de los años ochenta, una serie de relevantes informes ha servido para poner en evidencia los claroscuros de la minoría más grande y de mayor crecimiento en el mosaico racial americano. Pero que también acumula las mayores tasas de pobreza e incertidumbre sobre su futuro. Las últimas estimaciones del censo federal han llegado a la conclusión de que en estos momentos 1 de cada 4 niños menores de cinco años en EE. UU. es hispano. Una proporción que tan solo en el año 2000 era de 1 de cada 5 niños. Por Estados, la mayor concentración de este meteórico ascenso demográfico se concentra en Nuevo México, California, Texas, Arizona, Nevada y Colorado. En términos totales, los hispanos suponen ahora un 15 de la población total estadounidense, en comparación con el 12,6 hace ocho años. A diferencia de lo que ocurrió en los años noventa con un masivo fenómeno de inmigración, el nuevo crecimiento de la población hispana se explicaría estrictamente por una tendencia a tener más hijos que la media nacional. Hasta el punto de que la expansión familiar de los hispanos habría sido responsable de la mitad de las ganancias totales de población acumuladas por EE. UU. entre los años 2000 y 2007. Una mujer blanca en Estados Unidos tiene una media de 1,8 hijos. Cifra por debajo del umbral de 2,1 requerido para mantener una población estable. Por comparación, una mujer hispana tiene 2,8 hijos. Sin que falten estimaciones como las publicadas recientemente por el Pew Hispanic Center que apuntan a un 30 de población hispana para el 2050. Los partidarios del referéndum se manifestaron para apoyar al gobernador de Santa Cruz EFE Evo se resigna al referéndum autonómico de Santa Cruz La OEA asume el compromiso del Gobierno boliviano y de la provincia separatista de que no habrá disturbios CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL SANTA CRUZ. El referéndum para aprobar los estatutos de Autonomía de Santa Cruz es irreversible. El Gobierno de Evo Morales, pese a sus esfuerzos para detener la convocatoria de este domingo, no ha tenido más remedio que resignarse al mismo, aunque insiste en que es ilegal, separatista y no reconocerá los resultados. Según la totalidad de los sondeos no menos del 75 por ciento de la población de Santa Cruz votará a favor de un ordenamiento propio para consolidar su Autonomía. La capital y las quince provincias que forman el departamento- -equivalente a región- -serán las primeras en votar un proyecto que tiene previsto entrar en vigor al día siguiente de su aprobación. Los organizadores niegan que sea secesionista. El fantasma de la violencia parece alejarse del mayor desafío que afronta la gestión de Evo Morales. El presidente del Gobierno y Rubén Costas, gobernador del departamento rebelde, se comprometieron ante la OEA a mantener la tranquilidad en las calles. Dante Caputo, secretario de Asuntos Políticos de la OEA, lo garantizó después de entrevistarse con ellos: Hemos dado algún paso. Hablamos un idioma común: afuera la violencia En un clima más sereno que el que se respiraba días atrás, Santa Cruz, el departamento más grande y rico de Bolivia, cerró la campaña en favor del Sí a los estatutos de autonomía la noche del miércoles: Todos debemos ir a votar el domingo y no responder a las provocaciones de nadie La invocación a la tranquilidad partió de Rubén Costas, protagonista de una concentración multitudinaria junto a Branko Marinkovic, presidente del comité cívico que apoya las mismas demandas autonómicas. Que sepa el país y el mundo entero que pregonamos la autonomía en paz y armonía por la unidad del país insistió Marinkovic. nos, como la columnista Verónica Ormaechea, la amenaza persiste: Evo Morales fue el primero en anunciar que mandaría grupos de choque a Santa Cruz para frenar la votación. Cocaleros, movimientos sociales, indígenas, universitarios y afines al MAS han dicho que se movilizarán. Evo debe impedirlo ya que 32 personas han muerto en su Gobierno Escritora y periodista, Ormaechea se refería a los sucesos del pasado año durante el diseño de un proyecto de Constitución, ilegal, discriminatorio, antidemocrático, racista y excluyente en palabras de Roberto Barberí, ex ministro y autor de la ley de Participación Popular que estableció un régimen autonómico municipal. En este contexto, al fantasma de la violencia se suma el de la desintegración, pero también éste parece de momento dejar de tomar cuerpo. La hipótesis de que el referéndum del domingo desemboque en un intento de separación del territorio la despejó también Dante Caputo. El delegado de la OEA se esforzó en aclarar: Hay que sacar del escenario la idea de secesionismo en Bolivia El 2 de julio del 2006 Bolivia votó a favor de una Asamblea Constituyente y de la autonomía para cuatro de los nueve departamentos del país. Evo Morales no respetó la voluntad popular y aprobó, entre gallos y medias noches, una Constitución troglodita recuerda Barberí. El ex ministro ex plica que frente a ese comportamiento los departamentos reaccionaron con la convocatoria de los respectivos refrendos Retroceso económico Sin embargo, esas rutilantes proyecciones vienen acompañadas de una actualidad complicada. Según un informe del Centro para el Progreso Americano, los hispanos de Estados Unidos se llevan la parte del león en cuanto a niveles de pobreza. Con una tasa de miseria del 20,6 no comparable con el 8,2 de blancos. Diferencias que desde el 2000 no habrían hecho más que aumentar en contraposición a la prosperidad más repartida de los noventa. Otro estudio elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también deja claro cómo la crisis económica que sufre EE. UU. tiene un impacto especialmente negativo entre los inmigrantes hispanos. Hasta el punto de que tres millones habrían dejado de enviar remesas de dinero a sus países de origen durante los dos últimos años. El informe también apunta a que la falta de ofertas de trabajo con bajos sueldos junto a una mayor represión de la inmigración ilegal está haciendo que muchos sin papeles se planteen la opción de retornar a sus países de origen en Iberoamérica. Tras cinco años de espectacular crecimiento en el envío de remesas procedentes de Estados Unidos, este flujo de dinero ganado a pulso estaría empezando a experimentar significativos retrocesos. El BID estima que el total de estas transferencias hacia el sur del río Grande se situará en torno a los 45.900 millones de dólares. Temor a la violencia Declaraciones de Evo Morales en las que invocó a las Fuerzas Armadas y a los grupos sociales que le respaldan a defender la unidad de Bolivia hicieron temer que se produjeran graves enfrentamientos este domingo. Aunque para algu- El delegado de la OEA, Dante Caputo, insiste en que la intención del referéndum no es separatista