Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA VIERNES 2 s 5 s 2008 ABC El puente se inaugura con miles de coches atrapados en atascos kilométricos Primeras detenciones en toda España por conducir sin carné C. M. MADRID. Diego se desesperaba ayer como en su vida lo había hecho. Enjaulado en su furgoneta, con su niño de seis meses llorando desconsolado y el aire acondicionado jubilado antes del puente, la carretera de La Coruña le pareció el infierno. Una hora tardó en cubrir 21 km desde la salida de Madrid. Eran las nueve y media de la mañana. Tres horas después había recorrido 87 km y aún le faltaban unos cuantos para alcanzar su objetivo: Salamanca. La N- VI, la llamada carretera de La Coruña, fue una ratonera durante horas para miles de conductores (se alcanzaron hasta 32 kilómetros de retenciones) pero el resto de carreteras no le fueron a la zaga. El puente de mayo de 2008 se convertirá en inolvidable para miles de personas que ayer madrugaron con la esperanza de que otros no lo hicieran. Desde la DGT se admitía a media mañana que se estaban batiendo previsiones. Los desplazamientos anunciados para el Puente de Mayo eran de seis millones y medio. Los madrileños que han elegido las costas del Levante para pasar estos días también sufrieron lo suyo. De Madrid a Tarancón (unos 80 km) los hubo que emplearon tres horas. La A- 3 colgó el cartel de lleno hasta la bandera mucho antes de que lo hicieran las playas valencianas. Al mediodía los atascos kilométricos y las retenciones continuaban y todas las salidas de Madrid se habían sumado ya al parón obligado. Hubo momentos en que se registraron 143 kilómetros de atasco en las autovías con salida desde la capital, según informó la Dirección General de Tráfico. Los siguientes perjudicados fueron los sufridos conductores que optaron por viajar a Andalucía. La A- 4 volvió a colapsarse. Cerca de una hora emplearon los automovilistas desde Madrid a Ocaña a primera hora de la mañana. A medida que avanzó la jornada, las retenciones se trasladaron hasta Santa Cruz de Mudela, Valdepeñas y Ciudad Real y alcanzaron de lleno el paso de Despeñaperros. Una hora y media extra de conducción sumaron aquellos que cubrieron unos 300 km por esta vía. En La Guardia y Ontígola también se produjeron parones intermitentes, según registraban las pantallas de la DGT. A las dos y media de la tarde, la situación persistía y los embotellamientos aún superaban los cien kilómetros. Ya a las seis de la tarde, con casi un día perdido para muchos, las carreteras empezaban a normalizarse y sólo estaban afectados unos nueve kilómetros. En Cataluña, la AP- 7 acumuló hasta 12 kilómetros de colas, desde Mollet del Vallés, en Barcelona, hasta el peaje de La Roca y otros 13 entre Sant Cugat y Martorell. La desesperación para tantos conductores coincidió con el día de entrada en vigor de un nuevo delito al volante: conducir sin carné o licencia, que será penado con entre tres y seis meses de prisión o con una multa de doce a veinticuatro meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días. Los candidatos a infractores son los conductores que se hayan quedado sin carné por perder todos los puntos (3.000, más otros diez mil que lo harán de aquí a dos meses como máximo, cuando concluya el trámite) los que hayan sido privados cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial y aquellas personas que nunca han obtenido el permiso o licencia de conducción (más de 50.000 individuos han sido multados por este motivo en los dos últimos años, según datos de Tráfico) Avisados o no del nuevo delito, ayer fueron detenidos los primeros infractores. Sin datos oficiales aún, trascendieron varios casos. La Guardia Civil informó de cuatro arrestos en Andalucía, el primero de ellos nada más dar las doce campanadas del día 1. Fue en Algeciras y el infractor no tenía carné y además había bebido. Otras tres personas fueron Tres horas para 80 kilómetros Abril cierra como el cuarto mes consecutivo con menos de 200 muertos: 164, el mejor dato desde que existen estadísticas detenidas en la misma población, en Sevilla y en Málaga, éste último motorista. Los agentes también se aplicaron en Santander y en Barcelona, donde la Guardia Urbana practicó varios arrestos. Como no todo podía ser negativo, la DGT informó ayer de otro récord. Abril fue el cuarto mes consecutivo en el que hubo menos de 200 muertos en la carretera, en ¿QUIÉN SE CREE QUE ES TRÁFICO PARA TUTEARME? Los 1.711 paneles de mensajes de las autovías son ya nuestros compañeros de viaje, pero a veces tienen efectos secundarios que obligan a retirarlos en el acto C. MORCILLO MADRID. Eliminad el último mensaje, por favor, que se está organizando un lío increíble Era una llamada de un guardia civil a Tráfico tras la ocurrencia de la DGT. En un panel colgante se leía Si lleva dos horas conduciendo y unos kilómetros más adelante Pare, por favor Los conductores se lo tomaron al pie de la letra y los frenazos se oyeron dos pueblos más allá. En Tráfico ironizan: Son los efectos secundarios. La gente se los toma muy bien, en general, pero a veces nos equivocamos. Una cosa es la percepción en el despacho y otra cuando estás en la carretera Otro ejemplo. El director de la DGT, Pere Navarro, y dos de sus colaboradores acababan de idear sus píldoras para un inminente puente. Se apelaba a la solidaridad. Conductor, no estás solo Una hora después, Navarro se metió en una ratonera en la M- 40 con cientos de coches rodeándole. Los caracteres rojos más que llamativos lucían casi insultantes para los sufridores. Tardaron cinco minutos en retirarlo. En otros casos son enfados puntuales. Recibimos con Uno de los mensajes de Tráfico en las autovías cierta frecuencia llamadas de conductores quejándose porque no nos cabe usted en los paneles. Se ofenden del tuteo. Es un problema de espacio. Tenemos la limitación de doce caracteres, incluidas letras y separaciones La fábrica de ideas de los paneles de mensaje es de la fac- ABC toría de Pere Navarro. Quería reflejar todas las incidencias de las carreteras: atascos, accidentes, meteorología... Cuando no las hay, empieza el bombardeo de mensajes tocando la sensibilidad de quien va al volante y lanzándole dardos, como los que machaconamente nos recuerdan el número de