Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 EDITORIALES VIERNES 2 s 5 s 2008 ABC DIRECTOR GENERAL: JOSÉ LUIS ROMERO DIRECTOR: ÁNGEL EXPÓSITO MORA Director Adjunto: Eduardo San Martín. Subdirectores: Santiago Castelo, Fernando R. Lafuente, Alberto Pérez, Alberto Aguirre de Cárcer, José Antonio Navas y Pablo Planas. Jefes de Área: Jaime González (Opinión) J. L. Jaraba (España) Miguel Salvatierra (Internacional) Ángel Laso (Economía) Juan Cierco (Cultura, Ciencia y Deportes) Mayte Alcaraz (Fin de Semana) Jesús Aycart (Arte) Adjuntos al director: Ramón Pérez- Maura, Enrique Ortego y Ángel Collado. Redactores jefes: V. A. Pérez (Continuidad) A. Martínez (Política) M. Erice (Internacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura y Espectáculos) J. M. Mata (Deportes) F. Álvarez (Comunicación- TV) A. Sotillo (S 6 y D 7) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) y S. Guijarro. PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: JOSÉ MANUEL VARGAS PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA Área Financiera: Jorge Ortega Área de Márketing: Javier Caballero Área de Publicidad: Adolfo Pastor Área Técnica: José Cañizares Área de Recursos Humanos: Raquel Herrera LA LIBERTAD DE LA NACIÓN A hazaña del pueblo de Madrid de aquel 2 de mayo cuyo bicentenario se conmemora forma parte sustancial de la historia de España. Una gran nación se sustenta sobre un quehacer colectivo que es obra de múltiples generaciones. Con sus grandezas y sus servidumbres, los madrileños y todos los españoles que lucharon apasionadamente por la independencia nacional dieron un testimonio inequívoco de valor y de grandeza en defensa de la patria. Hay también una línea directa que une la explosión impetuosa de los héroes del 2 de mayo con la idea de una nación de ciudadanos libres e iguales que desemboca en la Constitución de Cádiz. La Pepa no es fruto de ideas abstractas ni de doctrinas importadas, sino expresión de un constitucionalismo histórico español que enlaza con movimientos análogos en otros países europeos. A pesar de algunas apariencias, también la España moderna e ilustrada estuvo presente en la lucha por la propia soberanía, primer paso imprescindible para vertebrar la libertad política. Por desgracia, el impulso de Cádiz no consiguió iluminar un siglo XIX convulso y conflictivo, aunque dejó una huella imborrable en la historia de la mejor tradición constitucional. Los héroes del 2 de mayo, con la entrega generosa de sus vidas en favor de la patria invadida, reflejan el protagonismo del pueblo soberano en la configuración de la política contemporánea. Se acabaron los manejos secretos del poder absolutista: en su propia desmesura, la reacción popular convierte la voluntad de los ciudadanos en una fuerza irresistible que hace suya la soberanía de la nación como fuente suprema de legitimidad. ABC publica hoy un singular periódico retrospectivo para evocar un acontecimiento determinante en la trayectoria vital de nuestra nación. Bajo el titular Por el Rey, por España los acontecimientos de aquella jornada excepcional son objeto de un análisis detallado que otorga al pueblo de Madrid el papel preponderante que merece. Es GOLPE A LA L L importante destacar que esa rebelión nacida en la capital se extendió después por todas partes, sin distinción alguna de regiones o territorios. La guerra de la independencia fue una guerra conjunta de todos los españoles, de manera que cualquier lectura interesada que pretenda falsear los hechos queda en evidencia ante la investigación inapelable de los historiadores. Es precisamente la certeza de que se trata de una guerra justa contra el invasor extranjero la que otorga un papel fundacional a estos acontecimientos: la España de los ciudadanos, que proclama la soberanía nacional hacia el interior y hacia el exterior, surge de la contribución de todos porque nadie se quedó ni se quiso quedar al margen de ese proyecto colectivo. A pesar de las diferencias ideológicas que habrían de dificultar seriamente la consolidación política del éxito militar contra Napoleón, fue la nación española la que se alzó como dueña de su destino en aquellas circunstancias dramáticas. El conjunto de actos que hoy presiden los Reyes de España en el Ayuntamiento de Móstoles tendrán su reflejo simbólico en la inauguración del monumento a la Libertad, centro y eje de un bicentenario que se celebra con exposiciones, libros y representaciones artísticas de muy diverso tipo. Más allá de discrepancias concretas sobre aspectos organizativos, lo cierto es que el bicentenario del 2 de mayo es todo un éxito desde el punto de vista social y cultural. Lo es, sobre todo, porque los españoles son conscientes de que la verdad histórica fortalece los elementos comunes de una gran nación frente al interés mezquino de algunas minorías irresponsables. Los sucesos dramáticos de aquella jornada apasionante, hace hoy doscientos años, constituyen el origen de la España contemporánea y pueden ser contemplados ahora, por fortuna, desde la realidad de una sociedad próspera y un Estado democrático a la altura que corresponde a nuestro país en Europa y en el mundo. ASIGNATURA EPC a decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de anular algunas expresiones contenidas en las órdenes de la Junta andaluza que desarrollaban la asignatura de Educación para la Ciudadanía demuestra que la pretensión del Gobierno socialista de imponer criterios ideológicos en las aulas no era ni inocua ni inocente. La sentencia acredita, aunque sea de modo parcial, que la asignatura configura una deliberada reconducción ideológica de los alumnos desde muy temprana edad, lo que vulnera el derecho de los padres a la libertad ideológica, religiosa y al pluralismo político, y rebasa a las claras el principio de neutralidad exigible a los poderes públicos, sobrepasando así una enseñanza teórica y práctica de los principios democráticos de convivencia En efecto, la asignatura es polémica, está viciada por el sectarismo y, al menos para un Tribunal Superior, no encuentra total acomodo legal. El varapalo judicial es la demostración de que la oposición frontal a sus contenidos por parte de miles de familias está justificada porque ampara una invasión ilícita y abusiva de los ámbitos de la moral, la ética y el derecho. Ahora el Tribunal Supremo está obligado a pronunciarse porque existe una conexión directa entre las órdenes de la Junta y los decretos estatales que regulan la asignatura. En cualquier caso, la sentencia es una consecuencia directa, otra más, de la particular idea que Rodríguez Zapatero tiene sobre cómo legislar: imponiendo en lugar de negociando y subordinando la libertad a un adoctrinamiento unidireccional y acrítico. DUDAS SOBRE TAGUAS l fichaje del ex director de la Oficina Económica de Moncloa, David Taguas, como presidente de Seopan, el lobby de las grandes constructoras españolas, reaviva la polémica sobre el alcance efectivo de la incompatibilidad de altos cargos de la Administración que automáticamente recalan en el sector privado o asumen actividades vinculadas a su anterior desempeño. Taguas, que alega no estar sujeto a incompatibilidad alguna, está pendiente de un dictamen de la Oficina de Conflictos de Intereses del Ministerio de Administraciones Públicas dada su condición de secretario de Estado y de miembro de Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, encargada de adoptar decisiones vinculantes para Ministerios como Economía, Fomento o Industria. Sería prematuro adelantarse a un dictamen jurídico sobre en qué medida las decisiones de Taguas afectaron a constructoras; pero desde un punto de vista político y estético resulta inevitable una aclaración. E