Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 1 s 5 s 2008 OPINIÓN 11 NAPOLEÓN, GOYA, LA GUERRA Holanda, Inglaterra, Suiza, Francia, se lanzó por el toboAÑANA se cumplen 200 años del 2 de Mayo. ABC gán del 14 de julio de 1789. Bonaparte se hacía con el poder es un periódico liberal que permite a sus colabodiez años después, el 18 de Brumario. Esa concentración radores mantener versiones distintas a las prede historia convirtió a Francia en el proyectil que haría dominantes, en este caso sobre la invasión de España por saltar por los aires la santabárbara del Antiguo Régimen. los franceses: un fulminante despliegue militar precediLa Revolución naufragaría una vez y otra en el Terror. Pedo de un movimiento de siglos, la Revolución Francesa. El ro era necesario pagar un precio de sangre, se repite quiformidable heroísmo del pueblo de Madrid o la calidad mozá abusivamente, como la madre ha de sufrir las contracral de las tropas, desde Bailén a Vitoria, no deben borrar ciones del parto. la aportación de Francia al estado moderno. Willian Pfaff, el gran columnista americano, Vayan al Prado y vean, por favor, la exposición explicaba el domingo: La Revolución Francesa montada por su director, Miguel Zugaza, y por la cambió la historia del mundo occidental... Descomisaria Manuela Mena, Goya en tiempos de guepués, nadie se atrevió a titularse dueño de una narra. Después de un primer recorrido, sentirán la ción. El proceso revolucionario y las guerras naponecesidad de volver a empezar. Buscarán quizá el leónicas transformaron Europa al establecer méretrato de Jovellanos (204 por 133 cm, Prado) del todos administrativos y organizativos que llevamarqués de San Adrián (209 x 127, museo de Navaron al estado napoleónico, con su nuevo derecho y rra) el Ataque a un campamento militar (36 por 57, DARÍO su nuevo sistema de educación. Su sistema no era M. de la Romana) y Esto es peor (57 por 21, StaatliVALCÁRCEL de clases sino de carreras abiertas al talento che Museen, Berlin) La madre huye despavorida Escapamos de una simplificación, reconozcámoslo, pacon el niño en volandas bajo el fuego de los fusileros. En el ra caer en otra. Pero creemos que Bonaparte, artillero de grabado berlinés, un cuerpo mutilado y empalado, la gueorigen, fue como el dios de las puertas, de los comienzos, rra total. San Adrián simboliza la España que no pudo ser. Jano, fenómeno doble, genio del mal, genio del bien, invenJovellanos reflexiona, trata de abrirse paso en la perplejitor de una clase de guerra basada en el aniquilamiento del dad. Goya era, según los sabios, de cultura clásica, viajero enemigo y el arrasamiento del territorio. Heredó de la Recomo Velázquez por Italia, alérgico a los excesos romántivolución un ejército de carniceros al que disciplinó. Domicos. Pintor del Rey, pintó los Horrores de la Guerra para exnó Europa del Atlántico a Moscú en diez años. Pero acabó plicar lo que veía con sus propios ojos. por imponer el Estado moderno sobre sus cuatro patas, Bonaparte fue un rayo, celeste o infernal, de inteligenEjército, Justicia, Enseñanza, Sanidad. Esperado en Pacia estratégica comparable a la de Julio César, unida a la rís cuando embarcaba hacia Egipto, en 1798, recorrería su capacidad de destrucción total cada año tengo un miespacio estelar desde 1799 hasta 1815. El Antiguo Régimen llón de hombres de renta dijo en 1812) Por él, sin embarnecesitó 15 años para acabar con él, gracias a dos buenos go, acabaría imponiéndose la fuerza del derecho, con su militares, Wellington y Koutouzov Las portuguesas, espa. doble componente de humanismo y universalidad. El Cóñolas o italianas tienen hoy derechos gracias al Código Cidigo Civil y la nueva Ley de Administración alumbravil francés de 1800. rían un sistema de funcionarios públicos, elegidos por En la España de 1808, los ilustrados se nutrían de la concursos públicos, emisores de resoluciones públicas... ciencia y el pensamiento llegado a través de la frontera de Esa revolución bullía en Europa desde siglos atrás, conFrancia. Francia congregaba el saber de Europa. Jovellatra la oscuridad y el secreto privados, incrustados en la vinos, en el Prado, se pregunta y trata de entender... Según da política. Eso llevó, como repetimos siempre, a transforlos que saben, su pintor, Goya era un ser de otro mundo, hemar a los súbditos en ciudadanos, titulares de la soberacho de materia sobrenatural, como Bonaparte. nía nacional. Ese movimiento de dos siglos, fraguado en EXTERIOR UNA RAYA EN EL AGUA M DA DE COMER LA MANO QUE A última gran movilización de los sindicatos españoles fue por la guerra de Irak, un asunto de enorme repercusión en los intereses laborales de la clase trabajadora. No mucho antes le habían montado a Aznar una huelga general de la que, al menos hasta Zapatero, no ha habido en España presidente que se libre. Por la torpeza de aquel ensoberbecido gabinete ganaron las dos batallas, la del decretazo y la de la guerra, y contribuyeron a establecer un Gobierno amigo lleno de buena voluntad, buen rollito y ansia infinita de paz... que no les ha hecho ni puñetero caso, IGNACIO aunque para mantener lo CAMACHO que llaman la interlocución social haya seguido apoquinando buenos fondos a la sagrada causa de los hipertrofiados aparatos sindicales. Hoy es el día en que ni siquiera las domesticadas centrales pueden ignorar el ruido de crisis que sacude la economía española, al que sólo el Gobierno hace oídos sordos en un incomprensible ejercicio de autocomplacencia imprudente. Hasta unas organizaciones tan anquilosadas como los sindicatos se sienten en la obligación detirarledelbrazoalpoder parallamar su atención sobre la gravedad del momento, siquiera para apuntalar el discurso socialdemócrata de invertir el superávit en acolchar elhorizontedelos damnificadosporelcreciente desempleo, las subidas de precios y el estancamiento productivo. Se trata de aliados que novan, demomento, atirar piedras sobresu tejado ni a morder la mano que les alimenta, pero al menos es posible constatar la evidencia de un diagnóstico teórico divergente del optimismo oficial, en el que los representantes nominales delmundo del trabajono reconocen la preocupante realidad que viven sus afiliados. No parece, sin embargo, que al zapaterismo le inquiete demasiado la mansa alharaca con que este sindicalismo mortecino le reclama atención hacia una crisis que la doctrina gubernamental niega con terca contumacia. No ve peligro en la ceremonia ritual de un Primero de Mayo en el que los oficiantes han situado uno de los mantras del Ejecutivo- la igualdad- por delante de las reivindicaciones salariales o inversoras. Y no palpa en las rutinarias movilizaciones mayor tensión de la prevista para sostener la clientela. Será una escenificación de suave discrepancia, subsanable con más fondos para el diálogo social y unas cuantas inyecciones populistas de presupuesto. La asfixia económica de las familias, la incertidumbre sobre el empleo inmigrante, la mengua de la escala salarial o la caída del consumo todavía no han sacudido la escala de prioridades de un sistema de poder blando acaramelado con eldiscurso devoluntarismo igualitario del presidente. La luna de miel ha perdido encanto, pero no forma parte aún del pasado ni de la nostalgia. Las manifestaciones dehoy serán sólo lainevitable escenografía de un rigodón de intereses convergentes. Pláticas de familia que no alcanzan apenas el volumen deuna disputa. Zapatero no tiene motivos de inquietud ante un frente laboral dócil y sosegado; ni siquiera es necesario que toque la flauta mágica de su apaciguamiento. Sería contraproducente, no vaya a ser que esa música tan suave despierte a los sindicatos de la siesta. L