Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES www. abc. es deportes MIÉRCOLES 30- -4- -2008 ABC Otro año en blanco para el Barça Un tanto de Scholes y su impotencia ofensiva le apea de la Champions y le condena por segunda temporada Manchester United Barcelona 1 0 Scholes ya había volteado a Messi a diez centímetros del lateral del área para que los de Rijkaard entendieron que nada iba a ser igual que en el primer encuentro. No se arrugó el Barça. Para nada. Salió a lo suyo. A lo que sabe. A tener el balón y jugar más cerca de Van der Sar que de Valdés. Lo consiguió en los primeros diez minutos. El partido estaba en su cabeza y en sus piernas. El Manchester, sin Rooney, se ajustaba a un clásico 4- 4- 2 con Cristiano Ronaldo, otra vez, como hombre de referencia arriba y miraba al frente sin perder de vista lo que dejaba atrás. No podía estar más emocionante y abierto el partido cuando Zambrotta perdió un balón tonto. De hecho venía de haber perdido otro y en su afán de recuperarlo metió un pase interior de esos que cualquier lateral medianamente inteligente sabe que nunca puede ejecutar. El balón cayó en los pies de Scholes, que pasaba por allí, y el pelirrojo incombustible ni se lo pensó. Zapatazo al ángulo. Valdés voló en balde. Old Trafford bramó. Suele pasar, ese tanto desorientó al Barça, que dejó de hacer todo lo que había hecho hasta entonces. Se encogió, dudó y pasó un cuarto de hora largo a merced de los ingleses, aunque sin sufrir excesivo peligro salvo en algún centro lateral. Pasada la media hora se rehizo. Aparecieron Xavi, Deco e Iniesta y de esa asociación volvió la posesión del balón. Además Messi encontró la fórmula para inquietar a la defensa roja a base de diagonales, todas con peligro. Deco remató dos veces con mucha intención pero sin acierto No volvió el Barça en toda la segunda parte- -aunque apretara al final y acorralase a los de Ferguson con más corazón que cabeza- -a ser el mismo, a cogerle el aire al partido. Perdido Etoó. Agotados Iniesta, Deco y Xavi, las mejores ocasiones, incluso, fueron para el United y ni la entrada de Henry, Bojan y Gudjhonsen pudo remediar lo irremediable. Manchester United (4- 4- 2) Van der Sar; Hargreaves, Ferdinand, Brown, Evra (Silvestre, m. 90) Nani (Fletcher, m. 75) Carrick, Scholes (Giggs, m. 75) Park; Tévez y Cristiano Ronaldo. Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Zambrotta, Puyol, Milito, Abidal; Xavi, Touré (Gudjohnsen, m. 87) Deco; Messi, Eto o (Bojan, m. 71) e Iniesta (Henry, m. 60) Árbitro: Fandel (Alemania) Tarjeta a Deco, Zambrotta, Touré, Carrick y C. Ronaldo. Gol: 1- 0. m. 14: Scholes. ENRIQUE ORTEGO ENVIADO ESPECIAL MANCHESTER. Salvo que Rafa Benítez y sus chicos del Liverpool lo impidan esta noche en Stamford Brie, en la final de Moscú no se hablará castellano. La última esperanza del fútbol español se esfumó ayer en Old Trafford, donde el Barça quiso, pero no pudo. Estuvo ahí, cerca, muy cerca. A tiro de un gol. Pero para este Barça un gol es un mundo. Por algo lleva cuatro partidos consecutivos sin marcar ninguno. Como sólo perdía por la mínima tuvo sus opciones hasta el final. Un tanto resolvía la eliminatoria a su favor, pero el Manchester supo rentabilizar con rabia y entrega el golazo de Scholes y ya es el primer finalista de esta Champions que tendrá final inglesa. Como aventuraba Rijkaard en la previa y suele suceder en este tipo de encuentros tan igualados todo se resolvió en un detalle. O mejor dicho, en dos. En un error imperdonable de Zambrotta y en un tremendo acierto de Scholes, que a sus 33 años siempre aparece cuando más le necesita su equipo. Todo lo que sucedió después estuvo marcado por esa doble acción. El Manchester supo jugar con el marcador a favor y el Barça se pegó de bruces con su impotencia ante la puerta contraria. Así es imposible no sólo llegar a la final de la Champions sino ser un equipo medianamente competitivo. Pero lo peor para el Barça no sucedió ayer con su eliminación y quedarse fuera de su quinta final de la Copa de Europa. Lo peor está por venir. Ya no hay excusas ni coartadas. Messi parecía no creerse que su equipo está, también, fuera de Europa Ya no puede agarrarse a ningún título salvador. Dos años consecutivos en blanco exigen un cambio, una revolución que debe afectar a todas sus estructuras. Casi, casi que las semifinales se tenían que jugar a un sólo partido. Nada que ver la intensidad, el ritmo, el frenesí futbolístico de ayer en Old Trafford con el partido de ida del Camp Nou. Entonces sólo quiso jugar el Barça. Ayer era cosa de dos. El Manchester no se podía permitir ante los suyos una pasividad como la de entonces. Es más, saltó al césped sobreexcitado. A los treinta segundos AP La afición pide la dimisión de Laporta y Rijkaard habla de salir con la cabeza alta Cuando esperaban en las gradas para abandonar Old Trafford, gran parte de los cuatro mil aficionados azulgrana pidieron con sus gritos la dimisión de Joan Laporta. Mientras, desolados, los jugadores salían del vestuario con pocas ganas de hablar. Xavi se lamentaba de haber perdido una oportunidad histórico y aseguraba que el Barça había sido mejor en los dos partidos. Valdés compartía la tesis: Nos vamos con la cabeza muy alta. Hasta el final hemos tenido oportunidad de meternos en la final Rijkaard, visiblemente afectado porque era consciente de que había podido ser su último partido con el Barça en esta competición, simplemente comentó: Hemos hecho un gran partido y sólo nos ha faltado el gol. Es un momento complicado y difícil, y ahora lo que necesita el grupo es ayuda. Los futbolistas tienen que mostrar carácter y coraje, y acabar la temporada lo mejor que se pueda. De este partido salimos con la cabeza bien alta Intensidad, ritmo, frenesí ABC. es Siga la actualidad de la Liga de Campeones en http: www. abc. es deportes