Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO MIÉRCOLES 30 s 4 s 2008 ABC que taponan a las nuevas generaciones. ¿Puede esto evitarse? -Ahora no se puede. Tienen derechos adquiridos y es difícil. Pero sí que podemos incentivarlos y capacitarlos para que dejen el funcionariado. El tapón se desatascará gracias a los directores de los diversos institutos. Cada uno deberá limpiar su propia casa, impulsar a los jóvenes y apartar las rémoras que tenga. Queremos directores que sean científicos y que tengan capacidad de ejercer. Que puedan reclutar y elegir adecuadamente a su personal y que repartan sus recursos en los proyectos que elijan. Luego todo eso se evaluará en función de los resultados y tendrá sus consecuencias. ¿Qué parámetros se van a tener más en cuenta? Rafael Rodrigo, ayer, en la sede del CSIC durante la entrevista con ABC Si no arreglamos ahora la Ciencia, es para denunciarnos Rafael Rodrigo sPresidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas El nuevo presidente del CSIC, respaldado por el Ministerio de Ciencia más poderoso que ha habido nunca en España cree que ha llegado el momento de modernizar la ciencia española. Tenemos capacidad, dinero y voluntad política. Es ahora o nunca POR JOSÉ MANUEL NIEVES FOTO CHEMA BARROSO MADRID. ¿Por qué hay en Es- -Es cierto. Hay pocos científicos. Hay que tener más, para emprender proyectos de vanguardia. Y para eso hay que tener condiciones para atraer a los mejores, vengan de donde vengan. Condiciones idóneas de trabajo, para que sean competitivos. Pero no sólo eso. Hay que tener una carrera científica bien definida. Y después acortar la edad de entrada de los científicos al sistema. era la correcta. Y ahora además tendré mucho más apoyo en el Gobierno, con el nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación. Con lo cual, podremos ser más ambiciosos que hasta ahora. Traer buenos científicos y darles recursos económicos para que puedan trabajar. Y buenos equipos de investigadores, doctores, becarios, etc. -En la práctica queremos ofrecer contratos competitivos, con medios para que los científicos puedan trabajar desde el principio. Son contratos de cinco años. Al tercer año se les evaluará y podrán incorporarse al sistema con contratos indefinidos. Si no pasan la evaluación, les quedan dos años para buscar otro sitio donde trabajar. -Imagino que como investigador se habrá encontrado más de una vez con interminables trabas burocráticas... -Hemos hecho cuatro grupos. Uno evalúa la producción científica, libros, artículos publicados, etc. Otro grupo valora la formación, cuántas tesis se leen, en cuántos cursos especializados se participa, etc. El tercer grupo mide la posibilidad de captación de recursos económicos competitivos, y el cuarto se refiere a la transferencia del conocimiento al sector productivo, a la creación de empresas o patentes. Hemos empezado por lo más simple, cuantificar. Ahora evaluaremos algo más que cantidades. ¿Quién hará las evaluaciones? paña tan pocos científicos? ¿Cómo se ha tomado eso el personal del CSIC? -Serán paneles de evaluación externos, científicos de reconocido prestigio. No estamos obligados a usar la ANEP, que es la agencia de evaluación española. Lo cual no quiere decir que no la podamos utilizar. Pero yo quiero usar estándares internacionales y lo más ajenos posible al sistema español. Me gustaría crear paneles muy específicos en todas las disciplinas, que no deberán estar sometidos a la normativa española. Esos comités se podrán usar para valorar contratos o proyectos, o institutos enteros, y podrán ampliarse según las necesidades de cada momento. La idea es que en el comité también haya españoles, que los hay muy buenos, y no solo extranjeros. en agencia. Pero la legislatura se agotó justamente ahí. No hemos desarrollado la agencia. Estamos ahora ante ese reto, que no sólo debe ser nuestro, sino también del propio Ministerio, del cual somos una herramienta. Pero aún queda... -Sí, conozco bien esos problemas... y evitarlos es mi reto como gestor. Hemos limado ya algunas trabas, como agilizar la contratación de personal. Los grandes logros científicos a veces no tienen visibilidad porque no se pueden desarrollar los proyectos, ¿Cómo se concretará eso? -Estamos inculcando en el CSIC la cultura de la evaluación. Los científicos estamos acostumbrados a ser evaluados continuamente. Nuestros currículum están siempre encima de la mesa. -Eso es verdad, pero se puede arreglar. Se dan todas las condiciones para poder hacerlo. Es ahora o nunca. Tenemos capacidad, recursos económicos y la voluntad del Gobierno para hacerlo. Tenemos el Ministerio de Ciencia más poderoso que ha habido nunca en España. Se dan todas las condiciones y no hay que desaprovechar la oportunidad. Si no lo arreglamos ahora, es para denunciarnos. -En un reciente editorial, la revista Nature alertaba contra la burocratización del CSIC, que amenaza la Ciencia en España. -Muchos científicos son funcionarios, con puestos de por vida -Las grandes empresas empiezan a mirar a la investigación. Pero falta mucho. Hay aún muchas trabas burocraticas que debemos eliminar. Está ya autorizada una fundacion CSIC para atraer capital privado que financie aquellos proyectos que después puedan tener aplicación. La otra herramienta es crear sociedades mercantiles que se muevan en su ámbito. que puedan generar transferencia de manera fluida. No es que la Administración ponga trabas, es que es una traba en sí misma porque funciona de otra manera... ¿Se reforzará la colaboración y se fomentará la participación del sector privado, de las empresas? ¿Cuál ha sido la primera medida que ha tomado? ¿Será su política al frente del CSIC de continuidad o de ruptura con la anterior? -Creo que la política que se ha venido haciendo hasta ahora -Estamos en el inicio de un nuevo CSIC. En la legislatura anterior se dio un paso de gigante al transformar el CSIC ¿Se puede hablar ya de un nuevo CSIC? Cada instituto deberá limpiar su propia casa, impulsar a los jóvenes y apartar las rémoras que tenga -Nombrar el equipo necesario para afrontar este reto. Se han creado ya los puestos y están todos en funciones, trabajando de forma desinteresada, hasta que no los nombre el Consejo Rector, que espero se constituya como mucho en un mes. Si no, tendremos problemas.