Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 MADRID EN EL BICENTENARIO DEL DOS DE MAYO LA CULTURA MIÉRCOLES 30 s 4 s 2008 ABC El levantamiento y... ¡Ac- ción! Desde que José Buchs estrenó la película muda El dos de Mayo en 1927 hasta el paso por las salas de El dos de mayo de José Luis Garci, con 15 millones de presupuesto, han transcurrido más de 80 años y muchos metros de cinta con la Guerra de Independencia como fondo POR LUIS CONDE- SALAZAR INFIESTA Luis Buñuel fue fusilado por las tropas francesas de ocupación un 3 de mayo de 1808. Caracterizado con hábito de monje- -él, que según sus propias palabras se consideraba ateo, gracias a Dios oculto tras una barba y dejando ver en su mano un enorme rosario, estaba acompañado en el paredón por sus amigos el doctor José Luis Barros, el productor Serge Silberman y el escritor José Bergamín. Con esta escena se inicia uno de las películas emblemáticas del genio surrealista de Calanda, Le fantôme de la Liberté El fantasma de la Libertad (1974) Recordaba Buñuel en su autobiografía Mi último suspiro que aquella dramatización simbolizaba una libertad política y social y se hallaba inspirada en sucesos verdaderos en los que el pueblo español gritaba realmente viva las cadenas al regreso de los Borbones por odio a las ideas liberales introducidas por Napoleón Si bien los que vociferaron aquello eran sólo unos pocos- -el exceso formaba parte tanto del surrealismo como del cine- -se trata de una mise en scène muy del universo narrativo personal del director sobre esos trágicos y heroicos acontecimientos. En un plano posterior la estatua de un guerrero le suelta a un oficial francés un memorable guantazo. Es una inspiración basada en la Leyenda de Toledo de Gustavo Adolfo Bécquer titulada El beso en la que un dragón gabacho se enamora de la escultura en mármol de la bella Elvira, y al intentar rozar sus labios con los de ella, recibe una caricia de la mano de piedra del guerrero, amante de la dama. Desde que el santanderino José Buchs (1896- 1973) estrenó la película muda El dos de mayo en 1927 hasta los prolegómenos del paso por las salas de El Dos de Mayo de José Luis Garci, con 15 millones de euros de presupuesto, dirección artística de Gil Parrondo y trama extraida de los Episodios Nacionales de Galdós (el protagonista no es otro que Gabriel Araceli, personaje central de los capítulos dedicados al levantamiento contra los franceses de los textos galdosianos, encarnado por el actor Quim Gutiérrez, que tiene un Goya como no podía ser menos) han transcurrido más de 80 años y muchos metros de película con la Guerra de Independencia como fondo. Buchs, quien en su vida profesional rodó más de 50 películas, fue un auténtico pionero de la industria cinematográfica española, maestro de maestros y el primer realizador que se ocupó de este asunto con el debido talento. Para comprobarlo no hay más que acercarse el día 1 de mayo al Cine Estudio del Círculo de Bellas Artes donde tendrá lugar una proyección especial de la película, con acompañamiento al piano de Javier Pérez de Azpeitia. El dos de mayo es uno de los dos films históricos que Buchs dedicó al conflicto contra los franceses: el otro es el El guerrillero o El Empecinado de 1930 y, como el anterior, con guión de Federico de Oliván. Pero más de una década antes ya se habían rodado dos trabajos, uno dirigido por Adriá Gual titulado El calvario de un héroe y otro por Fructuoso Gelabert y José de Togores El cuervo del campamento am- Arriba, fotograma de la película El Dos de Mayo de José Luis Garci. Abajo, El Dos de Mayo de José Buchs, estrenada en 1927. Entre ambos filmes han transcurrido 80 años bos inspirados en la obra de teatro El soldado de San Marcial de Valentín Gómez y Gómez y Félix González Llana. No sería esta la última versión de la pieza teatral, puesto que en 1935 Raphael Sevilla y Ernesto Vilches atacaron de nuevo y dirigieron una postrera adaptación, a la que dieron por nombre El 113 Volviendo a Buchs hay que decir que en algunas de su películas aparecía actuando el zaragozano Florián Rey (1894- 1962) un inadaptado o, más bien, un incomprendido cineasta, realizador nada menos que de Nobleza baturra descubridor de Imperio Argentina, de quien el bueno de su biógrafo Agustín Sánchez Vidal, llegó a decir que era Nuestro Pionero No hay que olvidar, desde luego, el tratamiento que recibieron en el cine los héroes Daoíz y Velarde