Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA MIÉRCOLES 30 s 4 s 2008 ABC El fiscal pide la reapertura del caso Enaitz al disponer de nuevas pruebas SONIA BARRADO LOGROÑO. El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, Juan Calparsoro, anunció ayer que ha solicitado a la jueza de la localidad de Haro la reapertura de las diligencias previas del caso Enaitz el del joven de 17 años que murió atropellado en 2004 en el municipio riojano de Castañares de Rioja y a cuyos padres el conductor reclamó 20.000 euros por daños en su vehículo. El Ministerio Público dio este paso a la vista de las pruebas recabadas desde el pasado enero. Calparsoro se reunió entonces con el fiscal delegado de Seguridad Vial y entre ambos decidieron estudiar si existía la posibilidad de elevar el proceso civil a penal, ya que hubo cuestiones que no se tuvieron en cuenta El fiscal detalló ayer que ha pedido a la jueza que tome declaración como imputado a Tomás Delgado, el conductor que atropelló al joven, a los padres del menor, a los guardias civiles que redactaron el atestado inicial y a testigos presenciales. Asimismo, le solicita que tenga en cuenta el atestado de la Unidad Central de Reconstrucción de Accidentes de la Guardia Civil de Tráfico, que ha sido significativo para Calparsoro y que ha motivado en buena parte que se haya pronunciado de forma afirmativa para la reapertura. Según el informe del fiscal, dado a conocer ayer, en ese atestado residen novedosos elementos de prueba como que la velocidad del automóvil podría llegar a los 160 kilómetros por hora e incluso superarlos en una vía limitada a 90 y que el conductor pudo ver al ciclista con tiempo suficiente para realizar una frenada evitando la colisión El documento también refleja que a Delgado se le practicó la prueba de alcoholemia una hora después del accidente, la cual dio una tasa de 0,15, pero habría que preguntarse qué habría dado en el momento del siniestro señaló el fiscal. Calparsoro remarcó que su decisión es una petición para una nueva instrucción. Se está pidiendo que se investigue, no una condena precisó, y solicitó que no haya un juicio paralelo al conductor. Aunque ahora tiene la palabra la jueza de Haro, los padres de Enaitz mostraron ayer su satisfacción, ya que en los últimos meses han mantenido la esperanza de que pudiera reabrirse el caso. Quince detenidos por grabar carreras ilegales, apostar y colgarlas en la red Manipulaban vehículos deportivos para ganar caballos y usaban gas de la risa C. MORCILLO MADRID. Quince jóvenes de Mallorca pueden enfrentarse a entre dos y cinco años de prisión por conducción temeraria y o suicida debido a su afición a la adrenalina de la velocidad. La Policía les ha detenido en Palma después de comprobar que organizaban, grababan y colgaban en la red carreras de coches ilegales, conocidas como pikas (se han rastreado más de 150 vídeos) Al más puro estilo de las carreras americanas de dragster sin paracaídas, los individuos habían convertido estas competiciones nocturnas y de fin de semana en el eje de sus vidas. De lunes a viernes, el grupo de amigos- -todos por debajo de los 25 años, salvo el instigador- -se dedicaba a sus respectivas ocupaciones con la mente puesta en la siguiente carrera. A la caída de la noche los deportivos- -se han intervenido 15 de más de 200 caballos- -tomaban las vías urbanas e interurbanas de la isla y los polígonos industriales. Corrían las apuestas de hasta mil euros, saltaban los flashes de los teléfonos móviles y de las cámaras de vídeo de una mano a otra y se congregaban los seguidores en las medianas y arcenes a jalear a los intrépidos. Dos máquinas preparadas para matar tras modificarse sus sistemas electrónicos y aumentar hasta un 20 por ciento los caballos reales de potencia, que ya eran muchos, corrían en paralelo y aceleraban a capricho hasta rozar la meta, a 1,5 km. Competían entre ellos y con quien se cruzaran, atravesándose entre el resto de vehículos, con la potencia disparada por la manipulación en un taller y por el combustible usado, óxido nitroso, el conocido como gas de la risa muy volátil y no autorizado que puede costar hasta ocho euros el litro. La mezcla con la gasolina produce una combustión similar a la explosión de un motor reactor de un avión. La operación la puso en marcha el grupo de redes abiertas de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía. En Youtube y otras páginas siguieron la pista de Matías, el humilde y su pandilla, en los que el susodicho se jactaba de sus habilidades al volante, de sus cuatro deportivos- -un Lamborgini de 500 CV un Audi RS 4, de 400, un Toyota Supra y un Dodge Viper- -y de su alto nivel de vida (es hijo adoptivo de un conocido empresario de la construcción de Mallorca) Cómo se acerque la Policía, nos van a poner las pilas, chavales -oían los agentes en los vídeos mientras buscaban quien se ocultaba detrás de rostros más que comunes- Matías, de 31 años, fue detenido el lunes después de que intentara embestir al policía que LOS COCHES UTILIZADOS Nos van a poner las pilas Se han intervenido quince coches de más de 200 caballos. ABC Entre ellos, un Lamborgini de 500 CV, un Audi RS 4, de 400, un Toyota Supra y un Dodge Viper Test de alcoholemia tardío trataba de arrestarlo. Propietario de una tienda de juegos electrónicos, tiene antecedentes por pirateo Sus amigos ya habían caído durante el fin de semana cuando los funcionarios abortaron una de estas competiciones ilegales. Todos han quedado en libertad con cargos. Se les imputan delitos contra la seguridad del tráfico, aun sin concretar, por lo que se De bajo nivel cultural, trabajaban para pagar sus coches; algunos padres dieron las gracias a la Policía El instigador es hijo de una conocida familia mallorquina, tenía 150 vídeos en internet y alardeaba de su dinero les ha retirado el carné de conducir y confiscado sus deportivos (quince en total) De bajo nivel cultural, sus vidas giraban en torno a estas carreras y todo lo que ganaban lo invertían en los coches. Uno de ellos llegó a presentar cuatro avales bancarios para poder comprar su deportivo. Los padres de algunos de los chicos han dado las gracias a la Policía por arrestarlos, dado el peligro que suponían para ellos y para los demás. El fiscal coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, aseguró ayer que pedirá aplicar la ley con rigor contra estos individuos por la enorme peligrosidad de sus comportamientos y anunció que se estudiarán las imputaciones caso a caso. Como ya había apuntado hace unos meses, la Fiscalía se propone perseguir no sólo a los que conducen, sino a los que están detrás: los que promueven, organizan, difunden y organizan apuestas con dinero de por medio