Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 s 4 s 2008 OPINIÓN 11 EL COMPLEJO DE ANTI- CENTRO LISTAS ABIERTAS UNA RAYA EN EL AGUA UN MINISTRO L den a la realidad social y el éxito en lograr su sintonía es AS menciones al centro político generan un herla oportunidad que en cada tempo se ofrece al político pes en metabolismos aparentemente tan opuesque quiera tener más votos de los que ya tuvo y retuvo. tos como la derecha de toda la vida y la recién conNo es ocioso tener en cuenta que, en no poca medida, Joversa, procedente a menudo de la izquierda más- -por hn McCain es centrista. decirlo de algún modo- -disparatada. Será porque el cenEl análisis de las últimas elecciones que Arturo Motro tiene algo de atmosférico y de naturaleza empírica reno presenta en Nueva Revista es muy indicativo. que se aleja tanto de un sistema ideológico como de las Evidentemente, llegar al poder es mucho más difícil armazones integristas y predeterminadas. Sabemos que conservarlo. Es una buena lección para el que después de la UCD, tanto o más que de iniciaPP a veces demasiado convencido de ser el parti, tivas posteriores como el CDS o la Operación Redo natural del poder, con lo que mantuvo polítiformista, el Partido Popular logró refundarse y camente una actitud tan numantina mientras tender de forma voluntariosa su red electoral hala sociedad española iba a su modo asimilando cia el centro. Había sido un largo itinerario: de la la tragedia del 11- M. Entonces dejó de existir, y AP al PP hasta ir dando cuerpo a una textura poen eso estamos, un contexto político de socielítica que abarcara la totalidad del centro- deredad consensual como dice Moreno. En las eleccha. Dicho de otro modo: retener la fidelidad del ciones legislativas, el PP ha crecido, pero no de votante de derecha y tender una mano sugerente VALENTÍ forma significativa en Cataluña, y perdió votos hacia el centro, por entonces bien acunado por PUIG en Galicia y en el País Vasco, que son precisalas voces del felipismo. Esto, que a primera vista mente las tres comunidades en cuyas elecciones autonóparece dicho y hecho, resulta ser la más delicada y commicas va a ponerse más pronto a prueba el liderato de pleja de las operaciones, porque hay algo en el voto de Rajoy. En Castilla- La Mancha, los logros del PP han sicentro que es inasible, casi invisualizable a diferendo nítidamente de centro. En cambio, el crecimiento cia del voto clásico de la derecha y de la izquierda. electoral del PSOE se nutre de IU, ERC y PNV: el PSOE Ese voto en gran parte incuba en la zona mesocrátide Zapatero vampiriza a sus coaligados. Territorialca de la sociedad española. Lo aportan unas clases memente, la implantación del PP parece descompensada y dias profesionales, cada vez más profesionales y menos es una advertencia para el futuro electoral. La conclupatrimoniales, y lo que antes llamábamos clases trabasión de Nueva Revista es que, sin olvidar ese zócalo de jadoras, que han ido diversificándose y esclareciendo más de diez millones de votos, al PP se le hace necesaria gracias al ascensor social de las últimas décadas, engra cierta aproximación a las actitudes y posiciones polítisado en sus idas y venidas por el crecimiento económicas de centro Ampliar el electorado conservando las co en un país que invirtió con tino las ayudas estructucotas propias: esa es una inteligencia estratégica para rales de la Unión Europea y pactó socialmente. Con esa el PP, y no estar refunfuñando cada vez que aparece el clase media ahora ocurre que el Estado la tiene fiscalcentro. Para esa estrategia, lo peor es la hipertrofia parmente muy castigada. titocrática en la calle Génova o la fosilización de los vaAlgo que parece tan obvio en realidad ofende a los nolores. Apenas concluía el recuento de las legislativas y vísimos ideólogos de la derecha porque sospechan que ya estábamos de nuevo en campaña. ¿Es eso un abuso mentar el centro es introducirles en su ciudadela un cadel sistema o por el contrario puede conectar mejor a ballo de Troya que les haga más tibios y blandos, equilos políticos con lo que desea la sociedad? Quien mejor distantes y ambivalentes, que les obligue a renegar de sepa aprovecharlo va a mejorar sus caladeros. principios y les anegue con tanto matiz y flexibilizavpuig abc. es ción. En realidad, matices y flexibilidades correspon- INCOMPETENTE ESDE que la descentralización autonómica vació el Ministerio de Sanidad de contenidos y responsabilidades de gestión, todos los titulares del ramo se han vuelto literalmente incompetentes, pero los hay por partida doble que se empeñan en demostrarlo incluso en las escasas competencias que se han quedado por transferir. La falta de quehaceres concretos se ha convertido en causa de desgracias mayores, pues para justificar su cargo los ministros cavilan el modo de pasar a la Historia con reformas legislativas de molesta repercuIGNACIO sión en la vida cotidiana. CAMACHO Elena Salgado, por ejemplo, nos quitó de fumar tratando en vano de alcanzar la cúspide de la OMS, y en su cruzada contra el alcohol a punto anduvo de cargarse el próspero sector vitivinícola. A Bernat Soria le ha dado por causas mayores, y para consolarse de que Zapatero le haya amputado también de su control la materia de investigación científica- -supuesto justificante de su nombramiento, aunque falseara el currículum- -anda coqueteando con debates de auténtica nitroglicerina social, como el aborto y la eutanasia. O se dedica a perseguir a escobazos a los capellanes de hospital. Todo sea con tal de no quedarse para inaugurar simposios. Sucede sin embargo que el ministro de Sanidad también lo es de Consumo, y es éste un ámbito en el que, como demostró su antecesora Celia Villalobos, no resulta menester ser una eminencia gris para meter la pata. Al manejar, o acaso provocar, con imprudencia suicida la crisis del aceite de girasol, Soria ha mostrado su clamorosa incompetencia en uno de los pocos asuntos de los que aún es teóricamente competente. Quizá se pueda gestionar peor un problema, pero no tan deprisa. Acaso pueda ofrecerse información más confusa, pero no tan demoledoramente perniciosa. Es posible sembrar mayores alarmas, mas no tan injustificadas. Y sin duda está al alcance de cualquiera perjudicar con todo ello por separado a consumidores, comerciantes, industriales o agricultores, pero es difícil conseguirlo con todos a la vez. Soria lo ha logrado en tiempo récord- -un fin de semana- para acabar envainándosela a renglón seguido, y además ha proyectado la sombra de la colza sobre una sensible memoria colectiva. Si el girasol se repone de este golpe habrá que apostar por el sector como símbolo de rocosa supervivencia productiva. Ha sido un episodio relámpago, un blitz de gestión nefasta en control sanitario, información pública y negligencia política, que doctora al ministro en ineptitud cum laude. Si se trató de una cortina de humo para tapar las cifras de paro habría que cambiarle la bata blanca por una estrellada túnica de aprendiz de brujo. Como los embriones con los que experimenta se le vayan de las manos con la misma facilidad, este Soria puede acabar como un doctor Jekill del zapaterismo. El presidente ha hecho bien quitándole la investigación de su cartera; a un tío capaz de organizar este descalzaperros en un Ministerio hueco no conviene entregarle ni una probeta. Que las carga el diablo. D