Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 GENTE www. abc. es gente LUNES 28- -4- -2008 ABC Spiderman y Harry Potter, en la lista negra por nocivos para los niños iraníes ABC Barbie echa a perder la revolución El fiscal general iraní pide, por carta, medidas al vicepresidente del país para frenar los nefastos efectos culturales y sociales que Barbie, Batman, Spiderman o Harry Potter ocasionan a los niños y jóvenes, cuya personalidad se está malformando ROSA BELMONTE MADRID. Spiderman haría bien en replegar los lanzatelarañas dedos pulgar, índice y meñique y, para el caso, estirar el corazón (el dedo) y dedicárselo, enhiesto, a quien corresponda. Ghorban Ali Dori- Nadjafabadi, fiscal general de Irán, se muestra preocupado por la importación de videojuegos y la promoción de personajes como Barbie, Batman, Spiderman o Harry Potter. No es que vea que la rubia tiene una cintura imposible, le molesten las mallas del hombre araña, no le guste Robin para Batman o considere excesivo el maquillaje de Daniel Radcliffe (o piense, como el periódico Kayhan que Harry Potter es una trama sionista) Lo que ve es el peligro que presuntamente supone toda esa gentuza para los valores de la revolución. Pretende llamar la atención de todos y especialmente de los encargados de la cosa cultural. Pide, asimismo, soluciones de sustitución. No cambiar huríes por Barbies (al fin y al cabo, las huríes son para que jueguen los hombres creciditos, no las niñas) No cambiar científicos locos que enriquecen uranio (para electricidad, por supuesto) por hombres araña o ayatolás- transformers por muñecos de Batman. No. Se trata de sustituirlos por iguales. Una especie de excepción cultural juguetera. Pero, incluso en Irán, el mercado es sacrosanto, por mucho que este hodiatoleslam (autoridad del islam) se desviva por la supervivencia de las fábricas del país (también por la salud de los niños, aunque el exceso de plomo esté más de parte de los integristas religiosos) Cuando se ha intentado dar muñeca musulmana por liebre yanqui, el público no ha respondido. El año 2002 se lanzó la respuesta iraní a Barbie y Ken: Sara y Dara, promotores de esencias tradicionales. Los muñecos fueron impulsados por el Instituto para el Desarrollo Intelectual de los Niños y Jóvenes, una agencia del Gobierno afiliada al Ministerio de Educación con ejecutivos menos avispados que los de Mattel. Los vendedores de juguetes, que no son autoridades del islam pero empujan para lo hondo, afirmaron que las niñas que jugaban con la descocada Barbie podían crecer rechazando valores culturales. Y, manos a las pistolas que no llevamos, que una Barbie era más nociva que un misil americano. Más tarde, la muñeca propuesta fue Razanne, todavía más estricta. Con velo y cuerpo de preadolescente. Nada de curvas ni ropas ceñidas. Hace dos años, la policía de Teherán hizo incursiones por las jugueterías para obligar a poner tiras de cinta aislante negra (me temo que allí no se llama cinta americana) en las cajas de las Barbies. No en los ojos porque fueran menores sino a la altura de los cuerpos para tapárselos. En un país donde hasta multan a las mujeres por llevar el velo mal puesto, Barbie es de las pocas que abiertamente se salta las reglas. Hace dos años la Policía de Teherán tapó en las jugueterías el cuerpo de Barbie con cinta aislante negra Barbie se ha convertido en un pequeño gran peligro SAN BERNARDO