Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 s 4 s 2008 MADRID 47 El calor azota el Maratón: el Samur triplica las atenciones y reanima a dos infartados De los 141 corredores asistidos, 24 tuvieron que ser ingresados en algún centro hospitalario M. OLIVER MADRID. El calor fue el protagonista indeseado de la XXXI edición del Maratón de Madrid. Una trampa. El buen clima animó a un gran número de corredores a participar en la prueba, pero las altas temperaturas obligaron a los servicios de emergencias a atender a 143 personas, casi el triple de las intervenciones realizadas durante el año anterior. De ellas, 24 tuvieron que ser ingresadas en diferentes hospitales. Las más graves, un hombre de 43 años y una mujer de 33, que sufrieron sendas paradas cardiorrespiratorias. El varón fue ingresado en el Hospital Gregorio Marañón con pronóstico grave. Eran las dos y media de la tarde. La carrera ya había terminado y se encontraba con su mujer e hijos tras cruzar la meta de El Retiro. En ese momento perdió el conocimiento. Una unidad del Samur- Protección Civil le sacó de la parada con un desfibrilador semi- automático, indicó Emergencias Madrid. Estoy bien... Ya me puedo ir dijo tras recuperar la conciencia. Nada más incorporarse, volvió a sufrir un nuevo infarto, del que le sacaron gracias a un masaje cardíaco. Los psicólogos del Samur tuvieron que atender a sus familiares, que presenciaron el drama en directo. Dos horas antes, una mujer árabe también sufrió una parada. Fue a la altura del número 43 de la calle del Doctor Vallejo Nájera. En mitad de la carrera se desplomó con la suerte de que una Unidad de Soporte Vital Básico del Samur se encontraba muy cerca del lugar. Las descargas de un desfibrilador le devolvieron la consciencia, por lo que fue trasladada al Clínico con buen pronóstico Asimismo, el Samur atendió a otras 141 personas en diferentes puntos de la carrera, todas con heridas propias de la celebración de un maratón, como desfallecimientos, problemas musculares, esguinces de tobillo y rozaduras, entre otras. Un total de 24 de ellas necesitaron ser trasladadas a hospitales, entre las que destaca el caso de una corredora que sufrió una aparatosa fractura de cadera. La participante pudo golpearse con una barrera lateral y caer. Según señaló el portavoz de Emergencias Madrid, el calor Nos ha cogido con la guardia bajada Fue un invitado sorpresa. Es cierto que en Madrid llevaba días reinando el sol. La manga corta comenzaba a salir del armario y los parques, de padres e hijos. Pero el calor que azotó ayer a la capital, sobre todo por la mañana, cogió a más de uno con la guardia bajada en pleno maratón. Algunos corredores reconocieron ayer a ABC que los veintitantos grados que marcaron los termómetros les complicaron el trabajo. Ni nosotros ni otros participantes esperábamos que el calor llegara a marcar tanto el día. A algunos les ha cogido con la guardia bajada Es por ello, por lo que más de uno optó por retirarse en mitad de la prueba o tomárselo con un poco más de calma. Hoy me daba igual la marca que hiciera. Prefiero llegar bien a casa comentó un atleta. La XXXI edición del Maratón contó con algo más de 13.000 participantes ERNESTO AGUDO Esguinces, rozaduras... Una mujer se rompió la cadera en plena carrera al golpearse con una valla lateral de protección Además, se instalaron tres Unidades de Soporte Vital Avanzado, nueve de Soporte Vital Básico, ocho equipos sanitarios y de Protección Civil a pie, ocho unidades motorizadas de Soporte Vital Básico, ocho unidades ciclistas de Soporte Vital Básico, tres vehículos medicalizados de intervención rápida y coordinación, dos equipos de apoyo logístico, tres Puestos Médicos Avanzados en el paseo de Coches del Retiro, diez técnicos de equipo de materiales y cuatro de comunicaciones. Asimismo, se dispuso de la central móvil integrada de Coordinación e Información (Cicoin) como centro de coordinación operativa de los servicios de Seguridad (Policía Municipal, Bomberos y Samur- Protección Civil) que se situó frente a la Puerta de Granada. Para velar por la seguridad de participantes y espectadores, en el operativo intervinieron 400 efectivos de Policía Municipal y del Cuerpo de Agentes de Movilidad. Era la única forma de garantizar la seguridad de los 13.000 participantes. Cuatrocientos agentes ha favorecido el aumento de atenciones este año, ya que el Maratón de 2007 terminó con 58 heridos, ninguno de gravedad. El dispositivo sanitario puesto en marcha por el Ayuntamiento desde las 9.00 a las 17.00 horas contó con un centenar de efectivos entre médicos, enfermeras y técnicos de emergencias.