Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL LUNES 28 s 4 s 2008 ABC El Gobierno de México cede a las presiones de la izquierda radical MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Los legisladores del Frente Amplio Progresista (FAP) liberaron las tribunas del Senado y de la Cámara de Diputados, después de imponer sus condiciones para debatir la reforma energética presentada por el Gobierno del presidente Felipe Calderón. Los diputados y senadores del FAP (que agrupa al Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo y Convergencia) habían okupado hace dos semanas las sedes del Congreso de la Unión, para impedir por la fuerza que el Legislativo pudiera dar luz verde a la transformación de la paraestatal Pemex dentro del actual periodo de sesiones, que concluye el próximo día 30. La izquierda mexicana- -inmersa en una grave crisis interna que la tiene al borde la fractura- -había puesto como condición para abandonar las tribunas un compromiso del gubernamental Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido Revolucionario Institucional (PRI, principal fuerza en los Estados y teórico aliado del Ejecutivo en esta materia) para que el proyecto gubernamental se discutiera durante cuatro meses. Finalmente, todas las fuerzas parlamentarias acordaron que el análisis de la iniciativa se prolongue. Los congresistas de la izquierda radical abandonan el hemiciclo tras ganar el pulso al Ejecutivo EFE Hugo Chávez amenaza también con expropiar la siderúrgica Sidor ABC CARACAS. ugo Chávez siempre campa a sus anchas. Ayer, el presidente de Venezuela descartó pagar unos 4.000 millones de dólares al grupo argentinoitaliano Techint por la nacionalización de la empHresa Ternium- Sidor y advirtió de que si no se llega a un acuerdo expropiará la siderúrgica y ordenará la ocupación de la planta. En su particular programa de radio y televisión Aló presidente Chávez, con su habitual tono prepotente, amenazó: No les voy a pagar 4.000 millones de dólares ni 3.000 millones por Sidor y si no llegamos a un acuerdo en las próximas horas, el martes firmo el decreto de expropiación y mando a ocupar la fábrica Chávez preguntó si los dueños de la siderúrgica están locos cuando piden 4.000 millones de dólares por la venta de la empresa, que el presidente ordenó renacionalizar.