Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 28- -4- -2008 ABC Soldados del Ejército afgano tomaban ayer posiciones en Kabul después de que los rebeldes abrieran fuego con la intención de asesinar al presidente durante un desfile militar Tres muertos y decenas de heridos en un atentado contra el presidente afgano Hamid Karzai sale ileso del segundo ataque que sufre por parte de los talibanes, cada vez más audaces en sus objetivos MIKEL AYESTARÁN MADRID. El cerco talibán está cada vez más próximo a Kabul y la presencia militar internacional no es suficiente para garantizar la seguridad del propio presidente, Hamid Karzai, que ayer salió ileso del segundo intento de atentado que sufre desde su llegada al poder. La insurgencia volvió a golpear en el corazón del país, en la ciudad en la que más clara es la huella dejada por estos siete años de reconstrucción que comenzaron a partir de la victoria sobre el régimen talibán. Esta vez el objetivo no era un autobús de militares o un convoy de la Policía. En esta ocasión, los terroristas querían llegar hasta el cabeza del Gobierno, al que acusan de ser un mero títere en las manos de la Casa Blanca, y casi lo consiguen. Kabul se disponía a conmemorar el 16. aniversario de la victoria de los muyahidín sobre el presidente prosoviético Mohamed Nayibullah con un desfile militar presidido por Karzai, sus ministros- -algunos de ellos señores de la guerra que tomaron parte activa en el colapso comunista- -y una amplia representación diplomática extranjera encabezada por el embajador británico y el enviado estadounidense. La gran explanada situada en las afueras de la capital, en las proximidades del estadio olímpico y de la mezquita de Eid Gah, parecía la zona más segura del país- -totalmente tomada por las fuerzas de seguridad y con los accesos bloqueados- -hasta que de pronto un grupo de insurgentes abrió fuego desde las ruinas de unos edificios próximos, usando armas ligeras y cohetes, contra la tribuna de autoridades. Al menos tres personas perdieron la vida- -un parlamentario, un líder tribal y un niño de diez años- -y decenas de los presentes en el acto resultaron heridos en un ataque que pudo verse en directo por el canal de televisión nacional, que había preparado un gran despliegue para cubrir la celebración. Los afganos fueron testigos de primera mano de la falta de seguridad hasta en su propia capital, donde mayor concentración de soldados extranjeros hay por metro cuadrado en el país. Pocas horas después del ataque, Hamid Karzai utilizó el canal estatal para tranquilizar a los ciudadanos y condenar que los enemigos de Afganistán, los enemigos de la seguridad y el progreso, han intentado interrumpir la ceremonia y sembrar el terror El dirigente también quiso adelantar que las fuerzas de seguridad han detenido a diez sospechosos de tomar parte en la acción En las imágenes de televisión se percibió el caos ocasionado tras el inicio de los disparos, que rompieron la solemnidad de las salvas militares. La gente huyó del lugar a la carrera mientras los mandatarios eran evacuados por sus guardaespaldas. Como suele ser habitual en todas las acciones, la insurgencia reivindicó la acción con rapidez y uno de sus portavoces, Zabiullah Muyahid, informó por teléfono a varias agencias nacionales e internacionales que el comando estaba formado por seis personas, tres de las cuales murieron en el tiroteo y otras tres escaparon a un lugar seguro El propio Muyahid detalló que el ataque fue llevado desde un lugar situado a cien metros del presidente usando fusiles de asalto AK 47 y lanzagranadas RPG. Finalmente quiso añadir que había milicianos listos para inmolarse Esta acción supone el primer acto relevante de la temida ofensiva de primavera en la capital y persigue uno de los objetivos expuestos por el mulá Bradar hace pocas semanas: Llevar al actual Gobierno al colapso El líder talibán también advirtió por medio de un comunicado enviado a los medios locales que en los próximos meses usarán nuevas técnicas para lograr la salida de las tropas internacionales del país. Debido a los grandes medios con los que cuentan las tropas extranjeras, los talibanes optan especialmente por ataques suicidas, colocación de minas- -como la que en septiembre del pasado año mató a los dos últimos soldados españoles y a su intérprete en Sembrar el terror Kabul conmemoraba ayer el 16 aniversario de la victoria muyahidín sobre los prosoviéticos