Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Final feliz del secuestro del pesquero español LUNES 28 s 4 s 2008 ABC Lo que se tenga que saber se sabrá cuando lleguemos a España La tripulación del Playa de Bakio necesitará ayuda psicológica C. MORCILLO MADRID. Estábamos a su merced, apuntados con metralletas, en tensión permanente. Si no les obedecías en el acto, te hacían el gesto de cortarte el cuello Con matices, ese es el mensaje que ayer, el día después de la liberación, transmitió la tripulación del atunero Playa de Bakio a sus familiares. Fue el día de las conversaciones más pausadas y el cruce de ánimos, con las comunicaciones aún muy restringidas (sólo un teléfono) dado que los secuestradores cortaron la línea telefónica del buque. Los aparatos electrónicos, los móviles y los objetos de más valor desaparecieron con los piratas, pero algunos arramblaron incluso con las mantas y las sábanas. Saqueo en estado puro, pese a que el dinero del rescate ya estaba supuestamente depositado a buen recaudo. Nadie desde el Gobierno ni la armadora ha confirmado este pago, cifrado en 1,2 millones de dólares por fuentes oficiales somalíes. Los tripulantes, agotados, se despacharon con un lacónico lo que se tenga que saber, se sabrá a su debido tiempo, cuando lleguemos a España Sus familias aseguran que desconocen si ha habido dinero o no. Ni lo niegan ni lo afirman. Eso es lo último que les preocupa. Mari Carmen, esposa de Ángel Fernández, contramaestre del barco, natural de Bayona (Pontevedra) expresa de for- Ainhize Serma, hija de Juan Pedro, uno de los marineros, aguarda la llegada de su padre ma gráfica cómo están los ánimos: Lo tienen encima, eso no hay quien se lo quite. Necesitarán ayuda cuando lleguen. Los 30 años que lleva en el mar no sirven ante algo así Asegura a ABC con voz calmada que su marido también lo está, ahora sí pero le nota un cansancio infinito. Y no sólo ella. Marián, la hija del patrón Amadeo Álvarez, también de Bayona, habla de la fatiga de su padre. Dice que le ha notado el ánimo muy bajo para como es él. Emocionalmente deben haber sufrido mucho Brenda, hija de Cándido Senra, vecino de Amadeo y Ángel, confirma el estado general de los 26 tripulantes. Hay que imaginar, como en cualquier secuestro, que negocien con tu vida a cambio de dinero; hay que imaginar que uno está en la otra punta del EFE mundo, en el mar, a merced de unos individuos a los que a duras penas entiendes, a los que se les transparentan los huesos y no sabes como van a reaccionar. Necesitarán apoyo psicológico; es lo normal adelantan los allegados. Físicamente el cautiverio no les ha hecho mella, tal y como certificó ayer un médico de la fragata Méndez Núñez que les examinó tras la liberación, informa Efe.