Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 s 4 s 2008 Fútbol DEPORTES 105 El Barcelona se desconecta Deportivo Barcelona 2 0 Deportivo (5- 4- 1) Aouate; M. Pablo, Lopo, Amo, Coloccini, Filipe Luis; Whilelmsson (Cristian, m. 83) De Guzmán, Juan Rodríguez, Lafita (Verdú, m. 85) y Xisco (Riki, m. 73) Barcelona (5- 3- 2) Pinto; Zambrotta (Edmilson, m. 69) Thuram, Puyol, Márquez, Sylvinho; Giovanni (Ezquerro, m. 76) Touré (Deco, m. 57) Gudohnsen; Bojan y Henry. Árbitro D. Ferreiro. Tarjeta a Deco, Lafita, Sylvinho, Edmilson y Márquez. Goles 1- 0, m. 54: Juan Rodríguez. 2- 0, m. 76: Pablo Amo. Sólo el Villarreal se interpone entre la Liga y el Madrid J. M. ARQUIMBAU CASTELLÓN. Con la derrota del Barcelona en Riazor, sólo el Villarreal, que esta tarde tratará de defender la segunda plaza de la clasificación en su visita al Betis, puede impedir que el Real Madrid se proclame campeón a falta de cuatro jornadas para el final de la Liga si los de Schuster vencen al Athletic de Bilbao en el Santiago Bernabéu. Los castellonenses (62 puntos) tienen ante sí una oportunidad de oro para afianzarse en la segunda plaza de la Liga y abrir una brecha de cuatro puntos con el Barça, que tras el tropiezo de ayer se queda anclado en 61 puntos. La principal novedad en el Villarreal es la vuelta a la portería de Diego López, tras cumplir un partido de sanción por su expulsión hace dos jornadas en Almería, mientras que el delantero danés Tomasson regresa a la convocatoria tras un mes lesionado. Robert Pires es la gran duda que mantendrá Pellegrini hasta el último momento, después de que unos problemas musculares le hayan impedido entrenarse los últimos días. El mexicano Guille Franco y Josico son bajas seguras por lesión. TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN Vaya desastre. Vaya vergüenza. La prioridad de la Liga de Campeones no implica despreciar a los aficionados. El sueño de la Champions no impide que los suplentes intenten aprovechar la oportunidad recibida para ganarse un puesto en un equipo golpeado por las críticas. Rijkaard regaló el partido y los reservas confirmaron la razón de su ostracismo. Ni un ápice de ilusión, ni una carrera con ganas. El mejor conjunto de la segunda vuelta arrolló a un adversario sin carácter. Los blanquiazules ya pisan área UEFA. Los azulgrana sólo piensan en Europa, desconectados ya de la Liga, como tabla de salvación de un año repleto de problemas internos. Ronaldinho fue la mecha. Anoche no jugaron Rifé, Torres, Gallego, Costas, De la Cruz, Rexach, Fusté y Asensi porque no estaban inscritos, pero a su edad no habrían desmerecido respecto a lo visto. Rijkaard habría tirado de ellos, si hubiera podido, con tal de preservar más titulares para la cita de Manchester. Lo que tiró el entrenador del Barcelona fue la Liga y los tres puntos. No sólo dio descanso a Messi, Eto o y Xavi, sino que sentó en el banquillo a Deco e incluso a Víctor Valdes. Se dio descanso hasta a sí mismo. Frank no se atrevió a relegar a Puyol, porque habría sido demasiado, pero quiso compensar la ausencia de titulares con una defensa de cinco hombres, emulando a Lotina, en busca de un empate resultón. Se estrelló. La diferencia es que el 5- 4- 1 del preparador blanquiazul es ofensivo, se basa en la presión y en la agresividad. Una estrategia que ha convertido al Deportivo en el mejor once de la segunda vuelta, apoyado en el acierto de jugadores como Lafita y el sueco Whilelmsson, un compendio de calidad. Ayer, el conjunto de Riazor volvió a de- Puyol abandona el campo del Deportivo tan abatido como cansado mostrar su explosión, frente a un enemigo que salió a especular y se arruinó por no arriesgar nada. El once coruñés fue el único que salió a ganar. El adversario, ni lo intentó. Ni lo pensó. De Guzmán cogió las riendas y con su pressing total echó EFE Lamentable partido de los azulgrana, plagados de reservas, arrollados por un Deportivo que se mete en zona UEFA atrás al Barcelona. Su acoso inagotable robó balones y propició las dos ocasiones desperdiciadas por Lafita y el balón al travesaño enviado por Xisco. Las oportunidades falladas eran la advertencia de los goles que iban a llegar. Pinto no podía soportar mucho más. OJO CRÍTICO De Guzmán puso la presión Enrique Ortego PRIMERA PIEDRA DEL ALIRÓN osiblemente Frank Rijkaard hizo ayer lo que tenía que hacer jugándose lo que se juega el martes en Old Trafford, nada menos que la final de la Champions pero no sería extraño que dentro de unas semanas, no muchas, pueda acordarse del partido de Ria- P zor y esos puntos entregados antes de siquiera disputarlos, como cabe esperar de un equipo de su categoría y con una plantilla calificada a principios de temporada como la mejor y más completa de la Liga. Después de la derrota- -ridículo incluido- -de ayer, el segundo puesto lo tiene cada vez más complicado. Por aquello de que al final de esta temporada hay Eurocopa y que muchos azulgrana la jugarán con sus respectivas selecciones, ser tercero este curso complica mucho la existencia del próximo. Los internacionales tienen después de la cita de Austria y Suiza sus merecidas vacaciones y tener que disputar una eliminatoria previa de la Liga de Campeones a mitad de agosto va a complicar mucho la pretemporada, giras por Oriente y Las Américas incluidas. Por el Bernabéu, desde luego, están encantados de que el Barça tirara el partido de esa manera. Así, ayer se cumplió la primera de las tres premisas que tienen que encadenarse para que el Real Madrid cante el alirón esta misma jornada. Es decir, hoy. Ahora sólo falta que el Villarreal tampoco gane esta tarde al Betis en Sevilla- -Pellegrini no va a hacer de Rijkaard precisamente- -y después los de Schuster ganen al Athletic, situación- -esta última- -que parece que algunos han medio pasado por alto. Ganar el título con cuatro jornadas de adelanto sería otro detalle a tener en cuenta. El tercer clasificado de la Liga aguantó cincuenta y cuatro minutos, hasta que Juan Rodríguez remató una preciosa acción nacida a los pies de Whilelmsson, con el pase de la muerte perfecto lanzado por Lafita. Si De Guzmán es el alma, Whilelmsson es la clase y Lafita el espíritu ganador. El Deportivo vislumbraba hace cinco meses un desastre y hoy pisa zona UEFA, con el IVA de disfrutar de una línea ascendente que supera a quienes le preceden en la tabla. La diana de Rodríguez castigó la mezquindad del Barcelona. Rijkaard sacó a Deco y a Edmilson para abandonar el 5- 3- 2 y recuperar el 4- 3- 3. Puyol pasó a ser lateral derecho y Edmilson permitió que Giovanni se sumara al ataque, junto a Bojan y Henry, quienes vivieron también un día de descanso en el césped. Vaya noche la suya. Los cambios del holandés no sirvieron para nada. Los caseros continuaron arrollando. Pablo Amo sentenció el duelo al cabecear una falta botada por ese sueco sensacional. Era el premio a una superioridad insultante. Insultante fue la actitud del Barcelona.